Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Molokh Lenguababosa

5.517páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Molokh Lenguababosa por John Blanche.jpg

El Demonio del Hambre, El Yermo, Señor de la Cosecha Negra.

La criatura conocida como Molokh Lenguababosa es un anatema para todo lo que representa la vida cultivada y la armonía natural. Todo lo que la humanidad hace para aprovechar la tierra, cada acto de orden intencionado para eliminar el Caos de la naturaleza salvaje, puede deshacerlo Lenguababosa con un simple gesto de su garra ennegrecida. Lenguababosa encarna a la fría garra del invierno y a su paso siembra la hambruna.

Acechando las tierras de los hombres como un cuervo negro renqueante, Lenguababosa convierte los valles más fértiles y verdes en llanuras desoladas y heladas arrastrándose como una alimaña venenosa. A primera vista, Lenguababosa podría confundirse con un diablo de la muerte, porque su cabeza es poco más que un cráneo bovino de mirada lasciva, y su cuerpo escuálido está cubierto de manchas y un pelaje blanco y grueso. Pero una inspección más detenida revela que el cuerpo de Lenguababosa rebosa de vida ya que alberga a colonias de piojos gordos y negros, pulgas furiosas, insectos hinchados, gusanos retorcidos y cucarachas pestilentes que infestan cada recoveco de su cuerpo maltrecho. Los ciempiés salen por las cuencas de sus ojos y las babosas se desprenden de sus dientes putrefactos cuando Lenguababosa grazna sus declaraciones de una condena lenta pero inevitable. Y lo que es peor, se ve rodeado de un aura de frialdad entumecedora y su apestoso aliento se fusiona en formas aún más estremecedoras, mientras sus vestiduras hechas jirones penden de carámbanos afilados de fluidos repulsivos e inimaginables.

Tan repugnante resulta la visión de Lenguababosa como las señales que deja a su paso. Con tan solo susurrar una frase, puede desatar todo el poder de la plaga sobre la tierra y los que la defienden. Desencadena huracanes de langostas con cabezas de calaveras con las que arrasa las cosechas y las reduce a la ruina en cuestión de segundos. Los ríos de agua de nieve cristalina se convierten en bilis ante el sonido de su risa llena de flema y gorgoteos. A una sola palabra suya, los cielos se llenan de nubes retorcidas de gusanos transparentes que descargan con toda su fuerza sobre los lagos de agua dulce como un granizo viviente. Los almacenes llenos de trigo dorado y gavillas de cebada abren sus puertas de par en par para revelar un lodo pútrido negro, y los barriles de cerveza se convierten en una gacha espesa de babas infectas.

Cada una de estas viles transformaciones complace a Lenguababosa, porque sabe que los que viven al borde de la inanición en poco tiempo se ven impelidos a cometer actos de insensatez. No pasa mucho tiempo antes que los que viven bajo la plaga oscura de su presencia solo piensen en su desesperada necesidad de extender la maldición y asolar las tierras. Los que siguen a Lenguababosa están dispuestos a todo, y saben que la guerra sigue al hambre del mismo modo que el invierno sigue al otoño. Cuando los ejércitos de los famélicos y asustados marchan para enfrentarse a Lenguababosa se encuentran con hordas de Hombres Bestia bien alimentados, irascibles y dispuestos para la batalla que se abalanzan sobre ellos desde cada dirección. No pasa mucho antes de que estos ejércitos bestiales se abran paso y atrapen a los débiles locos que se atreven a levantarse contra la maldición de Lenguababosa, mientras que una risotada esparce por los vientos su aroma pútrido.

FuenteEditar

  • Libro de Ejército: Hombres Bestia (7ª Edición).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar