Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Llanura de los Huesos

6.023páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios0 Compartir
Llanura huesos.jpg

Al norte de Nehekhara y al este de las Montañas del Fin del Mundo yace la Llanura de los Huesos. Se trata de una tierra desértica, despojada de vegetación por las ráfagas de viento contaminado que soplan desde el norte, arrastrando la polución de los hornos y factorías del imperio de los Enanos del Caos, y arrasada por siglos de abusos de las tribus errantes de Orcos y Goblins. Sus límites septentrional y oriental encajan con los dominios de los Enanos del Caos, donde la Torre de Gorgoth vigila constantemente la Desolación de Azgorh. El borde sur termina en las arenas contaminadas que son bañadas por las venenosas aguas del Mar del Terror.

La Llanura de los Huesos es un desierto de arena refractaria multicolor de la cual emergen enormes cajas torácicas de tamaño muy superior al de un hombre. Para los Dragones no existe un lugar más trágico que la Llanura de los Huesos. Este desierto de arena caleidoscópica fue antaño la última morada de los Dragones que, cuando presentían que su muerte estaba próxima, viajaban a aquella tierra lejana para iniciar su sueño eterno, para que sus huesos reposen junto a los de sus ancestros tal y como lo llevaban haciendo desde antes de que ninguna otra criatura inteligente hubiese caminado por el mundo.

Incluso ahora se amontonan esqueletos gigantescos emergiendo de sus arenas rompiendo la linea del horizonte y pilas de huesos blanqueados elevándose hacia el cielo. Aquí yacen los huesos de los grandes Dragones ancestrales: costillas largas como colinas, cráneos del tamaño de torreones y fémures del grosor de enormes robles. Esos huesos datan de la era dorada de la raza de los Dragones, antes de empezar su largo declive. Los Dragones actuales, incomparablemente más poderosos que cualquier miembro de otra raza, son pigmeos en comparación con sus ancestros.

Hasta los días de la irrupción del Caos en el mundo, los Dragones volaban hasta esta tierra desolada cuando sentían que sus días en el mundo estaban terminando. Al final de su último vuelo, caían muertos en la llanura. Nadie sabe qué instinto los llevaba hasta aquí, pero a través de los milenios literalmente decenas de miles de Dragones llegaron aquí con su último aliento. Esto continuó así hasta que el portal del norte se quebró y liberó el Caos al mundo, y la Llanura de los Huesos cambió. El poder mutante del Caos se hundió en la arena, corrompió los pozos y penetró en los cadáveres de los dragones.

De este modo, los Dragones muertos se alzaron una vez más, con sus ojos brillando con una luz antinatural, y sus huesos visibles a través de sus pellejos resecos. Estas horribles criaturas aún vagan por la Llanura de los Huesos, malignas y casi desquiciadas, guiadas por ansias antinaturales. Los Dragones son criaturas orgullosas, y no desean someterse a tal destino, y desde entonces ya no han vuelto a venir aquí al final de sus días, aunque ya nadie sabe dónde acuden ahora.

Desde entonces, vampiros y poderosos Nigromantes de todo tipo han acudido en peregrinaje hasta este antiguo paisaje y rebuscan entre los muchos restos de Dragones. Una vez encuentran un cadáver adecuado, estos señores de los No Muertos usan el exceso de Magia Oscura que impregna el lugar para resucitarlo como su montura eterna. Estas criaturas antaño majestuosas se incorporan de nuevo con un gran rugido desesperado antes de inclinarse para permitir a su nuevo amo que monte sobre sus poderosos hombros.

Entre los huesos de los Dragones yacen también otros huesos, atraídos a esta tierra oscura por la promesa de riquezas ilimitadas, puesto que para aquellos dispuestos a asumir los riesgos, la Llanura de los Huesos es una fuente de tesoros inconmensurables. Para ayudar a su digestión, los Dragones tragan gran cantidad de oro y gemas, que se quedan en sus estómagos para moler las grandes cantidades de comida que un Dragón debe ingerir para seguir con vida.

Cuando los Dragones mueren, sus brillantes cuerpos suelen contener tesoros dignos de un rey para todos aquellos lo suficientemente imprudentes o idiotas como para intentar apoderarse de ellos. En una tierra abrasada por el inclemente sol, sin ninguna fuente de agua potable y poblada de miles de escorpiones venenosos y monstruos mutantes, la muerte llega fácilmente. Algunos mueren al beber de los pozos envenenados; otros se convierten en las presas de los terribles Dragones Zombis. Muchos mueren porque la avaricia les lleva a olvidar las más elementales técnicas de supervivencia. Sus huesos blanqueados yacen en las arenas de este lugar, probablemente el más inhóspito del mundo.

Cuatrocientos años después de la caída de Strigos a manos de los pieles verdes, la vergüenza de esta derrota se volvió insoportable para el vampiro Strigoi Vorag Diente Ensangrentado, que fue conocido como el primer Rey Necrófago por reunir un ejército de Necrófagos y tratar de reconstruir el reino perdido. Creó una capital en las profundidades de la Llanura de los Huesos y dirigió su ira contra las tribus vecinas de Goblins, pero de nuevo enfrentarse a esa marea furiosa resultó letal tanto para él como para sus sueños, y su imperio cayó como Strigos.

Omdra la Terrible vs Tamurkhan.jpg

Los ejércitos de Tamurkhan se enfrentan a Omdra la Terrible en la Llanura de los Huesos.

Hacia el 2509 CI, mientras los Enanos del Caos hacían preparativos para el viaje de Tamurkhan hacia el oeste de las Tierras Oscuras, y en honor al trato cerrado con Drazhoath el Ceniciento, Tamurkhan y sus guerreros se unieron a la Legión de Azgorh en su lucha contra uno de sus enemigos más antiguos y terribles: la dragona Omdra la Terrible. Este monstruo de leyenda se había despertado de nuevo y extendido rápidamente su dominio sobre todo el norte de la Llanura de los Huesos, haciendo huir a todos con la colosal sombra de sus alas negras. Al margen de su tamaño, Omdra no era una bestia común, sino una criatura antigua y retorcida, con un dominio sobre la Magia Oscura capaz de rivalizar hasta con el famoso Sayl el Infiel, y por cuya inhumana voluntad emergían Fauces del Terror de las arenas negras para luchar junto a manadas de desquiciados y hambrientos Necrófagos, para quienes la dragona era prácticamente una diosa, y se lanzaban con salvaje piedad contra los Kurgan. En esta batalla murieron millares, tanto Kurgan como Enanos del Caos, y aquí cayó el gran Engendro del Caos Garth'grak, y hasta el poderoso Bubebolos sufrió graves heridas cuando la Dragona de Pesadilla y sus sirvientes emboscaron a la columna principal del ejército en mitad de la noche. A cambio de un alto precio en sangre y hechicería se logró herir de gravedad a la diosa Dragón, que huyó a reposar bajo los huesos de sus parientes muertos y dejó de ser una amenaza para la Desolación de Azgorh, al menos por un tiempo. A cambio de este derramamiento de sangre, los siervos de Hashut honraron a Tamurkhan con el regalo de un hacha de guerra digna de su estatura, una hoja con oscuros encantamientos que sustituyó la del Déspota poseído por el Señor de los Gusanos, que se había roto durante la lucha en el cráneo granítico de una Fauce del Terror. Asimismo, a petición de Tamurkhan, tomaron a los casi cien Gigantes que aún luchaban con la horda y les aplicaron sus artes de forja y brujería, envolviéndolos en placas de hierro y equipándolos con grandes garfios y picos para que pudieran escalar y derribar mejor las fortificaciones que habrían de encontrar al llegar al Imperio.

Conflictos de canonEditar

Según Ejércitos Warhammer: Reyes Funerarios de 6ª Edición, la Llanura de los Huesos era conocida como las Llanuras de la Abundancia en Nehekhara y estuvo bajo el control del Rey Alcadizaar el Conquistador de Khemri, pero esta región ya era descrita como "reseca" antes incluso de la Gran Catástrofe. No obstante, el Libro de Ejército de esta misma facción de 8ª Edición indica que los ejércitos de Nehekhara ya habían penetrado en las Tierras Oscuras antes incluso del ascenso de Settra.

También en 6ª Edición, Ejércitos Warhammer: Condes Vampiro dice que los Dragones Zombi fueron despertados por primera vez por el profano Ritual de Nagash, y no por la llegada del Caos y la aparición de la Magia Oscura.

Fuentes Editar

  • Ejércitos Warhammer: No Muertos (4ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Reyes Funerarios (6ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Condes Vampiro (6ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Condes Vampiro (8ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Reyes Funerarios (8ª Edición).
  • Warhammer Fantasy JdR: Amos de la Noche (2ª Ed. Rol).
  • Tamurkhan: The Throne of Chaos.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar