FANDOM


Ciudad Carros

Mahrak es una ciudad en Nehekhara. Se encuentra ubicada en el lado oriental de las Montañas del Fin del Mundo y la única manera de llegar a es a través del Valle de los Huesos. Está bastante cerca del final del valle y como tal, los ejércitos de Mahrak han sido conocidos por usar el valle para tender emboscadas devastadoras. Era conocido originalmente como la Ciudad de la Esperanza y sirvió como sede del consejo sacerdote de Nehekara. Ahora está en ruinas y se la conoce como la Ciudad de la Desesperanza o Ciudad de la Corrupción.

DescripciónEditar

Mahrak era la más antigua, grande y espléndida entre las grandes ciudades de Nehekhara; hogar de sacerdotes, sacerdotisas y eruditos, y de las decenas de miles de comerciantes, artesanos, trabajadores y peregrinos que los servían. En el pasado, muchas de las familias más acaudaladas de Nehekhara mantenían residencias en la ciudad y, durante siglos, un torrente constante de visitantes nobles se dirigía a la ciudad en busca de bendiciones o consejos.

Mahrak era conocida como la Ciudad de la Esperanza. En el centro de la ciudad, rodeada por una explanada cercada por un muro en el corazón del Palacio de los Dioses, se encontraba la Khept-amshepret, la milagrosa Piedra Hendida, que había salvado a las tribus de la extinción durante los días más aciagos de la Gran Migración. Los enfermos y moribundos hacían largos peregrinajes hasta este maravilloso lugar. Se decía que, si se bañaban en la gran fuente natural situada en el centro de la ciudad, se curaría todas sus enfermedades.

Los templos de la ciudad eran construcciones gigantescas, pues habían ido creciendo junto con sus florecientes fortunas: el templo de Geheb era un imponente zigurat que dominaba el horizonte al este y estaba iluminado en la cima por una rugiente llama que no se había apagado en siglos años. Cerca de allí, el templo de Djaf consistía en un extenso complejo de edificios enormes y bajos, construidos a partir de losas de mármol negro, mientras que al oeste, al otro lado de los jardines perfumados de Asaph, la torre color marfil de Usirian se alzaba en medio de un extenso e intrincado laberinto, formado por paredes de arenisca pulida.

El Palacio de los Dioses, la sede del poder del Consejo Hierático de Nehekhara, estaba situado al pie de una enorme pirámide que se alzaba más de sesenta metros hacia el cielo. En la cima había un inmenso disco de oro pulido que atrapaba los rayos del sol y reflejaba la gloria de Ptra en forma de reluciente faro, que se podía ver en muchas leguas a la redonda a través de las llanuras orientales. Todos los templos, incluso el amplio campo de obeliscos negros erigido en homenaje al terrible Khsar el Aullante, brillaban debido a adornos de oro, plata y bronce pulido, y estaban rodeados de barrios amontonados formados por edificios de ladrillos de barro cuyas estrechas calles sólo veían el sol cuando la luz de Ptra se encontraba suspendida directamente sobre sus cabezas.

HistoriaEditar

Según las creencias de la religión de Nehekhara, mucho antes de la creación del reino de Nehekhara, un grupo de tribus, privados de sus hogares, privados de sus dioses, completamente debilitados por la acción del sol y la interminable y abrasadora arena, habían llegado a esa gran llanura y habían descubierto que ya no podían caminar más. Antaño sus dioses habían sido los espíritus de árboles y los manantiales de la selva, de la pantera, el mono y la pitón. Allí, en ese gran páramo vacío, las tribus, en su desesperación, le oraron al sol y al cielo azul que los salvaran y sus súplicas conmovieron a Ptra. El Gran Padre. Este extendió la mano y una gran roca situada en medio de las tribus se partió con un sonido parecido a un trueno. Atónitas, las tribus se congregaron alrededor de la piedra hendida; y vieron cómo comenzaba a manar agua fresca y dulce por las grietas de bordes afilados. Las tribus bebieron y, a la vez, se cortaron las manos con las afiladísimas piedras para ofrecer así sus primeros sacrificios a los dioses del desierto. En los días sucesivos, se juró el Gran Pacto y la Tierra Bendita nació.

Mahrak comenzó como un grupo de templos, uno para cada uno de los dioses y un espléndido palacio, donde las tribus podían reunirse y rendir culto en los principales días santos del año. Sin prisa pero sin pausa, la ciudad creció alrededor de esas grandes estructuras, como las ciudades suelen hacer, primero con distritos de viviendas modestas para alojar a los trabajadores que construían los templos, y luego con mercados bazares donde los comerciantes podían venir a vender sus mercancías. Después, mientras pasaban los siglos y las tribus se extendían por toda Nehekhara para fundar otras grandes ciudades, la riqueza e influencia de Mahrak fueron aumentando a medida que los lejanos soberanos buscaban los sabios consejos y las oraciones de los templos.

Sin embargo, con el tiempo, el resto de ciudades y asentamientos crecieron en poder e influencia y empezaron a guerrear entre si. Nehekhara se encontraba dividida en multitud de reinos separados, cada uno erigido alrededor de una gran ciudad. Las guerras eran muy comunes, ya que todos los reyes trataban de expandir sus reinos apoderándose de las tierras fértiles de sus vecinos. Todo esto terminaría con la llegada de Settra, que una a una iría conquistando el resto de ciudades, sometiendo a sus reyes y unificando el reino de Nehekhara.

Mahrak fue la última ciudad en someterse al gobierno de Settra. La ciudad estaba gobernada por el poderoso rey Phar, un gobernante orgulloso, que acabó con la amenaza de los pielesverdes de alrededor de Mahrak y la hizo florecer bajo su reinado. Cuando Settra se puso a conquistar Nehekhara y exigir tributo al resto de reyes, Phar se opuso firmemente al avance de Settra alegando que él no tenía que rendir tributo a nadie. Durante décadas, los ejércitos de Mahrak, veteranos de las guerras contra los pielesverdes, emboscaron a los ejércitos de Settra en el Valle de los Reyes, y durante el reinado de Phar, el Imperecedero no pudo tomar la ciudad. Solo tras su muerte pudo al fin pudo Settra conquistar la ciudad.

A pesar de esto, la ciudad se reveló varias veces contra Khemri. Era, junto a su aliada Lahmia, la más rebelde de las ciudades de Nehekhara y sus gobernantes se oponían abiertamente a las órdenes de los reyes de Khemri y se negaban a pagar tributos o ir a la guerra contra otros reinos. Aunque no dudaba en aliarse con otras ciudades cuando la situación lo requería. Se alió con el resto de Ciudades de Nehekhara para atacar la ciudad de Khemri que estaba gobernada por Nagash.

Durante la sexta dinastía, fue atacada por el rey de Khemri Alkharad; pero esto no fue un impedimento para unirse más tarde a la gran coalición contra su antigua aliada Lahmia, ahora maldita con el vampirismo, bajo el mando de Alcadizaar, y sus legiones de carros lucharon en numerosas batallas, que terminó con la destrucción del reino vampírico, siendo los más conocidos el Escuadrón del Chacal.

Al igual que el resto de ciudades, Mahrak cayó por culpa de las maquinaciones de Nagash, convirtiéndose en un lugar de muerte, pasando a ser conocida como La Ciudad de la Desesperanza. A causa de su magia, los antiguos reyes y sus ejércitos se alzaron pero cuando Nagash murió quedaron libres de su control.

Entre los primeros reyes en alzarse estaba Phar, que al ver que sus descendientes se habían doblegado a Khemri, montó en cólera y destruyó sus tumbas y cadáveres. Desde entonces gobierna la ciudad y se sigue oponiendo a Settra, con lo que sus ejércitos suelen enfrentarse en el Valle de los Huesos. Sus numerosas legiones de carros de combate son la especialidad de los ejércitos de no-muertos de la ciudad.

Otro de los enemigos a los que se volvió a enfrentar el rey Phar fue contra los brutos pielesverdes, que estaban devastados y saquearon las necrópolis de Mahrak. Con sus guerreros esqueleto y el apoyo de Golems escorpión, Phar derrotó al ejército orco, matando al propio Kaudillo en persona.

FuentesEditar

  • Ejércitos Warhammer: Reyes Funerarios (6ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Reyes Funerarios (8ª Edición).

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar