FANDOM


Castillo Bretoniano manual 6ª

Imagen ilustrativa

La residencia ducal se halla en una isla frente a la costa noroccidental de Lyonesse. Cuando hay marea alta, las olas del mar bañan las murallas del castillo, construidas hace siglos, y se puede llegar hasta el patio exterior con botes pequeños. El patio interior está situado a mayor altura y siempre está completamente seco, mientras que la gran torre de homenaje se alza en la cima del islote, desde donde hay una excelente vista de toda la bahía. Los banquetes del Duque Adalhard pueden oírse en toda la isla. Los recios muros del castillo están coronados por largas banderas que representan las armas del Duque Adalhard, una cabeza de león roja sobre un campo blanco, mientras que a poca distancia de la muralla exterior hay una estatua rociada por la sal de Thierulf. Esta estatua, esculpida a partir de una estribación de roca terrestre en bruto, muestra a Thierulf con una espada en alto en una mano y su lanza rota en la otra.

El castillo es hermoso pero no espléndido, ya que el Duque Adalhard no es partidario del embellecimiento de su castillo. El torreón del castillo es una enorme torre coronada con impresionantes almenas, y es aquí donde Adalhard celebra la corte. La sala de audiencias de Adalhard suele estar atendida por un número de cortesanos, como asesores, caballeros del séquito y uno o dos poetas o artistas. Adalhard tiene poca paciencia con los cantantes o músicos, pero le gusta escuchar un buen y largo cantar con abundantes batallas. Generalmente se sienta en una silla de madera de respaldo alto picando de un plato colmado de carne, atendiendo algún asunto con un asesor.

Cuando baja la marea, la parte superior de la isla parece un monte. Y lo que es más, hay una calzada que baja desde la entrada principal y que desaparece bajo el mar. Cuenta la leyenda que Lyonesse estaba situada originalmente sobre una colina en el centro de la mejor ciudad del Viejo Mundo, pero que los pecados de sus habitantes incurrieron en la cólera de Manann, y toda la región fue tragada por las olas. Tan sólo se salvó la ciudadela del duque, pues era la única persona virtuosa.

Algunos aventureros han ideado formas de explorar el lecho marino y afirman que hay ruinas en él, pero que están protegidas por extrañas criaturas. Se han recuperado algunos artefactos de oro; no los suficientes como para hacer que una expedición merezca la pena, pero bastantes para que la gente siga intentándolo.

FuentesEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.