Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Middenland

5.534páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Bandera Middenland.png
  • Nombre oficial: Grandes Ducados de Middenheim y Middenland.
  • Gobierno: El de Middenheim es feudal con una poderosa burocracia: el de Middenland es feudal con una asamblea de nobles, burgueses y clérigos en Carroburgo (que no se reúne desde hace ciento setenta años).
  • Principales exportaciones: Vino, hierro, lana y artículos de lana, plata de las Montañas

La Región.Editar

Fundado por los antiguos teutógenos, posiblemente la tribu más feroz de la confederación de Sigmar, el Gran Ducado de Middenheim y Middenland (al que normalmente se suele llamar sólo "Middenland”) es la fuerza motriz del Imperio septentrional. Mediante poder militar y económico domina a sus vecinos, al este y al norte; Hochland, Ostland y Nordland. Su influencia rivaliza con la de Reikland y Talabecland, y su gran ciudad de Middenheim se considera a si misma la igual de Nuln o Altdorf. Middenland ha producido emperadores en el pasado, y así planea seguir en al futuro. Cada vez que se producen crisis regionales que amenazan al Imperio, Middenland se considera (tanto ella misma como los demás) la voz del norte.

Middenland comprende una vasta extensión de territorio que va desde el río Reik y la Gran Carretera del Norte de las Tierras Desoladas al oeste y suroeste hasta Hochland y las Montañas Centrales al este. Hacia el sur más allá del Talabec se encuentra Talabecland, que a veces rivaliza con Middenland por el liderazgo del culto de Ulric. Al norte está su aliada Nordland y el bosque de Laurelorn, hogar de los misteriosos y a veces hostiles Elfos Silvanos. Que los Elfos sean agresivos debido a las antiguas reivindicaciones de Laurelorn por parte de Middenland es intrascendente, ya que dichas reclamaciones han sido heredadas de los emperadores de Drakwald de antaño.

El Drakwald es un inmenso y antiguo bosque que va desde el margen de las Tierras Desoladas hasta el extremo de Hochland. Aunque la humanidad ha establecido algunos asentamientos en él (algunos incluso bastante profundos), el bosque aún encierra muchos secretos, que no comparte fácilmente. En él había dragones que aterrorizaban a las antiguas tribus y al joven Imperio, hasta que un emperador mató al último de su especie. Pese a ello aún hay temerarios cazadores de tesoros que se aventuran en las profundidades del Drakwald en busca de las riquezas de una guarida de dragón perdida, o tal vez de sus huevos (de los cuales se dice que permanecen fértiles para siempre y que sólo necesitan de un intenso calor para incubarse).

Bajo las copas de sus árboles también acechan hombres bestia, descendientes de los incursores, de mucho tiempo atrás, que se reproducen y aguardan, atacando de vez en cuando granjas solitarias o grupos pequeños de viajeros, hasta que llegue la hora en que el Caos reclame el norte. De cuando en cuando los nobles y burgueses de la provincia organizan expediciones para erradicarlos, pero siempre hay supervivientes que huyen hacia el interior del bosque para seguir esperando y aumentar su número.

En el extremo oeste de la provincia se hallan los Páramos Centrales, un vasto y estéril tramo de colinas y humedales en el que nacen varios de los afluentes del Reik. Se dice que la superficie de los grandes estanques que hay en su interior está tan inmóvil que parece cristal aún cuando sopla el viento, de forma que siempre reflejan nítidamente el cielo nocturno. Los nobles y los ricos suelen ir allí de pesca, ya que sus truchas se consideran las más dulces del Imperio. Pero los páramos también tienen fama de estar encantados. Por la noche pueden verse luces extrañas entre sus brumas, y se cree que por sus confines más remotos vagan los fantasmas de soldados del Drakwald muertos hace mucho.

En el lejano sureste están las Colinas Aullantes, donde el viento de las tierras yermas se lamenta como los espíritus de los muertos. El castillo de Middenstag protege la Carretera que va desde Delberz a Hergig de los forajidos que se ocultan en colinas y cañones. Al norte, cerca de Middenheim, el terreno se hunde en una marisma pantanosa llamada "Schadensumpf". Aquí hay muy poco de valor, aunque algunas aldeas pequeñas se ganan la vida extrayendo hierro de las turberas. El Schadensumpf también ofrece refugio a los criminales que huyen de la justicia del graf. Cabe destacar la población de grullas negras que emigran todos los otoños desde el Schadensumpf hasta los climas más cálidos de Tilea para luego regresar a finales de la primavera. Se ha puesto muy de moda adornar los sombreros con los penachos de estas aves, por lo que el graf ha declarado un impuesto sobre cada pájaro atrapado (lo cual, a su vez, ha producido un aumento del contrabando y el furtivismo).

Lista de Condes Electores de Middenland conocidosEditar

Nombre Cronología Datos
Mandred Mataskavens ? - 1152 Derrotó la invasión skaven, fue elegido emperador, fue asesinado por los Skavens.
Lothar Metternich poco claro, alrededor del 1244 Participó en la Batalla de Beeckerhoven contra Dieter Helsnicht
Faulk poco claro, alrededor del 1265 Sufrió una gran derrota contra los Hombres Bestia
Siegfried poco claro, alrededor del 1547 Primer Emperador Lobo
Gerhardt Meister poco claro, alrededor del 1707 Emperador Lobo, rival del Emperor electo Sigismund
Mannfred Todbringer poco claro, alrededor del 2000 Emperador Lobo
? von Bildhofen poco claro, alrededor del 2371 Condesa, su matrimonio con Boris Todbringer de Middenheim reunifica Middenland y Middenheim bajo un solo dirigente.
Berthold Todbringer poco claro hijo de la Condesa von Bildhofen y Boris Todbringer
Boris Todbringer II ? - presente Bisnieto de Berthold Todbringer, actual Conde Elector

La Gente.Editar

Los habitantes de Middenland descienden de la belicosa tribu de los teutógenos. Feroces e implacables, no tardaron en levantar un reino en las agrestes tierras de las Colinas Aullantes, expulsando a la tribu nativa de los Jutones a las profundidades brumosas de las Tierras Desoladas. Cuando Sigmar acudió a ellos, se encontró con una tribu con una voluntad inquebrantable y un fuerte sentido del honor. Aunque ya se habían unido varias tribus bajo su estandarte, los teutógenos se negaron a someterse al futuro dios. Finalmente Sigmar se vio obligado a matar a su jefe tribal, Artur, en combate singular para demostrar su fuerza y su valía al pueblo teutogeno.

Como todos los norteños, los middenlandeses son famosos por su tozudez. Esto, unido a su sangre teutógena y su temperamento "fogoso" les ha granjeado una reputación de tradicionalistas empedernidos. Odian todo tipo de cambio y defienden en todo momento lo que consideran “tradición". Son los últimos en admitir que están equivocados y los primeros en retar a cualquier líder indigno. Aunque los del sur de Middenland son menos estridentes que sus primos del Drakwald, el resto del Imperio sigue considerándolos toscos, arrogantes y autoritarios.

En lo relativo a sus mejores cualidades, los habitantes de Middenland son fieles defensores del orgullo, la propiedad y las tradiciones. Si se exige un impuesto injusto, los middenlandeses emprenderán una marcha de protesta alzando sus horcas y agitando llameantes antorchas. A veces hasta pueden congregarse por el caso de una única persona, en especial si se trata de viudas de guerra desamparadas, huérfanos o miembros de gremios explotados. Esto ha conferido a la política de Middenland un componente rudimentario y tumultuoso único en esta provincia.

Los defectos de los middenlandeses son su intolerancia y rebeldía. No sólo se burlan sin pudor (y a veces hasta con violencia) de aquellos a los que ven cursis y afectados, sino que también se muestran extremadamente recelosos de la influencia forastera en su provincia. Se niegan a emplear las palabras bretonianas, tileanas o estalianas que han sido asimiladas por el Reikspiel. Si pides un brandy bretoniano en una taberna de Middenland se producirá un silencio sepulcral al tiempo que todos se giran para ver quién es el necio que acaba de firmar su sentencia de muerte. Curiosamente, si un extranjero se mantiene firme y demuestra orgullo por su país, los middenlandeses suelen aceptarlo como "un alma mas valiente que la mayoría", o tal vez afirmen que "seguramente tiene algo de teutógeno; Ulric sabe que nuestros antepasados viajaron mucho, ¿eh?".

Los middenlandeses están divididos en lo que una vez fueron linajes de clan, pero que ahora se han reducido a prejuicios geográficos. Una vez, la región del Drakwald tuvo una identidad independiente del resto de Middenland, lo cual produjo un linaje de Emperadores notoriamente corruptos. El declive de su dinastía y la devastación de la Gran Plaga de 1111 diezmaron el poder de Drakwald. Dejó de existir como una entidad independiente cuando el Emperador Mandred la cedió a Middenheim, creando la provincia tal y como es en la actualidad. Sus habitantes todavía son mezquinos y avaros (“genio y figura hasta la sepultura”), pero parecen ir suavizándose con el paso del tiempo.

Boris Todbringer flag.jpg
Los que viven al sur de Middenland, más próximos a la influencia de Altdorf y Marienburgo, son más “cosmopolitas" de lo normal en Middenland. Por lo que tiene entendido el resto del Imperio, esto parece significar que se lavan un poco más a menudo y que son menos propensos a gritarle a la gente en la calle. Los que viven más al norte (sobre todo en Middenheim) son más lacónicos y bruscos; no les gusta malgastar palabras ni que los demás lo hagan. Según unas antiguas historias no oficiales, el abuelo por parte de madre del graf Boris hizo que le cortaran la lengua a un halfling por extenderse demasiado en su discurso posterior a la cena. Cuanto más al sur se va (y por lo que dicen algunos middenlandeses, cuanto más se acerca uno a esos afectados reiklandeses), la gente se vuelve más locuaz y expresiva. En Carroburgo, por ejemplo, se encuentra la única escuela de oratoria del Imperio, una reliquia de sus tiempos como capital Imperial.

La relación entre Middenland y su capital Middenheim es también bastante compleja. La Ciudad del Lobo Blanco no siempre ha formado parte de la provincia; su destino variaba según la casa gobernante de la época. Como Middenland ha asediado Middenheim varias veces a lo largo de la historia imperial, se cuentan muchos chistes sobre "revueltas ridículas" (para gran irritación de los hombres de Middenland). En realidad, la ciudad y la provincia son entidades políticas y sociales independientes, unificadas por el mandato de Boris Todbringer, y que probablemente se separarían si su linaje perdiera el poder.

En la guerra los middenlandeses tienen fama de "tíos duros”. La provincia es el hogar tanto de los Caballeros Pantera (la guardia real del graf) como de los Caballeros del Lobo Blanco, templarios ferozmente entregados al servicio de Ulric como a la protección de su pueblo. Ambas órdenes conforman las tropas de asalto de las fuerzas de Middenland, apoyadas por recios piqueros y alabarderos tanto burgueses como campesinos. Estas tropas integraron el núcleo de la fuerza que impidió a Archaón tomar Middenheim y acceder al corazón del Imperio. Sin embargo, ahora que Archaón parece vencido, los que fueron llamados a filas están presionando para volver a casa con sus familias, granjas y negocios. Esto ha provocado el resentimiento de los oficiales (en su mayoría procedentes del este) y de los gobernantes, que creen que los plebeyos "deberían cerrar el pico y cumplir con su deber".

Fuera de su provincia los middenlandeses están fuertemente asociados con su plato provincial (la salchicha con especias). Aunque cada aldea y pueblo tiene sus propias recetas tradicionales y se niegan a probar ninguna otra, es un hecho bien conocido que cuando empieza el Wurstfest los middenlandeses son los primeros en sentarse a la mesa.

Los middenlandeses hablan con un tono áspero, muy parecido al de los nordlandeses, aunque su acento es más conocido por el uso de palabras y gramática arcaicas. Se niegan a admitir muchos de los términos extranjeros que han permeado en el Reikspiel.

Lugares de Interés.Editar

Uniforme y Heráldica.Editar

Middenland es una provincia muy extensa y dentro de sus fronteras se halla el siniestro y misterioso Bosque de Drakwald. En el interior de esa inmensa foresta aguardan un sinfín de peligros y, con el paso de los siglos, los soldados de Middenland han llegado a acostumbrarse a luchar contra Orcos y Hombres Bestia. Es por ello que esta provincia está fuertemente vinculada a Ulric, el dios de las batallas, los lobos y el invierno. Los campechanos soldados de Middenland se han convertido en guerreros impasibles ya que el frondoso bosque de Drakwald oculta ejecitos de goblins, Hombres Bestia y seres peores. El color de Middenland es el azul, y los regimientos se identifican mediante lazos y tiras de distintos colores.

Los estandartes de la provincia incluyen un lobo blanco, que simboliza a Ulric, el antiguo dios guerrero del Imperio anterior a la llegada de Sigmar. El culto de Ulric empezó muchas generaciones antes de la aparición de Sigmar y los guerreros de la región suelen llevar capas y botas forradas de piel de lobo o llevar amuletos y abalorios hechos con dientes de lobo para que los protejan en el combate.

Los estandartes de Middenland también  representan el motivo del castillo de Middenheim, añadido por el Conde Elector, el Graf Boris Todbringer, quien reside allí, para destacar la ciudad más importante de la provincia, orgullo de toda la región a la vez que una ciudad fortificada casi inexpugnable

FuentesEditar

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar