FANDOM


Marinero por Pat Loboyko
"No hay suficiente ron que me haga regresar a ese barco. Pero con ron y algo de oro podrían volver."
Marinero anónimo

Mucha gente depende del mar: Pescadores, comerciantes... incluso algunos reyes. Los Marineros son los que lo conocen más íntimamente, pues sus vidas, ya sea en un barco mercante o en uno de guerra, son duras y con frecuencia brutales. Como resultado, los Marineros tienden a ser vocingleros y escandalosos, y disfrutan fanfarroneando, berreando, cantando y peleando, lo que puede molestar a los demás ciudadanos. También se acostumbran al licor barato; por lo que cualquier marinero tiene bastantes posibilidades de convertirse en un borracho.

DescripciónEditar

La mayor parte de los marineros proceden de la provincia de Nordland, que tiene un largo trecho de costa en el mar de las Garras.

Marinero dibujo

Los acorazados, lobos marinos y galeras de guerra de la flota imperial patrullan estas aguas y protegen al Imperio de las largas naves nórdicas, los bucaneros bretonianos y las temibles flotas del Caos. Estos barcos están tripulados por curtidos marineros, mientras que sus compatriotas navegan en buques mercantes, navíos piratas y otros barcos privados. Como experto lobo de mar, el marinero suele pelear en el mar y en tierra firme, y los súbitos estallidos de violencia a bordo del barco o en las tabernas del puerto cobran una terrible frecuencia.

En el Mar de las Garras también hay marinos Elfos, sobretodo los que pertenecen a sus casas de comercio.

La actividad de la zona se centra en Marienburgo, la mayor ciudad portuaria del Viejo Mundo. Esta ciudad y la región que la rodea (conocida como las Tierras Desoladas) solían ser la provincia imperial de Westerland, pero hace años logró su independencia. Aunque Marienburgo en si es terreno neutral, el Mar de las Garras es el escenario de conflictos diarios, Los marineros se gana su ración de ron y su parte del botín en cubiertas empapadas de sangre.

Funciones en el barcoEditar

  • Marinero capaz: Esta es el rol básico del marinero, y la columna vertebral de cualquier barco. El marino necesita saber tanto del aparejo como de las velas, así como los conceptos básicos de dirección y navegación. El marinero debe poder leer los cielos, el clima, los vientos y, lo que es más importante, el humor de su capitán.
  • Carpintero: El carpintero está a bordo de un barco para reparar los daños causados por las batallas y el clima en los mástiles, vergas, escotillas y el casco, y vigilar las grietas del barco con tablones de madera y estopa.
  • Artillero: El artillero es responsable de la operación y cuidado de las armas y municiones del barco. Algunas de las tareas diarias del artillero incluyen el tamizado de la pólvora para mantenerla seca y la inspección de los cañones y balas en busca de signos de óxido. En combate, el artillero no es solo un experto en apuntar, sino que está familiarizado con todas las etapas del proceso de disparo: cargar, apuntar, disparar, rajustar y lampacear para la siguiente carga.
  • Velero: El fabricante de velas está a cargo de mantener todas las telas y lienzos del barco: velas, banderas, hamacas, etc.

Recompensas en metálicoEditar

Botellas marinero

En el Viejo Mundo, los barcos y cargueros enemigos confiscados se convierten en propiedad de la nación o del comerciante que los captura. Este era un sistema conveniente para organizaciones como la Marina Imperial, que podían recompensar a sus flotas con dinero obtenido del valor de la nave confiscada en lugar de sus propios cofres. Con el tiempo, los marineros llegaron a ver las naves enemigas como "Recompensas". Por lo tanto, el dinero obtenido de la venta de recompensas se conoce como Recompensas en Metálico. Los buques mercantes que enarbolen la bandera de un reino enemigo también son capturados, y son especialmente buscados. Las Recompensas en metálico por estos barcos proviene de la venta tanto del barco como de la carga, lo que podría ser una transacción muy lucrativa para el afortunado marinero.

Si el buque capturado es un buque de guerra enemigo, y es reparable, la armada pagará una Recompensas en Metálico equivalente al valor justo de mercado de una embarcación de tamaño similar. La única excepción a esta regla es para las embarcaciones y buques de guerra orcos, pues ningún reino civilizado pagará por ellos. La armada también paga una bonificación adicional por cada enemigo que estuviese a bordo del barco capturado. La armada también pagará otra bonificación de "dinero por cabeza" para los marineros enemigos capturados.

El atractivo de la recompensa en metálico ha llamado a muchos aspirantes a una vida difícil en el mar. Un marinero suertudo podría lograr la paga de un año o más en el transcurso de una batalla. El esquema que se sigue para la distribución del dinero es estándar entre las flotas mercantes y las armadas del Viejo Mundo. La asignación es por octavos. Dos octavos del dinero va para el capitán, generalmente impulsándolo hacia lo alto en los círculos políticos y financieros. Una octava parte del dinero va al almirante que firmó las órdenes escritas del barco. Un octavo se divide entre el primer oficial, el intendente y el contramaestre. Dos octavos se dividen entre el maestro de velas, el maestro carpintero, el maestro artillero y sus oficiales. Los últimos dos octavos se dividen entre la tripulación, con marineros, veleros y marinos que reciben mayores cuotas que los grumetes.

FuentesEditar

  • Warhammer Fantasy JdR: Career Compendium (2ª Ed. Rol).