Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Piedra del Juramento

5.728páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios2 Compartir
Boceto Señor Enano en Piedra juramento por Mark Gibbons.jpg
Cuando un Enano va a la guerra, lleva consigo el honor de su clan y su fortaleza. Se trata de un asunto de orgullo personal que cumplirá a rajatabla o, de lo contrario, no volverá. Para demostrar su intención, llevará una Piedra del Juramento con él. Se trata de una piedra en la que se esculpen cuidadosamente el linaje y los logros del poseedor, una vez que es puesta en el suelo el enano no se retirara con la característica tozudez Enana, ya que de hacerlo perderá completamente su honor y insultara a su clan.

Al subirse encima de una Piedra del Juramento, la determinación de los seguidores aumenta y garantiza que los enemigos de un campeón lo encuentren en la refriega.

Plantar una Piedra del Juramento en medio de la batalla es un grandioso gesto a la par que un claro gesto para el enemigo: el que anuncia que el Señor del Clan está listo para combatir en todos los frentes y que ni se dejará amedrantar ni huirá de la lucha. Con el juramento y el honor Enano en juego, del enemigo depende intentar hacerse con la victoria.

HistoriaEditar

Las leyendas Enanas afirman que fue durante la batalla del Valle de Bryndale cuando el rey Manohierro de Karak-Varn creó la primera Piedra del Juramento. Mientras que regresar a su hogar después del sexto infructuoso asedio de Tor Alessi. Las huestes de Karak-Varn fueron emboscadas en el camino a través del Valle de Bryndal. Como los Enanos trataban de retirarse al norte hacia sus dominios, el ataque élfico creció en fuerza y amenazó con romper la retaguardia. La retirada corrió el peligro de convertirse en una derrota, en la que los elfos seguramente matarían o capturaría a una gran parte de las fuerzas enanas. Para evitar que ocurriera, el Rey Manohierro marchó junto con su guardia personal adonde la lucha era más feroz, sobre una loma pedregosa cerca de la entrada del valle. El rey escogió la roca más alta que pudo encontrar y se subió encima de ella. En vista de todos los enanos y elfos, tomó su hacha rúnica y talló su runa personal en el bloque de granito. Su voz se alzó por encima del estruendo de la lucha, pronunciando su inmortal juramento:

"¡Luchad, valientes hijos de Grimnir! ¡Aquí mantendré mi posición, como orgulloso rey de Karak Varn, hijo de Thorgil Manohierro, nieto de Hraddi Manohierro! ¡Con los antepasados como mis testigos, juro que no voy a dar un paso atrás de esta roca! ¡Como los acantilados de Barak-Varr, resistiré desafiante contra esta ola élfica! ¡Si caigo, recordad mis palabras y mis acciones, y enterradme bajo de esta piedra inquebrantable, pues no puedo regresar a mi hogar con el honor perdido! ¡Lucha conmigo, guerreros de Grungni! ¡Luchad hasta que nuestra muerte venga a reclamarnos!"

Con este valiente acto de desafío, el rey reunió a sus vacilantes guerreros, y los Enanos se volvieron contra los elfos con renovado vigor. El rey fue fiel a su juramento, y a pesar de que estaba rodeado y gravemente herido, luchó con cada onza de su fuerza. El rey finalmente cayó y los enanos fueron derrotados, sin embargo, la mayor parte de la hueste logró escapar de los perseguidores, ahora demasiado cansados como para seguirlos. Los elfos quedaron tan impresionados por las acciones del rey enano que, en un imprevisible y magnánimo acto, permitieron que sus prisioneros pudieran cumplir el juramento de su rey y lo enterraron bajo la roca. Un denso bosque de árboles cubre el valle de Bryndal, pero todavía hay bandas ocasionales de Enanos que realizan una ardua peregrinación para rendir homenaje al lugar donde se creó la primera Piedra del Juramento.

La historia de juramento y el sacrificio del rey Manohierro se extendió rápidamente a través del imperio enano y reavivó su ansia de batalla. El Gran Rey encargó a sus Herreros Rúnicos que crearan una piedra sobre la cual él también se mantendría firme, donde se inscribieron argénteas runas de plata de robustez y coraje para que su corazón no flaqueara, y runas de protección para vigilar su tumba si caía. Desde entonces, las Piedras del Juramento han sido utilizadas por los señores y reyes enanos para señalar su intención de morir luchando, y se pueden encontrar como tristes recordatorios de batallas libradas hace mucho tiempo a lo largo y ancho del Viejo Mundo.

Cada vez que un viajero se encuentre con una piedra con grabados rúnicos, debe saber que debajo yacen los restos de un gran señor enano, protegido por toda la eternidad por la magia de la Piedra del Juramento. Algunos afirman que hay unas quinientas Piedras del Juramento salpicando las laderas del Paso del Fuego Negro, procedentes de la época en la que el Rey Kurgan y Sigmar se enfrentaron a una enorme horda de orcos; un monumento apropiado y memorable de los señores enanos que respondieron a la llamada de su rey en aquél maldito día hace tantos siglos.

MiniaturaEditar

  • Señor Enano con piedra de juramento

FuentesEditar

  • Ejércitos Warhammer: Enanos (7ª Edición).
  • Black Library: Grungelord.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar