FANDOM


Nurgletes de christopher burdett

Esporas de Pus, Pequeñuelos de Nurgle, Recolectores de Pústulas

Cuando la leche se agría, las cosechas se marchitan y la enfermedad se extienden por las aldeas, los campesinos a menudo echan la culpa de la travesura a los Nurgletes. Los Nurgletes (Khan'gurani'i en Lengua Oscura) son pequeños demonios malignos que se alimentan de la pus y las mucosidades que se derraman de las llagas de la Gran Inmundicia.

Son creaciones saltonas y chillonas del propio Padre Nurgle que se mueven por el campo de batalla como una marea putrefacta. Los nurgletes aparecen rodeados por el zumbido de una nube de moscas que se meten en los ojos y en los orificios nasales de sus enemigos distrayendo su ataque.

DescripciónEditar

Nurgletes de Ku'gath, Padre de la Plaga por Sam Flegal

Los Nurgletes son seres infectos habitan en los cuerpos de los demonios más grandes, preferiblemente en las Grandes Inmundicias que los engendran. Los Nurgletes se introducen en sus pliegues, enterrándose bajo la grasa enferma de sus voluminosas formas, picoteándole la piel y mamando de las heridas cancerosas que supuran una repugnante pus. Mientras cubren a su anfitrión, compiten por el favor de su amo, ronroneando de placer cada vez que se les acaricia o chillando de deleite si su amo les recompensa con una golosina (un pedazo selecto de carne pútrida), o peleándose entre ellos por colocarse en la arruga más confortable de la ingente masa de la Gran Inmundicia.

Pero toda su repugnancia no es nada comparada con la forma en que suelen ser creados. Las podridas entrañas de las Grandes Inmundicias rebosan de pus y patógenos, y en el interior de su carne putrefacta crecen los pequeños y traviesos Nurgletes. Como los bebés, se alimentan de los nutrientes de su madre, aunque en este caso es de la leche agria de la pestilencia de la Gran Inmundicia. Con el tiempo, la dieta de putridez permite al nurglete crecer y madurar lo bastante corno para abrirse camino a dentelladas hacia el exterior de las húmedas entrañas, naciendo a la horrible existencia que le aguarda, como la auténtica personificación (o demonificación) de una pústula o furúnculo. En este sentido, los Nurgletes son los hijos de la Gran Inmundicia.

Nurgletes 01 por John Blanche

Tal vez este sea el motivo de que los Señores de la Plaga se sientan tan orgullosos de estas pequeñas criaturas. Les hacen arrumacos, los arrullan, los acarician y les deja que le chupen las pústulas, derrochando afecto sobre ellos; aunque ninguna de estas atenciones evita que el orgulloso padre aplaste a su progenie en un instante de compulsivo y despistado entusiasmo o devore a unos cuantos cuando le entra un antojo. Muchos nurgletes se descomponen, quedan atrapados entre los inmensos dedos de los pies del demonio, o se disuelven en sus jugos gástricos.

A veces Nurgle envía a sus Grandes Inmundicias al plano mortal para propagar sus deliciosas plagas. Mientras el demonio más grande estraga el mundo, algunas de sus Nurgletes podrían caer de él y encontrarse atrapados entre los mortales. Esta es una gran oportunidad para la diversión y los juegos, y se ríen incesantemente cuando propagan infecciones. Pobre aquel que intente detener su travesuras, pues los Nurgletes se abalanzan sobre su enemigo como un enjambre. Los Nurgletes casi nunca atacan a un enemigo por sí solos; prefieren agruparse en una multitud de cuerpos verdes farfullantes y estridentes.

Aunque son muy pequeños, hay grandes cantidades de ellos y siempre se mueven en grupo, formando una masa gigantesca y contorsionante, como un mar de podredumbre de color verde. Pueden enfrentarse a enemigos de tamaño mucho mayor aprovechando su superioridad numérica, avanzan como un furioso enjambre para rodearles, royendo y arañando las extremidades inferiores, mordiéndoles los tobillos y chupando cualquier forúnculo o abrasión interesante que descubran. Sus diminutos dientes son afilados como cuchillas, dejando cientos de pequeñas mordeduras infecciosas. y purulentas marcas en sus víctimas, pero pocas veces son directamente letales, aunque estos ataques suelen ser el preludio de una larga agonía causada por alguna enfermedad, algo muy desagradable que penetra a través de la herida.

Crecimiento AntinaturalEditar

Warhammer Demonios del Caos Nurglete

Los Nurgletes no surgen unicamente de las Grandes Inmundicias. Cuando se desplazan, estos inmensos Demonios hinchados dejan un rastro de pus y porquerías aceitosas al caminar, repletas con esporas de Nurgletes. Estos fluidos se acumulan en pequeños charcos pegajosos, a la espera de que algún incauto tenga la mala suerte de meter el pie en ellos.Al entrar en contacto con la piel, la nauseabunda sustancia se introduce el cuerpo de la víctima, las esporas se abren paso lentamente por sus entrañas a través del torrente sanguíneo hasta alojarse en el interior del abdomen, donde se enquista, crece y se alimenta de los excrementos de la víctima.

A medida que el Nurglete se acerca a la madurez, se hace lo suficientemente grande como para expandir la barriga de la víctima, profiendo improperios y obscenidades, tan fuerte y tan frecuentemente como le sea posible, que pueden ser escuchadas desde dentro del abdomen del anfitrión, insultando a cualquiera ya todos los que están cerca.

Enfermo plaga nurglete

Con el tiempo, al final acaba hartándose de estar allí y sale del cuerpo a través del aparato digestivo de su huesped, abandonándolo por un agujero u otro, según le apetezca en el momento, para probar suerte en el mundo. Aunque estas experiencias son terriblemente desagradables para el anfitrión, nunca son letales, tan sólo muy incómodas.

Una vez "nacidos", los Nurgletes tratan de buscar a otros de su misma especie ya que son criaturas bastante sociables, pero si no puede encontrar a otros Nurgletes, se conforman con retozar en la suciedad y miserias de los asentamientos mortales de su especie, deleitándose con restos de basura, alcantarillas y demás, causando todo tipo de travesuras y maldades como agriar la leche, ocultar objetos pequeños pero valiosos o envenenar niños, entre otros. Por alguna razón, los Nurgletes siempre recuerdan a su padre mortal con algún extraño sentimiento de afecto, y periódicamente le visitan para ofrecerle su gratitud en forma de pústulas u otras interesantes enfermedades.

FísicoEditar

Físicamente, estos enfermos diablillos son la viva imagen del propio Padre Nurgle, lo único en lo que se diferencian es en el tamaño. Los Nurgletes son diminutos y putrescentes, generalmente de no más de treinta centímetros de altura. Poseen cuerpos regordetes e abotargados por las enfermedades, su piel verdosa están cubierta de pústulas y forúnculos, presentan traviesas y engañosas caras amables con cuernos y dientes afilados, y están provistos de extremidades habitualmente distorsionadas o desproporcionadas. Son gregarios, ágiles y constantemente activos, y exudan un limo fétido de todos los orificios.

Nurgletes por Tony Ackland

MiniaturasEditar

  • Nurgletes (octava edición)
  • Miniaturas de sexta edición
  • Miniaturas de Warmaster
  • Nurgletes Mordheim

ImágenesEditar

  • Pequeños Ácaros de MorbidexIr a Pequeños Ácaros de Morbidex
  • Enjambre RetozónIr a Enjambre Retozón

FuentesEditar

  • Ejércitos Warhammer: El Caos (4ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Hordas del Caos (6ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Demonios del Caos (7ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Demonios del Caos (8ª Edición).
  • Warhammer Fantasy JdR: Tomo de Corrupción (2ª Ed. Rol).
  • Warhammer Fantasy JdR: Liber Infectus (3ª Ed. Rol).

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.