Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Leonardo de Miragliano

5.488páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Leonardo Miragliano.jpg
Leonardo no es un Hechicero ni un General. Es un personaje único, y la palabra que mejor le describe es “genio”. Sus especialidades son las ciencias, la alquimia y los estudios.

Leonardo da Miragliano tuvo unos orígenes oscuros y humildes en las tortuosas calles de su ciudad. Su genio se dio a conocer por primera vez cuando era un simple aprendiz de uno de los arquitectos del Príncipe, ocupado en reconstruir la ciudad según un nuevo plan. El Príncipe Cósimo pasó a inspeccionar las obras y, por casualidad, vio los planos que había dibujado el joven Leonardo. El Príncipe se dio cuenta que Leonardo era el genio que había estado buscando, e inmediatamente le puso a cargo de sus grandes planes para la ciudad. Después de muchos años, Leonardo no sólo había completado el plan general para la nueva Miragliano, sino que además había rediseñado las murallas, hasta hacerlas más inexpugnables que antes. Leonardo se convirtió después en el inventor de la corte de Cósimo y su casa. El talento de Leonardo pronto recibió peticiones de todos los Príncipes y ciudades de Tilea, y puso su intelecto a trabajar en muchos y variados problemas, además de servir como consejero de muchos generales mercenarios. Su fama finalmente llegó incluso al Imperio. Esto favoreció la creación de los inventos más famosos de Leonardo, que se encuentran en la Escuela Imperial de Ingenieros. Leonardo dirigió esta organización y creó muchas nuevas máquinas de guerra mientras estuvo allí, las más famosas de las cuales son los temidos Tanques a Vapor.

Una de sus aficiones y el ejercicio intelectual favorito de Leonardo era diseñar torres inclinadas. Se puso como meta diseñar una torre que permaneciera en pie a pesar de tener el más exagerado ángulo de inclinación. En poco tiempo, todos los Príncipes de Tilea competían entre sí por conseguir el último diseño de Leonardo de la torre más extraña y que desafiara la ley de la gravedad.

Leonardo también diseñó una gran cantidad de extrañas máquinas de guerra potencialmente efectivas. Muchas de ellas no son más que bosquejos sobre trozos sueltos de pergamino, o en el reverso de mapas o mensajes militares que Leonardo hacía para pasar el tiempo mientras se hallaba en un campamento en mitad de una campaña. Le entregaba estos bosquejos a los diversos Príncipes Mercaderes a los que sirvió, por si acaso le pedían construir la máquina.

Normalmente sus patrones estaban demasiado ocupados guerreando y simplemente guardaban los planos para utilizarlos más tarde. Muchos de estos ingenios no pueden construirse todavía con la tecnología actual disponible. Aún así, estos planos, que ahora se hallan dispersos a todo lo largo y ancho del viejo mundo, cambian de manos por enormes cantidades de oro, y son muy codiciados por todos los Príncipes Mercaderes.

FuentesEditar

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar