Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Nigromante

6.136páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios0 Compartir
Nigromante por Mark Gibbons.jpg

Los Nigromantes se cuentan entre los hechiceros más malditos porque han renunciado a su humanidad a cambio de la habilidad de levantar a los muertos y dirigirlos para que hagan la guerra a los vivos. A simple vista, puede parecer extraño que estos locos depravados hayan hecho este terrible pacto voluntariamente. La razón que subyace tras esta obsesión morbosa del Nigromante es la necesidad de subyugar y castigar a los que le han perseguido en el pasado acueste lo que cueste.

Es mucho más habitual que sea la raza de los hombres y no otras más longevas, la que se adentre en el estudio de la Nigromancia. La raza de los hombres tiene. invariablemente, una vida más corta que la de otras razas y probablemente sea la causa de su interés por la Nigromancia.

Los estudiosos han especulado a menudo con la razón que hay tras ello. Quizás, la razón sea que como los Elfos disfrutan de unas vidas longevas y no sienten la necesidad de prolongarla por métodos antinaturales. Los Enanos no tienen aptitud para la magia y tampoco quieren profanar a sus honorables muertos. Los Orcos y Goblins no asumen el concepto de su propia mortalidad y, por tanto, no temen a la muerte igual que los hombres. Los Skavens por su parte suelen estar más ocupados de asuntos como llegar a parecerse a la Gran Rata Cornuda y la mayoría de los Skavens mueren en su persecución de los objetivos de su deidad. Es por ello que normalmente son los hombres los que se aventuran por esta senda que los conduce a una forma de vida eterna horrible, o lo que es peor, a la condena eterna.

Los individuos que se dedican a la Nigromancia no son necesariamente malignos. Muchos se ven obligados a hacerlo por la locura o algún tipo de deseo oscuro, pues ¿qué razones podrían influir en un hombre para estudiar una forma tan vil de magia? Algunos pueden desear el conocimiento en su propio provecho, o buscan salvar sus vidas o la de algún ser querido. Sin embargo. aunque intrínsecamente no sean malvados, en un punto de esta persecución antinatural invariablemente los lleva por una senda más oscura. Quizás sea el horror y la repulsión que los suyos sienten por ellos, o quizás la energía palpitante de la Magia Oscura enturbie sus mentes. Sea cuál sea la razón, cuando los hombres emprenden el camino de la Nigromancia, la locura suele acompañarlos en el viaje. Los nigromantes son rechazados por toda la gente juiciosa. Los cazadores de brujas los persiguen y los hechiceros oscuras son tan temidos como los cultistas del Caos.

Mike Franchina Nigromante.jpg
El misterio envuelve el estudio de la Nigromancia. Para aprender este arte oscuro, un aspirante debe encontrar a un Nigromante o a un Vampiro y convertirse en su aprendiz, o apoderarse de un libro prohibido que contenga los secretos de los No Muertos, como el Liber Mortis o uno de los Nueve Libros de Nagash. Es este conocimiento de un misterio intrínseco lo que hace que la mayoría de los Nigromantes se conviertan en servidores de los Condes Vampiro, esperando aprender de primera mano de los maestros de la no muerte.

Para la mayoría de estos aspirantes a hechiceros, una vez que entras al servicio de un vampiro, nunca puedes abandonarlo. Los Vampiros son notoriamente dominantes y se resisten a dejar que sus subordinados los abandonen. Incluso encontrar a un Vampiro dispuesto a un ser un tutor presenta dificultades obvias. Muchos de los que se han convertido en aprendices de un vampiro han acabado desempeñando tareas mucho más serviles o terminan sus días convertidos en un cadáver animado, un aperitivo ligero o un ingrediente de un hechizo particularmente difícil. Dada la morbosa reputación y los hábitos terribles de los Vampiros, quizás sea más seguro que se confinen en el estudio de esos libros blasfemos.

La búsqueda de libros de un saber prohibido entraña sus propios peligros. Muchos son copias de textos antiguos de tiempos largo tiempo olvidados, y con errores que se han ido acumulando en los sucesivos procesos de copiado; por lo tanto, no existe ninguna garantía de que los rituales que contienen se transcriban correctamente. Algunos simplemente no funcionan y otros pueden ir desastrosamente mal, como aquella vez en que el infame Jacques de Noirot animó accidentalmente a todos los cadáveres de los cementerios de Mousillon y después se dio cuenta de que no podía controlarlos. Con un deseo insaciable de carne humana, los Zombis devoraron al desventurado Nigromante e irrumpieron en las calles de la ciudad. Tras alimentarse de centenares de campesinos, mercaderes, artesanos, hombres de armas y caballeros, acabaron siendo finalmente destruidos por los caballeros del Rey de Bretonia.

Cuando un hombre se adentra por la senda oscura de la nigromancia, se vuelve cada vez más indiferente a sus raíces mortales. Al cuestionarse los secretos de la muerte de forma morbosa, un nigromante puede llegar a parecerse a las creaciones de su magia. Los hechiceros que hayan estudiado en profundidad el Saber de la Muerte se halla en el umbral entre mundos, y no está ni totalmente vivo, ni puede considerarse tampoco un No Muerto. Su cuerpo está deformado por el poder profano y su mente está trastornada por los horrores que ha presenciado; a menudo, un Nigromante tiene más en común con sus servidores tambaleantes y quejosos que con los vivos a los que quiere matar.

MiniaturasEditar

IlustracionesEditar

FuenteEditar

  • Ejércitos Warhammer: Condes Vampiro (7ª Edición).

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar