Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Maese Lukas

5.544páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Lukas.png
Maese Lukas es un enano de aspecto afable bien entrado en la mediana edad, con una barriga ligeramente abultada, cierto aire de desaliño intelectual, y alegres y penetrantes ojos azules. Si se le pregunta, dirá que adoptó un nombre humano cuando abrió el negocio hace aproximadamente un siglo, puesto que describe su negocio mejor que su nombre enano, el cual se hartó de escuchar mal pronunciado en boca de sus clientes humanos. Esto es una verdad a medias, puesto que la auténtica razón es que quería dejar atrás su antigua vida, aunque los conocimientos y habilidades que ésta le había brindado seguían resultandole útiles.

Lukas ha sido un alquimista, erudito y demonologista. Desde entonces se ha apartado de las artes demoniacas para retomar su carrera de hechicero, y pese a su implicación con la cara más oscura de la magia, jamás soñarías con conocer a un convocador de demonios más simpático.

Como demonologista, Lukas ha sufrido dos incapacidades; ninguna particularmente siniestra. Lukas es alergico al polen, pero se mantiene lejos del campo, y la alergia al polen no resulta extraña entre la gente normal. También a sufrido pérdida de fuerza... molesto, pero nada que no se pueda remediar.

Como prestamista, Lukas es uno con el que resulta fácil llegar a un acuerdo. Cobra mucho por sus servicios, pero, como explicará educadamente, lo mismo hacen los médicos y otros profesionales cualificados. Es un regateador amigable pero tenaz. Sabe que posee el monopolio de su negocio y no dudará en recordárselo a su cliente: "Si no os gustan mis precios, bueno, ¿dónde vais a ir?"

Lukas es un miembro respetado de la comunidad intelectual de la zona. Puesto que se trata de toda una eminencia en artilugios mágicos, los ricos nobles le tienen en muy alta estima, y siempre intentan sacarle un par de consejos gratis acerca de cuáles son los tesoros más valiosos. También causa sensación en las fiestas a las que acude, donde cualquier comentario casual de Lukas ("Vaya, Canciller, veo que poseéis un juego de Guantes de Janacek") provoca la envidia y admiración de los demás coleccionistas de la aristocracia.

Lukas se muestra orgulloso de su herencia Enana, y se esfuerza por mostrarse generoso con los Enanos a la hora de comerciar y de hacer amigos. De hecho, su actitud hacia ellos raya el paternalismo: "Claro que sí, nosotros los Enanos tenemos que apoyarnos, ¿no es cierto?" No obstante, se siente bastante cómodo mezclándose con eruditos humanos y elfos, brujos, nobles y demás profesionales.

Lukas emplea seis guardaespaldas enanos, donde pueda encontrarlos. Los equipa con cotas de malla y les paga bien. Por lo general, dos guardan su hogar situado en la zona de clase alta. Dos permanecen en el Peón Bermellón en todo momento, mientras que los otros dos le acompañan en calidad de guardaespaldas en sus paseos de la tienda a su hogar, y en las visitas sociales.

El Peón BermellónEditar

Peon bermellon.png
El Peón Bermellón, propiedad de Maese Lukas Pfandleiher, desempeña un papel de vital importancia; el identificar y tasar objetos mágicos. Maese Lukas también es una fuente de préstamos para desesperados, aunque tendrán que pagar un interés muy elevado y dejár atrás un objeto mágico a modo de aval.

ReputaciónEditar

Entre la gente sencilla, que tenga poco interés en empeñar o identificar objetos mágicos, Maese Lukas y su establecimiento son poco más que un vago rumor: "¿Así que tienes un cacharro mágico para tasar? ¡GUAU! ¡Déjame verlo! Qué va, ni idea de adónde puedes ir. El gremio, a lo mejor, o a casa de un banquero... al templo... Bueno, tienes el Pendón Rojo o algo así; sí, así se llama. Por ahí... "

Los aventureros avezados y los estudiantes y practicantes de lo arcano puede que conozcan a Lukas, bien por experiencia personal o por informes de confianza: "Vaya, tienes a Lukas en el Peón Bermellón, y poco más para elegir. Se lo podrías llevar al Gremio de Magos, si fueses un brujo. Y miembro. Y ya sabes a lo que te expones. Allí tienen una biblioteca, y a lo mejor hasta puedes convencer a uno de los viejos chivos para que te eche una mano con la investigación. Pero no te van a hacer mucho caso a menos que poseas algún contacto, y si no eres miembro... bueno, déjalo".

"Claro que, si eres un hombre de fe, entonces puedes llevarlo al templo... aunque allí no es que sepan mucho de magia, y por lo poco que saben, lo más fácil será que te lo quieran requisar. Todo por tu bien, eso sí".

"Nada, que Lukas va a ser tu hombre. Dioses, sí, cobra un montón, pero si te hace falta dinero, él lo tiene, sin preguntas. La verdad es que es asquerosamente rápido y bueno... demasiado bueno para ser verdad, dicen por ahí. Ya lleva en esto algunos años, así que debe ser de confianza".

DescripciónEditar

La imponente estructura pétrea se asienta entre destartaladas librerías, droguerías alquímicas y otros establecimientos de interés para eruditos y anticuarios. Dar con el lugar es sólo cuestión de indagar entre los tenderos de la zona, o pasear en busca de un edificio de piedra que presente un peón de ajedrez rojo sobre la puerta.

La tienda propiamente dicha es una cámara sólida y sin ventanas que recuerda a un búnker militar. El trabajo de pedrería es enano, a base de mortero y seguro más allá de toda duda. La bóveda pétrea del tejado se apoya sobre las gruesas paredes interiores: "¡Sólida como una roca!" que diría satisfecho cualquier enano, "y lo mejor que vas a encontrar a ras de suelo". Construido por artesanos de la piedra de los enanos, el Peón Bermellón parece ser (y lo es, de hecho) más seguro que muchos bancos y cárceles.

Un vistazo alrededor del edificio revela nada más que la puerta principal y un robusto cobertizo de madera con una entrada trasera. Si Maese Lukas se encuentra en su interior, dos perros de guerra atados con unas cadenas asombrosamente largas estarán amarrados en la parte de atrás, más que dispuestos a darle la bienvenida en todo momento a las visitas inesperadas.

Durante la construcción, Lukas creó recovecos donde almacenar objetos mágicos malditos de nula utilidad y los repartió por toda la casa con el fin de confundir los registros mágicos. Para cualquiera con conciencia de la magia, el conjunto de la estructura parecerá rebosar poder mágico.

  • Puerta principal
Peon bermellon puerta.png
Roble grueso, reforzado con hierro. Sobre la puerta puede verse un peón rojo, al lado de un cartel que reza: "Llame con fuerza y espere".

Lukas escudriña a sus visitantes desde la Cámara de Servicio por medio de una lente espía gran angular escondida. A no ser que se trate de un demonio o de todo un batallón, Lukas siempre abrirá los candados y las cerraduras.

  • Cabina

Este estrecho cuarto dispone de un banco de madera para los clientes. "Adelante, y cierren la puerta después en aras de una mayor intimidad, tanto para ustedes como para mí". Tras la invitación, Lukas no se moverá de su sitio ni dirá nada más hasta que la puerta de entrada se encuentre cerrada y bajo llave.

Lukas espía a los clientes a través de mirillas ocultas. Si ve algo sospechoso, soltará unas bombas de polvo de Loto Negro mediante un mecanismo dispuesto en el techo de la cabina. Tras liberar una primera dosis, y si los bellacos sólo tienen pintas de no ser más que unos pobres diablos, abrirá la puerta para que escapen y prevengan a los demás para que se cuiden de jugar con él. Si las víctimas tienen aspecto de auténticos criminales, lanzará una segunda dosis y dejará la puerta cerrada, tras lo que enviará a uno de sus guardias para que avise a la guardia de la ciudad.

Si todo parece estar en orden, Lukas abrirá los postigos de hierro de la ventana de treinta por treinta centímetros que separa la Cámara de Servicio de la Cabina. Todas las negociaciones se llevan a cabo a través de esta ventana, y al menor indicio de problemas Lukas cerrará los postigos y soltará el Loto Negro.

  • Cámara de servicio

Lukas conserva aquí sus libros de cuentas y sus artilugios mágicos de menor valor, junto a algunos textos de referencia básicos y a sus herramientas de tasación. Esto le permite identificar casi cualquier poción y artefacto mientras el cliente espera.

Nótese que Lukas debe sopesar y dar el visto bueno a todos los objetos antes de hablar siquiera de aceptarlo como empeño o que se plantee su compra.

El procedimiento es muy simple: Lukas expone sus condiciones y si el cliente se muestra de acuerdo deberá pagar una entrada por cada objeto que quiera identificar, avalar, empeñar u ofrecer para su venta. Entonces Lukas se retira y cierra los postigos mientras estudia los objetos. Nótese que si Lukas no logra identificar el objeto con un sencillo primer análisis, el cliente tendrá que pagar otra entrada por adelantado, algo que el Enano siempre se encarga de dejar bien claro al principio.

Si el chequeo revela la naturaleza y el valor del objeto, abrirá los postigos y cobrará el precio de su análisis antes de exponer sus descubrimientos. Si el objeto precisa aún más estudio e investigación, Lukas informará al cliente y estima cuándo deberá regresar para recibir un informe definitivo.

Los clientes interesados en comprarle algo deberán explicar qué es lo que buscan y cuánto están dispuestos a pagar antes de que Lukas les diga si dispone del objeto en cuestión, o cuanto pide a cambio.

Si se acepta la venta, se cerrarán los postigos, Lukas coge el objeto, regresa, abre los postigos y cierra el trato. Si las dos partes no consiguen llegar a un acuerdo, Lukas le pedirá educadamente al cliente que se marche y cerrará la ventanilla. Los clientes problemáticos serán conducidos a la salida por los guardaespaldas o, si fuese necesario, por la Guardia.

  • El laboratorio
Peon bermellon mapa.png
Aquí es donde Lukas lleva a cabo casi todas sus busquedas avanzadas. Los servicios a sus clientes ocupan tan sólo una pequeña parte de su tiempo. El resto lo pasa en proyectos especiales; estudios sobre la magia e investigando objetos que haya adquirido para su propia colección. Ni siquiera el Gremio de Magos posee tal colección de libros de referencia relacionados con el negocio de Lukas. El valor de estos libros y herramientas de referencia es incalculable.

Los objetos mágicos de gran valor o interés se guardan dentro de lo que parece ser un gabinete de metal. Éste se encuentra encantado con un hechizo que hace imposible abrirlo a alguien que no sea Lukas (o alguien de voluntad muy fuerte). Además, quien lo consiga disparará otro efecto, convocando de inmediato a Sikinnes, un demonio menor que le ha jurado lealtad a Lukas durante 1001 años. El demonio es inteligente, puede hablar y está increíblemente corrompido. Puede formar miles de diminutas bocas dentadas, cada una capaz de propinar un venenoso mordisco. (Cuando Sikinnes está presente, Lukas lo alimenta con una rata viva al día; una experiencia desalentadora para el roedor...)

La vida como sirviente de Lukas no es algo tan duro para Sikinnes. "Prueba alguna vez a ser un Demonio Menor durante dos eones y a ver qué te parece", apuntará. "Los Demonios Mayores se pasan todo el día por ahí echándote encima roca fundida y babas ectoplásmicas. Ni pizca de gracia, te lo digo yo".

  • Vestíbulo trasero

Cuando Lukas no se encuentra en la tienda, habrá dos perros de guerra sueltos. En caso contrario, los mantiene encadenados fuera del edificio por la parte de atrás.

Cualquier intento de abrir la puerta falsa provoca la suelta de una dosis triple de Loto Negro a través de una trampilla oculta en el techo. La palanca que abre la puerta secreta se encuentra entre dos piedras a la izquierda de la entrada a la altura de la rodilla. Debe introducirse un objeto delgado de unos diez centímetros entre las piedras y presionarlo hacia abajo para liberar la palanca, lo que abre la puerta durante el tiempo justo para entrar.

  • Habitación de los guardias

Cuando Lukas no se encuentre en la tienda, dos guardias permanecerán en su interior turnándose para dormir. Si Lukas está allí, toman el relevo sus guardaespaldas personales, para que los guardias salgan a hacer recados o disfruten de su tiempo libre. Tanto Lukas como los guardias de servicio poseen llaves de las sólidas cerraduras de la entrada trasera. Sólo Lukas dispone de las llaves de la puerta que comunica la habitación de los guardias con el vestíbulo trasero.

Medidas de seguridad adicionalesEditar

Lukas ha diseñado elaboradas precauciones para proteger su laboratorio y lo que éste contiene, pero sabe que convertir su tienda en una fortaleza no basta para desanimar a los ladrones tesoneros. Por este motivo les paga una buena suma a los jefes de las bandas de la ciudad. A ningún ratero del lugar con dos dedos de frente se le ocurriría poner el pie en los territorios de estos poderosos líderes criminales.

Además, Lukas posee poderosos contactos en el Gremio de Magos, quienes estarían encantados de ayudarle a rastrear a cualquiera que haya atentado contra su propiedad privada o arramplado con sus tesoros e instrumentos de investigación. Por todo esto, Lukas no va a jugarse la vida defendiendo su tienda, seguro de que podrá dar cuenta de los ladrones más tarde y descargar su terrible venganza sobre ellos.

Fuente Editar

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar