Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Piedras Mágicas

5.540páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Balthasar con orbe.jpg

Balthasar Gelt sosteniendo una piedra dorada

Aunque la piedra bruja está prohibida por la ley y la tradición de los Colegios de la Magia, esto no ha impedido a muchos de los colegios experimentar con otros medios para almacenar magia para usos posteriores. Pese a que todos los colegios practican alguna forma de artesanía rúnica, los magister humanos no son ningunos expertos en el arte de atar magia a objetos por medio de runas. A diferencia de la enana, la artesanía rúnica humana suele tener un efecto y duración limitados, y por tanto no es la mejor forma de almacenar grandes cantidades de engría mágica.

La Orden Dorada fue la primera en teorizar que el poder de un único viento de la magia podía ser aislado y sometido a una intensa presión artificial para convertirlo en una "piedra" tangible del mismo color que el de su magia. Esta piedra no tendría el peligroso poder bruto de una piedra de disformidad, ya que sólo poseería el poder y la predilección por uno de los hilos de la magia, no de todos. Sería un poder manejable que no cegaría a los magister.

El magister patriarca Theodor Habermas, tercer patriarca de la Orden Dorada, fue el primero en lograr diseñar una forma de plegar sobre sí mismo un hilo de magia amarilla una y otra vez, ejerciendo sobre él leyes físicas de alguna manera, hasta que se convirtió en una brillante niebla amarilla, luego un centelleante líquido amarillo, y finalmente en una especie de piedra dorada semitraslucida que brillaba con una luz interior. Las propiedades de esta piedra eran maravillos, pues podían usarse en diferentes cantidades como ingrediente en cualquier experimento alquímico, y también para proporcionar energía a ciertos artefactos y herramientas mágicas utilizadas por los magister alquimistas de la Orden Dorada.

La Piedra filosofalEditar

El patriarca Habermas considero que la piedra que había creado era la facilitadora definitiva de los estudios de su orden y por ello la llamó piedra filosofal. Desde entonces, se han atribuido todo tipo de capacidades asombrosas a las piedras filosoales de la Orden Dorada, incluidas la habilidad de convertir materiales bajos de ley en oro, e incluso de conceder la inmortalidad. Estas historias son obvias exageraciones, pero ello no ha impedido a los alquimistas estudiar en privado para intentar reproducir las piedras filosofales empleando únicamente medios no alquimicos (una empresa imposible e infructuosa).

El poder de las historias que rodean la piedra filosofal es tal que la Orden Dorada prefiere referirse a los fragmentode magia amarilla comprimida como "piedras doradas".

En los siglos posteriores al descubrimiento del patriarca, los principales magister de otros colegios han encontrado formas de conseguir el mismo fin con los demás vientos de la magia. El Colegio Brillante ha logrado comprimir el Aqshy en lo que ellos llama rubíes de fuego, y se sabe que los han engarzado en anillos, báculos y empuñaduras de armas junto a una runa de activación. Estos se hallan entre los más poderosos, destructivos y raros del Viejo Mundo, como lo son prácticamente todos los objetos mágicos fábricados por los Colegios de la Magia.

Creación de piedras de poderEditar

Cada colegio tiene su propio sistema para crear piedras de poder como las mencionadas anteriormente, aunque el principio básico de todos consiste en imponer leyes fisicas a una pequeña porción de un viento de la magia. Es importante señalar que sólo los magister más poderosos y experimentasos de las órdenes pueden intentar siquiera la creación de una piedra de poder. Únicamente lo hacen en contadas ocasiones, ya que es una de las tareas más arduas y agotadoras en las que puede embarcarse un magister. Los complejos rituales y procedimientos implicados pueden durar de semanas a meses. Como resultado, muy pocos objetos tienen acolpadas una de estas piedras, y sólo los magister plenos y grandes hechiceros tienen posibilidad de hacerse con alguna.

Los Altos Elfos y las piedras de poderEditar

Los magos de Ulthuan llevan milenios creando piedras de magia solidificada. Su capacidad para ello sobrepasa todo lo que cualquier magister humano podría soñar con duplicar. Las piedras de poder élficas son absolutamente impecables y pueden tener casi cualquier tamaño. Según la leyenda, las espadas encantadas que el Señor del Saber Teclis forjó para sí mismo durante la última Gran Guerra contra el Caos tenían ocho de estas gemas incrustadas; una por cada viento de la magia. Sólo un archimago tan poderoso como Teclis sería capaz de liberar el poder de un arma así sin causarse un daño enorme.

FuenteEditar

  • Warhammer Fantasy JdR: Reinos de la Magia (2º Ed. Rol).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar