Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Morathi

5.491páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Morathi imagen.jpg
"Un rasguño de una daga ponzoñosa, un sorbo de un cáliz envenenado, un desaire al honor de un orgulloso guerrero... Con el tiempo estas cosas pueden hacer un daño más grave que la espada o el hacha, mi amor..."
Morathi.

Morathi, la Hechicera Bruja. Tras el propio Rey Brujo, Morathi es la más poderosa Elfa Oscura de Naggaroth. Nacida para la intriga y la política, además de ser una gran Hechicera, Morathi pasó cinco mil años enseñando a su hijo todos sus conocimientos del arte de gobernar y de la magia, y vive para hacer valer su derecho al trono de Naggaroth.

Descripción Editar

Morathi siempre ha llevado la contaminación del Caos con ella. Conoció al padre de Malekith, Aenarión, cuando el Señor Élfico la rescató de una hueste de guerra del Caos. Se cree que, durante el tiempo que estuvo prisionera, el Caos consiguió adentrarse en su alma. Fue Morathi la que introdujo el Culto al Placer en Ulthuan, que fue la causa que, finalmente, condujo a su raza a la sangrienta guerra civil conocida como la Secesión. Morathi también fue la primera en perfeccionar la Magia Oscura al abrir portales a los infiernos del Caos para obtener, a cambio, poderes inimaginables. Las habilidades mágicas de Morathi, unidas a su enorme belleza y talento, le permiten dominar a sus enemigos.

Morathi octava.png
Morathi es la primera Reina Bruja de las Elfas Brujas y, aunque la secta ahora obedece a su rival, Hellebron, son muchos los devotos del Templo de Khaine que siguen leales a la hechicera. Se dice que Morathi introdujo también el primer Caldero de Sangre en Naggaroth; y algunos aseguran que le fue entregado por el sediento Khaine en persona. Una vez al año, durante la Noche de la Muerte, se sumerge en la sangre hirviente del caldero para salir rejuvenecida y tan hermosa y joven como el día en que abandonó las orillas de Ulthuan. Ninguna otra Reina Bruja ha vivido tanto como Morathi. Por el contrario, Hellebron, a quien se le ha prohibido el acceso al primer Caldero de Sangre, envejece y se marchita con cada año que pasa. El caldero parece ser una fuente de resquemor entre las dos.

De entre todas las Elfas Brujas, Morathi, y sólo Morathi, puede utilizar los poderes mágicos. Al igual que su hijo, no tiene ningún reparo en crear leyes y tradiciones con las que controlar al resto de los Elfos Oscuros, aunque las ignore para sí misma. Con el paso de los milenios, Morathi ha hecho pactos con muchas fuerzas demoníacas y muchas otras fuerzas viles e inquietantes, así que puede desencadenar los poderes del Caos con su simple pensamiento. Se la considera capaz de conjurar las más poderosas fuerzas mágicas y algunos piensan que esa capacidad forma parte de un plan para destruir el vórtice mágico de Ulthuan y liberar a los demonios del Caos sobre el mundo.

Morathi está plenamente dedicada a su hijo y, aunque algunos dirían que hay algo de antinatural en esa relación, entre ambos reinan en Naggaroth con la ley que imponen: un dominio férreo y una espada ensangrentada.

Historia Editar

Morathi por Mark Gibbons.jpg
Originalmente, una simple dama elfa, Morathi fue rescatada por el Primer Rey Fénix Aenarion de su cautiverio a manos de esclavistas del caos; el guerrero la llevó consigo y decidió tomarla como esposa tras la reciente perdida de su primera amada: la Reina Eterna quien pereciera -aparentemente- junto a sus dos hijos durante un ataque demoníaco. Considerando sus acciones posteriores, podríamos afirmar que los rumores de que Morathi era una Sacerdotisa de Slaanesh y usó sus mágicos encantos para engatusar a Aenarion eran ciertos. Como sea el caso, lo cierto es que Aenarion trasladó su corte hacia Nagarythe, y durante algún tiempo se vio atraído a un estilo de vida hedonista, mientras sus ejércitos combatían el Apocalipsis demoníaco que azotaba al mundo.

Eventualmente, Morathi dio a luz el tercer hijo del Rey Fénix: Malekith; mientras convencía a Aenarion de relajarse en su eterna justa. Esto desencadenó una fuerte rivalidad entre ella y Caledor Domadragones, el mejor amigo del Rey, quien llegó a odiar amargamente a Morathi por aprovecharse del desasosiego de su amigo. Cuando en un acto desesperado Caledor reunió una hueste de magos y comenzó a canalizar magia para la creación del Vórtice, Morathi alentó a su amado para que asesinara a Caledor por su traición, pues el propio Rey Fénix había prohibido a su amigo la ejecución de tan osado plan, arguyéndose que, de tener éxito, Caledor sólo lograría la desaparición de toda la magia del mundo. Fue en ese momento que Aenarion descubrió la perversidad de Morathi, pero reacio a asesinarla la abandonó para ir a encontrarse con su amigo y defenderlo de los demonios.

Con la desaparición de Aenarion y Caledor, Morathi dirigió sus esfuerzos hacia el Primer Concilio, deseosa de que avalaran a su hijo como el nuevo Rey Fénix. Sin embargo, Malekith aseguró que aceptaría una votación de todos los príncipes, antes de reclamar el trono por simple derecho de nacimiento; aparentemente, todo era parte de su plan para asegurarse la lealtad de sus súbditos elfos. Desafortunadamente, el plan no salió como lo esperaba, y Bel Shanaar fue escogido en su lugar; Morathi ardió en una furia implacable, que sólo su hijo fue capaz de detener. El Príncipe de Nagarythe se embarcaría entonces en una expedición para explorar el mundo desconocido. La Reina volvería a hacer su aparición ante el consejo del Rey Fénix para defender a su ausente hijo -que continuaba en las colonias de ultramar- de las acusaciones de traición por haber reclamado suya una colonia de Eataine; con su elocuente discurso, logró convencer al Rey Fénix y los,príncipes del consejo de eximir a Malekith, pues el príncipe Aneron había abandonado a su suerte la colonia, por lo que su hijo jamás cometió falta alguna. Años después abandonaría momentáneamente las salas de Anlec -pues en su ausencia, Malekith dejó a cargo como gobernante de Nagarythe a su madre- para embarcarse hacia las colonias, y encontrarse por primera vez en mil años con su hijo, a quien alentaría de continuar su empresa hacia las caóticas tierras del Norte. Malekith obedecería, y en su gesta se haría con una corona mágica que le revelaría los secretos de las energías del Caos, además de la visión de un futuro cercano donde los Dioses Oscuros dominarían todo el mundo. Entonces, finalmente, luego de 1300 años fuera, el príncipe regresaría a su hogar.

Morathi warhammer13.jpg
Malekith sería el príncipe elegido por el Rey Fénix Bel Shanaar para erradicar de toda Ulthuan sectas adoradoras del caos. El príncipe descubriría que la raíz del problema se encontraba en un Culto a Slaanesh, instalado en su propio reino de Nagarythe; peor aun sería descubrir que su propia madre, Morathi, era la Gran Sacerdotisa de Slaanesh, y artífice de la corrupción que acechaba toda Ulthuan Su traición a Ulthuan encolerizaría a Malekith, y la Reina Morathi inició una guerra por el poder contra su propio hijo, quien tuve que rebajarse a solicitar la ayuda de Bel Shaanar; en determinado momento, Malekith se estremeció al pensar qué tipo de pacto atroz habría realizado su madre para que su brujería bloqueara la magia de la Corona de Hierro. Gracias a la Corona obtenida en tierras septentrionales, el Príncipe de Nagarythe fue capaz de dirigir los ejércitos del Rey Fénix para asegurarse grandes victorias. Malekith llevaría el combate hasta su propia capital: Anlec, ahora bajo poder de su traidora madre.

Finalmente, Malekith se encararía con su madre ante el trono de Aenarion; allí, el hijo le revelaría sus intenciones: recuperar el legado de Aenarion; al ponerse la corona, el príncipe había visto las fuerzas que algún día gobernarían el mundo, y el no permitiría que la Ulthuan que su padre había defendido sucumbiera ante ellas. Y para cumplir sus ambiciones, necesitaba asesinar a Morathi, pues entendía que su madre siempre seria su rival por el poder. Pero la Reina era astuta, y le aseguró a su hijo que jamás sería rey, hasta ser antes príncipe de su propio reino; pero para que ella se lo entregara, su hijo debía demostrarle su valía. Así iniciaría el duelo entre ambos, en el que a pesar de estar armado con la corona, que potenciaba increíblemente sus poderes, Malekith seria incapaz de vencer a su madre en duelo mágico. No obstante, el príncipe sacaría fuerzas de flaqueza para golpearla, pero seísmo incapaz de ejecutarla; Morathi manipularía a su hijo para que le perdonara la vida, contenta porque al fin Malekith demostraba ser digno de convertirse en Rey Fénix.

Teclis vs Morathi por Adrian Smith Altos Elfos Oscuros.jpg

Malekith solicitaría una audiencia especial con el Rey Fénix y los Príncipes Gobernantes para revelar sus descubrimientos; no obstante, en lugar de señalar con el dedo a su madre, acusó al propio Bel Shaanar de ser el líder de los cultistas, arguyendo que el propio Bel habría optado por la salida de los cobardes suicidándose en lugar de afrontar las consecuencias -aunque lo cierto es que el príncipe de Nagarythe lo había envenenado. Declarándose como la nueva esperanza de los elfos, Malekith atravesaría las llamas de Asuryan a fin de ser declarado nuevo Rey Fénix. Sin embargo, el divino fuego abrasaría su cuerpo, haciéndolo gritar tan estridentemente que todo aquel que le escuchó no olvidaría su agonía hasta el día en que muriesen. Los príncipes traidores entonces asesinarían a todos los presentes, mientras Morathi rescataba a su hijo y lo mantenía con vida gracias a su magia, hasta que Hoek, un herrero de Vaul leal a la Bruja, forjó una armadura imbuida con la mágica esencia del hielo, que fundió al cuerpo del maltrecho hijo de Aenarion para mantenerlo con vida y mitigar su sufrimiento.

Tanto Morathi como su hijo usarían a sus seguidores en la guerra civil, y el culto evolucionaría a una vertiente aún más oscura; la reina cooperaría invocando demonios que se alimentaban de las almas de los elfos mientras la adoración a Khaine suplantaba cualquier otra fe entre sus seguidores. Morathi entonces se enredaría con el vórtice, usando sus poderes para potenciar su propia magia, con lo que fue capaz de desatar una masiva destrucción en las costas de Ulthuan; finalmente, participaría activamente en el destroce de Nagarythe, al lanzar varios pedazos de tierra como botes que ulteriormente se convertirían en las Arcas Oscuras. Junto a su hijo y sus seguidores, viajarían hacia el Oeste, instalándose en la ahora conocida como Nagaroth.

Morathi por Ralph Horsley.jpg
En su nueva patria, los ahora llamados Druchii iniciarían las malsanas celebraciones tanto al Culto del Placer, como al Culto de Khaine; darían comienzo oficialmente -si bien aun en Ulthuan celebraba estos ritos oscuros- las noches de la muerte en las que, para conservar su belleza y juventud, la Reina Bruja se baña constantemente en sangre de bebés elfos.

Conforme Nagaroth fue creciendo en poder, Malekith vio en la adoración a Slaanesh una amenaza a sus intereses; fue así que el Hijo de Aenarion prohibió la adoración al hermafrodita dios, y estableció el culto a Khaine como la religión oficial del pueblo Druchii. Del mismo modo, los hechiceros varones fueron prohibidos -a sazón de la Profecía de la Secesión- y todo lealtad a Khaine se convertiría, pronto, en una espada que el propio Malekith podría esgrimir según su deseo. No obstante, nótese decir que las elfas brujas permanecieron leales a Morathi, hasta que la Reina se topó con una nueva rival: Hellebron, una sacerdotisa de Khaine que ascendió rápidamente entre las filas de las Elfas Brujas. Por quitarle su lealtad, Morathi la maldijo y vetó sobre el conocimiento de los Calderos y la Eterna Juventud, ganándose el odio de la Anciana Hellebron.

Durante la Batalla de las llanuras Finuval, que enfrentará a los Altos y Oscuros Elfos, originalmente, seria ella la encargada de los ritos de invocación que atraerían a N'Kari y su legión demoníaca, y les conduciría a la caza de la Reina Eterna Alarielle; la Reina tendría un enfrentamiento con Teclis, mientras su gemelo se debatía ante Malekith. Finalmente, el Rey Brujo huiría, y su madre le seguiría dejando sus tropas a merced de los altos elfos. La historia es posteriormente alterada, dejando a la reina fuera del conflicto, siendo Malekith quien se bate contra Teclis, mientras Tyrion se encara con las fuerzas del Rey Brujo.

Desde entonces, la Reina ha mantenido su culto en secreto de su hijo, aunque durante los eventos de la Tormenta de Caos, Morathi volvió a sacarlo a la luz, aliándose con guerreros del caos. Esto estuvo a punto de causar una guerra civil y religiosa en la propia Nagaroth, entre los seguidores de Slaanesh, leales a Morathi, y el Templo de Khaine, fieles al Rey Brujo. Sin embargo, la historia parece desaparecer -como si nunca hubiese pasado- tras la salida del fin de los tiempos.

El Fin de los Tiempos Editar

Nagash Gran Nigromante retornado Fin de los Tiempos.jpg

El Fin de los Tiempos

El trasfondo que puedes leer en esta sección o artículo se basa en la serie de libros de campaña y novelas de El Fin de los Tiempos, que recientemente ha sustituido la línea argumental de La Tormenta del Caos

Archaon Señor del Fin de los Tiempos.jpg

Ahora que Nagaroth está asediada por legiones de Khorne, Malekith, que no podía seguir vigilando a su madre, pues tenía puestos sus esfuerzos en reducir la invasión del caos, la ha dejado encerrada y sola dentro su torre. Sin embargo, Morathi abandonó el edificio, concentrada en convertir a Tyrion en la verdadera reencarnación de Aenarion. En esta época oscura, donde el caos ha reunido a las estirpes elfas que durante cinco mil años han estado en disputa, Malekith viaja para reclamar, por fin, su derecho como Rey Fénix; Alarielle confirma su legitimidad tomándole por esposo. Mientras tanto, Morathi ha engatusado a Tyrion, y lo ha tomado por su amante. El Príncipe guerrero entonces opta por sacar la Hacedora de Viudas, reviviendo así la leyenda de Aenarion al tomar la misma mujer, y la misma arma que su ancestro. Entonces se revela a Tyrion como el Avatar de Khaine, y a Morathi como la reencarnación de la diosa del amor y la seducción Atharti. Tras la muerte de su nuevo amante Tyrion, Teclis intenta refrenar el vórtice; entonces Morathi vuelve a aparecer para intentar detenerlo; sin embargo, la esencia mágica y espiritual de Caledor Domadragones aparece para impedírselo, y ambos son arrastrados por la falla mágica.

El Deber de un TraidorEditar

Morathi fin de los tiempos.png
Morathi llegó a la batalla con una furia templada por el alivio. El engaño de Korhil había sido descubierto con rapidez, y sus cómplices sacrificados, pero el capitán no había dejado ninguna pista sobre su destino. Tyrion, al considerar que Korhil se dirigiría a los bosques de Averlorn, condujo la búsqueda hacia el oeste. Morathi, mucho más impregnada en el engaño que él, siguió sus instintos hacia el norte. Como escolta, la Hechicera Bruja llevó al Príncipe Dannor y a su guardia personal. Todos habían pasado suficientes horas en compañía de las doncellas de Morathi para que ella estuviera bastante segura de su lealtad, incluso con Tyrion tan lejos.

ORIGINAL:

Morathi came to battle with fury tempered by relief. Korhil's deception had been swiftly discovered, and his accomplices slaughtered, but the captain had left no clue to his destination. Tyrion, deeming that Korhil would make for the forests of Avelorn, led pursuit westward. Morathi, far more steeped in deception than he, followed her instincts north. As escort, the Hag Sorceress brought Prince Dannor and his household guard. All had whiled away enough hours in the company of Morathi's handmaidens for her to be quite confident of their loyalty, even with Tyrion so far afield.

HeldenHammerSigmar.png Este artículo está siendo corregido por un miembro de Traducción. HeldenHammerSigmar.png
Te recomendamos no realizar modificaciones hasta que esta plantilla sea retirada. Si crees necesaria una modificación, puedes contactar al usuario en su página de discusión o en la página de discusión de la plantilla para poder coordinar la redacción.
Miembro a cargo: snorri Fecha de inicio: 28-06-16 Estado: Esperando revisión


MiniaturaEditar

  • Miniatura 6ª en Pegaso
  • Morathi miniatura 5ª edición, empleada mas tarde como Hechicera Elfa Oscura

ImágenesEditar

FuentesEditar

  • Libro de ejercito: Elfos Oscuros (6ª edición).
  • Libro de ejercito: Elfos Oscuros (7ª edición).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar