Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Mastines del Caos

5.535páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Mastines del Caos por Adrian Smith.jpg
Bestias sedientas y crueles, los mastines del Caos son incansables cazadores cuyo cuerpo está constituido por músculo y colmillo. Con retorcidas mentes y cuerpos, merodean los desiertos en manadas, reduciendo a su presa, ya sea del tamaño de un niño o de jóvenes Mamuts de los hielos. En los bosques oscuros del Viejo Mundo, estos mastines deformes acechan por la noche a la espera de su presa. Sus ojos rojos y diabólicos brillan en el borde del arbolado, mientras la saliva se desliza por sus fauces cuando saborean el aire en busca del aroma de su próxima víctima.

Más de un hombre que patrullaba en solitario estos bosques por la noche ha sido sorprendido por una manada que se ha acercado sigilosamente mientras estaba distraído. Es tal su hambre de carne que incluso cargan contra un muro de lanzas con total despreocupación. Su única preocupación es el momento en el que sus mandíbulas babeantes alcanzan la cosecha de carne jugosa.

DescripciónEditar

En las regiones del sur de Norsca, los lobos y los mastines se escabullen y merodean entre las sombras de las fogatas hechas por los guerreros y bárbaros de las tierras heladas. Alimentados por las sobras de comida y calentados por el fuego de la hoguera, estos caninos han aprendido a coexistir con los humanos en sus tierras. Esta relación ha existido durante miles de millones de años en el comportamiento del hombre y la bestia generación tras generación, que como con todas las cosas naturales, esta relación se ha visto tergiversada y retorcida por los poderes del Caos.

Mastín del Caos Warhammer Online por Chris J. Anderson.jpg
Los mastines del Caos también suelen merodear los campamentos en busca de criaturas solitarias o vulnerables a las que atacar. Estos depredadores sigilosos tienen una conexión innata con los hombres bestias de los bosques y merodean libremente por los campamentos sucios y llenos de huesos que sirven de guarida a sus rebaños. Gradualmente, los mastines del Caos se convierten en un elemento más del rebaño, como cualquier gor. Gran parte de las tribus de hombres del Norte como algunos hombres bestia se dedican a criar y adiestrar deliberadamente a estas bestias crueles y las entrenan para una gran variedad de fines como el combate, la caza y el deporte, aunque los mastines nunca llegan a ser domesticados del todo. Algunas tribus se divierten con el espectáculo de luchas entre mastines y osos, trolls y otras criaturas. Con la aplicación del maltrato cruel, los mastines son condicionados para mostrar una serie de rasgos particulares, como la agresividad y la velocidad, habilidades que no necesitan demasiado estímulo ya que les son innatas. Tras generaciones de crianza selectiva, han obtenido unos mastines más crueles y poderosos, siendo incansables cazadores cuyo cuerpo está constituido por músculo y colmillo, teniendo más rasgos en común con los lobos que con los perros cuyos entrenadores se encargan de inculcarles una sed de carne y de sangre.
Mastines del caos por Des Hanley.jpg
En los días previos en los que una manada prepara una invasión, los hombres bestias capturan a los mastines que habitan en la periferia de la tribu con redes y amarrados a robustos árboles. Los privan de comida y los provocan, de modo que cuando los suelten contra el enemigo, los animales hayan enloquecido y se hayan convertido en unos asesinos desesperados por saciar su hambre de carne fresca. Solo los mastines más grandes y fuertes sobreviven a este trato. Se trata de una extensión natural de una sociedad en la que solo sobreviven los más fuertes; en este caso, los mastines incluso son capaces de devorar a los más pequeños de los suyos sin vacilar.

Entre los Hombres Bestia, cuando una manada de guerra descubre en sus tierras a intrusos demasiado débiles o poco numerosos, de modo que no valga la pena avisar a toda la manada, suelen organizar una gran cacería. Resuenan los cuernos y la tribu sale a perseguirlos por la maleza con los mastines al frente, chasqueando y gruñendo tras los talones de su infortunada presa. En tales ocasiones, los hombres bestia no tratan de rodear al enemigo porque la persecución les divierte demasiado. Prefieren perseguir a su presa durante kilómetros y adentrarse cada vez más en el bosque para agotarlos y hundirlos en el barro. Si los intrusos tratan de escapar de los mastines trepando a un árbol o refugiándose en un edificio en ruinas, los cuidadores Hombres Bestia los sorprenden y les obligan a abandonar su refugio con fuego o disparándoles flechas. Es entonces cuando los mastines se acercan y desgarran a sus víctimas a mordiscos, mientras el resto de la tribu ladra y aúlla en señal de victoria.

AspectoEditar

Mastín del Caos por zhangji.jpg

Los mastines son originariamente los descendientes mutados de los sabuesos y los lobos, cuya ansia desesperada de carne humana debe poco a la naturaleza y mucho al Caos. Muchos mastines tienen la misma inteligencia que los gors y para ellos, la guerra es una época de festines. Las tierras corruptas que les sirven de cotos de caza cambian tanto el cuerpo como la mente de estas bestias y muchas de ellas presentan mutaciones horrendas como cuernos, colmillos y espinas. Cuanto más al Norte habitan las tribus, más normal es que los mastines sean mutantes, con los cuerpos retorcidos por las torvas energías que se escapan del Reino del Caos por la cresta polar del mundo. Hinchados por las energías del Caos, los mastines son mucho más temibles cuanto más grandes y fieros son respecto a los hombres que siguen.

Estas farsas de la naturaleza tienen bocas de tiburón con carne putrefacta pegada entre los serrados dientes, o grueso pelaje que oculta un plumaje de espinas venenosas. Algunos tienen un aspecto verdaderamente extraño con extremidades o cabezas humanas, colas que se han transformado en puntiagudos látigos, como las colas de los escorpiones del desierto, o la piel incrustada en las escamas de hierro de los Dragones. En el extremo norte, los mastines han sufrido mutaciones más extrañas: cabezas adicionales o melenas de llamas, tentáculos en lugar de cuernos, nidos de retorcidas serpientes en vez de pelaje, o bocas que babean con un icor ácido o lenguas afiladas que pueden disparar y empalar a los que están cerca. Se rumorea que algunos provienen de las reservas humanas, sus gruñidos y sus dedos articulados son testamento de una terrible maldición degenerativa.

BatallaEditar

Independientemente de su forma, los mastines del Caos son unos asesinos crueles y su aullido violento solo hace presagiar la matanza que está a punto de ocurrir. En el campo de batalla, los seguidores del Caos liberan estas feroces bestias para interceptar los elementos más adelantados del ejército enemigo, ya que su sentido del olfato es tan agudo como su instinto de asesinato. Manadas de mastines del Caos cazan y saltan sobre hostigadores y exploradores, y los derrotan y trituran en su desesperado deseo de aniquilar y consumir todo lo que puedan. Recorren el campo de batalla a tal velocidad que un arcabucero apenas dispondrá de un momento para disparar, pero no de recargar si falla el disparo. Antes sentirá cómo unas garras poderosas lo tiran al suelo y unos colmillos afilados como cuchillos se cierran alrededor de su garganta.

Después de la batalla, los mastines merodean por entre la niebla, comiendo los cadáveres y la carroña mientras se atiborran de los restos. Solo cuando sus barrigas están llenas vuelven hacia sus maestros, con su odioso pelaje manchado con la vida de aquellos que se resisten a su tribu.

MiniaturasEditar

  • Miniaturas séptima
  • Miniaturas sexta
  • Modelos sexta
  • Miniaturas quinta
  • Miniaturas Warmaster

ImágenesEditar

FuentesEditar

  • Ejércitos Warhammer: Hordas del Caos (6ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Guerreros del Caos (7ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Guerreros del Caos (8ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Hombres Bestia (7ª Edición).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar