Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Médico de campaña (Relato)

5.536páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Galeno.jpg

El ruido del combate se oía a lo lejos, apagado de vez en cuando por los gritos de los heridos y moribundos. En la enorme tienda que era el hospital de campaña del ejército tileano, el cirujano hacia lo posible por salvar la vida de los soldados, maldiciendo la falta de medicinas para mitigar los dolores de sus pacientes.

De repente, un grupo de caballeros con armaduras pesadas apareció en la entrada. Transportaba a un herido, ¡y el médico se dio cuenta horrorizado que era el capitán en persona!

- El capitán ha sido herido en la pierna por los rifles de esos malditos hombres rata. ¡Rápido! ¡Ayúdale!

Era evidente que el enorme soldado estaba sufriendo terriblemente. el médico examinó cuidadosamente la pierna, pero su expresión se convirtió en un gesto de desesperación cuando se dio cuenta de los devastadores efectos de la siniestra arma. El disparo había atravesado las placas de armadura y los fragmentos de piedra bruja ya estaban ennegreciendo y corrompiendo la carne alrededor de la herida. Había visto morir a muchos hombres por heridas similares.

¡Malditos sean esos hombres rata!, pensó, y después susurró:

- Capitano, me temo que, para salvar vuestra vida, debo amputaros la pierna...

Por la cara del viejo soldado pasó un gesto de miedo y furia, pero recuperó el control inmediatamente, notando que sus hombres estaban a su alrededor. Después habló, con una voz calmada y confiada.

- Soy un combatiente, he estado preparado para esto toda mi vida. Haz lo que debas.

El cirujano quedó paralizado por un momento, sorprendido, y después se armó de determinación. Mientras preparaba sus herramientas, le dijo a su ayudante:

- Carlo, ve en busca de ayuda, necesitaré a diez hombres para sujetarle mientras le opero.

El joven se giró para salir, pero el capitán le detuvo y le dijo con orgullo al médico:

- ¡Ni siquiera veinte podrían sujetarme contra mi voluntad! Dame esa vela, la sujetaré para que tengas luz en condiciones mientras operas y puedas ver lo que estás haciendo...

- ...¡vamos, corta!

FuenteEditar

  • Ejércitos Warhammer: Mercenarios (5ª Edición).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar