Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Matadores

5.494páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Enano matador.jpg
"No disparéis, dejadnos pasar. Hemos tomado el juramento del Matador y clavaremos nuestras hachas en esas bestias. Si regresamos, sacad toda vuestra cerveza, pero si seguimos el camino de Grimnir, que nuestro destino sea grande. Si no regresamos, recordadnos a nuestros clanes y reyes."
Rekthor Hacharroja, Matagigantes que lideró un grupo de Matadores contra la horda Troll de Og el Poderoso. Ninguno regresó

Cuando le ocurre una tragedia, un Enano se puede ver impulsado a convertirse en Matador. Romperá todos los vínculos con su clan y buscará la muerte persiguiendo y luchando contra bestias monstruosas. Muchos logran hacer realidad su deseo de morir luchando contra una horrible criatura; pero algunos, los que sobreviven, siguen luchando contra bestias aún más poderosas hasta que llegue el día en que se encuentren con su destino final.

Información GeneralEditar

Matador Enano Warhammer Online por Chris Dien.jpg

Los Matadores son los más extraños y letales de todos los Enanos. Buscan su destino de un modo un tanto extravagante, y consagran sus vidas a involucrarse en las batallas más duras y destructivas que pueden hallar.

Los Enanos son, por encima de todo, un pueblo orgulloso y no saben sobreponerse al fracaso o a la tragedia personal con facilidad. Si un Enano sufre una terrible pérdida personal, será imposible consolarle. La pérdida de su familia, de su tesoro o la imposibilidad de cumplir un juramento puede trastornar seriamente la mente obsesiva de un Enano. Los Enanos jóvenes que no son correspondidos en el amor nunca suelen recuperarse de este golpe a su orgullo. Sea cual sea la causa, los Enanos que han sufrido lo que ellos entienden como una pérdida grave de honor, abandonarán y abjurarán de la compañía y el solaz de su familia, sus amigos y su clan y optarán por errar por el mundo en una vida de exilio autoimpuesto.

Tras desvincularse de todo lo que alguna vez les importó, estos Enanos dejarán atrás todas sus posesiones, salvo sus hachas, y tomarán los solemnes votos del Culto de los Matadores, juramentos que les obligan a buscar la muerte en combate a manos de los enemigos más mortíferos que puedan encontrar. Tras esto, los nuevos Matadores se tiñen el pelo de color naranja brillante y se afeitan la cabeza a excepción de una franja de pelo en medio que se dejan crecer y se peinan en una gran cresta que se mantiene firme con grasa de cerdo. Estos Enanos se alejan de su fortaleza y vagan por lugares salvajes rumiando sobre lo miserable que es su existencia. Son individuos severos y lacónicos a los que no les gusta hablar de ellos y que suelen estar recorridos de cicatrices que son el resultado de sus encuentros con Trolls, Ogros, gigantes, dragones y otros monstruos.

Matatrolles Warhammer por Erfian Asafat masterchomic Enanos Matadores.jpg
El nuevo modo de vida de los Matadores es una perpetua sucesión de batallas por lo que inexorablemente muchos de ellos acabarán logrando obtener el fin que ansían: morir a manos de cualquier tipo de bestia feroz a la que se hayan enfrentado. Otros, en cierto modo los menos afortunados, sobreviven gracias a su habilidad marcial o por ser más resistentes o más resueltos. Este proceso de selección natural elimina a todos salvo a los más excepcionales, por lo que puedes estar seguro que casi cualquier Matador con el que te encuentres será muy resistente, violento y demencialmente peligroso muy versado en identificar los puntos débiles del enemigo y hundir su hacha en ellos. Como los Matadores desdeñan las armaduras y escudos, los más longevos están llenos de cicatrices y son temerarios asesinos de monstruos que se reúnen para buscar su destino. No obstante, aunque buscan la muerte, son incapaces de luchar para perder, por lo que siempre se esforzarán al máximo para ganar e incluso al borde de la muerte un Matador usará su último aliento para atacar al enemigo.

En tiempos de guerra, los Matadores saldrán de la espesura para unirse a un ejército y poner su habilidad en combate al servicio de la causa Enana. Muchas guerras desesperadas se han ganado gracias a la ferocidad de los Matadores. Aunque prefieren enfrentarse a monstruos enormes, sus hachas acabarán con cualquier enemigo que sea necesario. Los supervivientes, ensangrentados y maltrechos, solo descansarán para saciar su sed antes de seguir con su búsqueda de la muerte.

Matadores por Franz Vohwinkel.jpg

Los Matadores conforman una fascinante subcultura dentro de la propia sociedad Enana y son muchos los Matadores que han llevado a cabo actos de gran valentía. Los Matadores más jóvenes tienden a agruparse entre sí, normalmente bajo la tutela de un Matador más anciano, que les enseñará el arte de matar monstruos. Los Matadores pasan tanto tiempo como pueden mejorando sus habilidades de combate. Aunque persiguen la muerte, estos Enanos son incapaces de perder un combate a propósito, así que siempre se crispan por ganar.

Dependiendo de su habilidad, y de las criaturas que ha derrotado en combate, un Enano matador recibirá un nombre diferente: Matatrolls, Matagigantes, Matadragones, Matademonios, etc. Después están los Matadores Buscamuertes, aún más locos que el resto de Matadores por no haber encontrado aún la muerte, y los Berserkers de los Enanos Nórdicos, que se afeitan completamente la cabeza y cargan echando espumarajos contra el enemigo.

El origen de los MatadoresEditar

Portada Venganza de Drong por Geoff Taylor Matadores.jpg

El primer Matador se llamaba Gudrun y era el mejor amigo del rey Skorri Morgrimson. Ambos habían crecido juntos desde que eran barbilampiños y juntos habían combatido en muchas batallas. Un día, el rey le pidió que protegiera a su único hijo, Furgil, mientras intentaba infiltrarse en los salones inferiores de Karak-Ungor. Gudrun juró por su honor que así lo haría y siguió a Furgil en su misión. Cuando el grupo cayó en una emboscada preparada por una banda de Goblins Nocturnos acompañados por un enorme Troll, Gudrun luchó valientemente para defender la vida de su príncipe. Se dice que más de sesenta de aquellos viles pieles verdes yacían inertes a sus pies cuando un repentino golpe dejó a Gudrun inconsciente. Una oscuridad total invadió sus ojos, mientras contemplaba cómo el Troll se llevaba a Furgil. 

Cuando despertó se encontró solo: los Goblins le habían dejado allí dándole por muerto, aunque le habían robado el martillo y las botas. Gudrun siguió la pista del Troll, avanzando descalzo por las oscuras profundidades de Karak-Ungor hasta que encontró su guarida. Nada más descubrir el cuerpo mutilado del príncipe Enano, Gudrun se vio preso de una furia incontenible; así que cogió el hacha rúnica del príncipe y decapitó al infame Troll de un solo golpe. El sentimiento de culpa que Gudrun tenía por no haber protegido adecuadamente a aquel que estaba bajo su custodia era tan grande que, inmediatamente, supo que jamás podría regresar a Karaz-a-Karak y mirar a su rey a la cara. Antes de que el Troll acabase con su vida, el príncipe Furgil llevaba una larga barba de un intenso color rojo que era la envidia de todos los Enanos. Tan grande era su dolor, que Gudrun se tiñó el pelo de color naranja como muestra de respeto al príncipe. Y, como había sido incapaz de cumplir la promesa hecha a su Rey, se dedicó a vagar por las montañas. Como la muerte era lo único que podía poner fin a su sufrimiento, pasó el resto de su vida persiguiendo y aniquilando a cuantos Trolls se cruzaban en su camino. Todavía hoy, los Enanos que no pueden cumplir un juramento se tiñen el pelo de color naranja brillante y empuñan un hacha en señal de respeto hacia Gudrun y Furgil. Y, volviendo a Gudrun, nadie sabe cómo murió, pero no se olvidará su nombre.

Matadores de LeyendaEditar

Matadores Enanos arte conceptual Warhammer Total War.jpg
Los Matadores siempre intentan realizar gestas imposibles, midiendo sus hachas y habilidades perfeccionadas contra criaturas al menos cien veces más grandes y fuertes que ellos. Sin dejarse intimidar por las circunstancias adversas o cuántos de los suyos hayan caído, los Matadores no cesan su ataque hasta que todos están muertos. No importa cuán grande sea su enemigo, si hay suficientes Matadores presentes, incluso el enemigo más titánico puede ser derribado y destruido. De su fiera tenacidad surgen las leyendas, relatos de Matadores que han llevado a cabo actos de fuerza increíble.

Brakuk el Tuerto atravesó todo un ejército Skaven antes de partir en dos a un hechicero-rata gris y a su infernal Campana Gritona, y Hugnir, de Karaz-a-Karak, mató él solo a una docena de Gigantes. Ungrim Puñohierro, el Rey Matador, derribó al dragón del Pico Negro, una bestia que había derrotado ejércitos y que había devorado a pueblos enteros del Imperio. Pese a todas sus glorias, no hay Matador que pueda igualar las hazañas sangrientas de Gotrek Gurnisson. Armado con un hacha de batalla que rivalizaba en talla con la empuñada por el Gran Rey Thorgrim Custodio de Agravios, Gotrek lucha con la habilidad y furia del propio Grimnir. A lo largo de su búsqueda, que ha sido registrada por el humano conocido como Félix Jaeger, Gotrek se ha labrado su camino matando a las criaturas más peligrosas del mundo como caudillos enemigos, viles Videntes, antiguos señores vampiros, Grandes Demonios y Dragones, todos con la misma facilidad desdeñosa.

ListaEditar

MiniaturasEditar

  • 6ª Edición.
  • Grupo de mando.
  • 4ª Edición.
  • 4ª Edición.

ImágenesEditar

Relato RelacionadoEditar

FuentesEditar

  • Ejércitos Warhammer: Enanos (6ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Enanos (7ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Enanos (8ª Edición).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar