Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Lothern

5.903páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir
Yoann Boissonnet Estrechos de Lothern.jpeg

Lothern es la mayor de todas las ciudades de Ulthuan y la capital de Eataine, el más poderoso de todos los reinos élficos en la actualidad. Originalmente, Lothern no era más que un pequeño pueblo de pescadores pero durante el reinado de Aethis el Poeta, se gastaron enorme grandes cantidades de dinero para transformarla de a una gran ciudad para acomodar el incremento de comercio con las colonias y los otros reinos élficos.

Mas adelante, durante la regencia de Bel-Hathor el Prudente y aconsejado por el futuro rey Finubar, se revocó el edicto que denegaba a los hombres el acceso a Ulthuan. Abriendoles la ciudad de Lothern a los mercaderes humanos y en poco tiempo, se agolpaban barcos procedentes del Imperio, Bretonia, Marienburgo, Arabia, Catai y otros muchos que querían visitar la ciudad élfica más importante. De esta forma empezó un segundo período de gran crecimiento para Lothern.

Los habitantes de Lothern, crecen con el conocimiento de la importancia del comercio y desarrollan una actitud mas tolerante y cosmopolita del mundo que sus pares de otros reinos de Ulthuan. Pero también es un lugar de intrigas y politiqueos en el que las casa comerciales tratan siempre de imponerse sobre las otras y las rivalidades están a la orden del día.

Ciudad Editar

The glittering tower by neisbeis-d4sqmwb Altos Elfos.jpg

La Torre Resplandeciente

La primera cosa que puede ver un marinero que se aproxime a Lothern es la Torre Resplandeciente, un gran faro llena de miles de lámparas que según la tradición no podían apagarse nunca, situado en una isla rocosa en la entrada de las traicioneras aguas de los Estrechos de Lothern, siendo una de las maravillas más famosas y magníficas de Lothern.

Esta titánica fortaleza vigila las rutas a la Puerta Esmeralda, la principal ruta marítima a Lothern. En su base había poderosas fortalezas, cada bastión equipado con docenas de lanzavirotes y atendido por cientos de guerreros de la Guardia del Mar. Las fortificaciones se mezclaban de manera natural con los acantilados y rocas de la isla de un modo a la vez letal y estéticamente agradable. La Isla Esmeralda en sí era una poderosa fortaleza en forma de arco que cubría la distancia entre los colmillos de roca que formaban la boca del estrecho de Lothern. Una brillante puerta cerraba la ruta por mar a Lothern, aunque la habilidad de sus diseñadores permitía que pudiera abrirse rápida y suavemente cuando surgía la necesidad.

Cualquier atacante que se aproxime a la Puerta Esmeralda quedará irremisiblemente atrapado en medio de un mortífero fuego cruzado procedente de las grandes máquinas de guerra de la Torre Resplandeciente y las que hay en la propia Puerta. La visión de estos gigantescos bastiones consigue que cualquiera que venga con malas intenciones se lo piense dos veces antes de atacar.

Puerto Elfo por DavidNash.jpg

Guiado por un timonel Élfico, el navío cruza la Puerta Esmeralda, un gran arco fortificado repleto de máquinas de guerra y de los lanceros y arqueros de la Guardia del Mar de Lothern. Dos gigantescas compuertas de bronce grabado y con monstruosas esmeraldas engarzadas en ellas cierran el paso, pero a medida que el navío se acerca, las compuertas se van retirando lentamente por las agitadas aguas para revelar los Estrechos de Lothern. Aquellos a quienes se permita cruzar la Puerta Esmeralda pasarán por un estrecho canal flanqueado de escarpados acantilados culminados por castillos, baluartes y posiciones defensivas, antes de atravesar la Puerta de Zafiro. Este segundo portal sirve para cortar el paso a aquellos a los que no se les permite el acceso. Es una enorme puerta de brillante plata adornada de zafiros del tamaño de una cabeza humana. Más allá de la Puerta de Zafiro se encuentra una enorme laguna rodeada por las brillantes torres de Lothern.

La ciudad se extiende por la costa hacia las alturas, con sus blancas torres elevándose grácilmente hacia las colinas al pie de las distantes montañas. Meciéndose en el puerto se encuentran miles de navíos de todas las formas y tamaños, que van desde las embarcaciones mercantes de los príncipes mercaderes a los fantásticos balandros de recreo de los habitantes de Lothern y los bruñidos y mortíferos barcos de guerra de la Flota de los Altos Elfos. Por los bordes del puerto hay muchas más estatuas gigantes de dieciocho metros de altura de todos los Reyes Fénix que gobernaron Ulthuan, desde Aenarion el defensor al actual Finubar el navegante.

Estrecho de Lothern por John Blanche.jpg

La primera que uno contempla de todas ellas es la estatua del primer Rey Fénix. Cuando uno alzar la vista hacia no puede sentir más que asombro, pues se trata de una obra de arte pasmosa que capta totalmente la grandiosidad de Aenarion, así como su nobleza y su trágica soledad. La estatua de Aenarion no responde a la imagen normal de un héroe. Su aspecto era el de alguien que se siente solo y está un poco perdido, cargado con el peso de una responsabilidad formidable. El gigantesco guerrero de piedra se apoya en una gran espada en torno a la cual parecían ondular llamas. Se trata Colmillo Solar, la espada que Caledor forjó para él en el Yunque de Vaul y que ardía con fuego. Esto es así por que no está permitido representar la espada de Khaine.

La ciudad de Lothern no está construida simplemente alrededor de la laguna; en algunos lugares se han construido islas artificiales en el interior de sus aguas. Sobre estas islas se han construido grandes palacios, templos y almacenes, formando una intrincada red de canales. A ambos lados de la bahía se elevan dos estatuas de unos sesenta metros de altura del Rey Fénix y la Reina Eterna, y alrededor del puerto hay otras gigantescas estatuas de los Dioses Élficos: AsuryanLileathKurnousIsha y muchos más. Cuando cae la noche, las estatuas brillan levemente con una llama blanca, excepto la de Khaine, cuyos ojos y manos brillan en tonos rojo sangre.

Al atravesar las murallas interiores, se percibe de inmediato una sensación de antigüedad y hermosura. Las farolas encendidas por magia incandescente mantienen alejada la noche. Largas calles serpentean al ascender por cuestas cubiertas de árboles. Numerosos tramos de escaleras suben por las pendientes más escarpadas. Hay palacios con torres y minaretes puntiagudos. Se pueden ver fuentes por todas partes. Todo esto da la impresión de que una legión de escultores se había mantenido ocupada durante varias eras del mundo en el embellecimiento de la ciudad. Hay estatuas de magos, guerreros y reyes, así como de legisladores, oradores y poetas. Obras de piedra que parecían vivas, protegidas de los estragos del tiempo y los elementos por auras de hechizos y encantamientos muy antiguos.

Poste indicador Warhammer Online Altos Elfos por Sven Bybee.jpg

Este lugar es el punto más lejano al que puede llegar un viajero que no sea Alto Elfo. Los visitantes son libres de visitar los placeres de la ciudad y de maravillarse ante sus obras, pero tendrá prohibido atravesar la tercera puerta de oro y rubíes que conduce al Mar Interior. Los dos templos más sagrados de todo Ulthuan están situados en el Mar Interior, al norte de Lothern, así como una extraña y terrible región conocida como la Isla de los Muertos.

Actualmente, Lothern es una ciudad con gran presencia extranjera, y habitan en una sección de la ciudad conocida simplemente como Barrio de los Extranjeros. Se trata de una sección de la ciudad de Lother que quedó abandonada con el decrecimiento de la población élfica y que le fue entregada a los comerciantes, navegantes y marineros humanos de todas las naciones y reinos del mundo para que pudieran residir allí. Los mercaderes que se mueven por sus calles son tan numerosos como los Altos Elfos con los que comercian. Aunque estos humanos estaban muy lejos de su tierra natal, de algún modo han logrado construirse allí un hogar. La arquitectura de la zona había adoptado un aspecto humano, con edificios de ladrillo que se reclinan en ángulos disparatados contra los restos de estructuras élficas muy anteriores. Los antiguos palacios habían sido convertidos en enormes madrigueras y laberintos de viviendas, tiendas y oficinas de comerciantes.

ImágenesEditar

FuentesEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar