Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Río Reik

6.129páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios0 Compartir
Río WAR Online por Jonathan Kirtz Hochland.jpg
"En el pueblo de Reikdorf Sigmar se alzó, y el Gran Imperio de los Hombres fundó. Allí en el bendito Reik las aguas crecerían, en cuyas orillas todo gran hombre viviría, y por toda la eternidad el torrente estaría."
Sighardt Schneider-Koller de ¡Sigmar, Emperador!, 1797 CI

El Reik el río más largo de todo el Viejo Mundo y nace desde el Reik Superior y el río Sol. Casi la mitad de las aguas del Viejo Mundo desembocan en él. Sus extensos canales conectan tres capitales nacionales a incontables ciudades, pueblos y aldeas. Raras veces helado en estaciones frías, los ríos Aver, Stir y Talabec añaden torrente a su curso. De ahí que las inundaciones sean un problema frecuente en primavera cuando llega el deshielo. Ciudades y pueblos toman todas las medidas que pueden para mitigar los daños, pero sólo Nuln y Altdorf han conseguido avances.

Sus agitadas aguas están obstruidas por tráfico de todas las razas, no solo de lugareños Humanos y sus muchos aliados, sino también con Orcos y Goblins, con Trolls y Ogros, con los múltiples servidores de las Fuerzas Malignas y más. El Reik es legendario por una razón.

El gran ríoEditar

Comercio río por Tony Parker.jpg

Los ciudadanos imperiales afirman comúnmente que las rugientes cascadas del Reik Superior, fehacientemente dentro de las fronteras imperiales, son el origen del Reik, pero sus aguas se originan mucho más lejos de ahí. El Reik Superior nace en las Montañas Negras, al sur del Paso del Fuego Negro, y aquí sus aguas son rápidas y claras. Recorre varios cientos de kilómetros hasta Nuln. Aquí se le une el río Sol, punto desde el que siguen juntos hacia el norte. Nuln es el último puente antes de Altdorf, y aquí el Reik se une con las azules aguas del Aver.

Entre Nuln y Altdorf, el río mide varios cientos metros de ancho, y sólo es posible cruzarlo con una embarcación. Los tramos del bosque de Reikwald son peligrosos, pero el río es lo bastante ancho para ofrecer protección frente a los enemigos en las orillas. Sólo los bandidos con embarcaciones suponen una verdadera amenaza, y éstos están bien vigilados por los patrullas fluviales y Guardianes de Esclusas locales.

A más de 1500 kilómetros de su desembocadura en las Tierras Desoladas, a través de las verdes profundidades del Imperio y los despejados óblast de Kislev, el agua derretida gotea desde las alturas de las Montañas del Fin del Mundo. Estas gotitas se juntan rápidamente y fluyen hacia los estrepitosos arroyos que forman el origen del Río Urskoy. En la capital de Kislev, el Urskoy ya es lo suficientemente profundo para barcazas comerciales y desde allí navegan río abajo flotas comerciales hacia el Río Talabec, con destino al distante Imperio de Sigmar.

En Altdorf, la capital, el Reik se une al poderoso Talabec, un gran caudal muy cargado de la tierra negra de las Montañas Centrales. En el punto donde se encuentran ambos ríos, el sedimento ha formado llanuras de barro y pequeñas islas, sobre las que se alza la ciudad de Altdorf. La ciudad está surcada de cambiantes canales, planicies de lodo, marismas famosas por su hedor maligno y ciénagas infestadas con Trolls de Río. Todas estas vías de agua convergen en una gran masa al oeste de Altdorf; punto a partir del cual el río se ensancha y se hace aún más profundo, salpicado de vez en cuando por empinadas islas rocosas hasta desembocar en el mar en Marienburgo.

Ian Miller Warhammer Rol (Muerte en el Reik).jpg

Barcazas de todo el norte del Viejo Mundo navegan los tres canales que atraviesan la ciudad, dirigiéndose todas hacia los extensos Reikport, la zona portuaria de Altdorf nunca duerme. Pasadas las lentas y medianamente profundas aguas del Reikport, la corriente se intensifica y acelera de nuevo. Durante los últimos 400 kilómetros, el Reik, impregnado de la riqueza combinada de las dos naciones, fluye bajando hacia la ciudad más rica de todas, Marienburgo.

El rio está salpicado de pequeñas islas de antigua roca dura, lugares seguros donde se han construido muchas aldeas de pescadores, posadas, fortalezas y otros puntos de comercio e incluso, guaridas de bandidos y asentamientos remotos. Solo los ciudadanos imperiales más desesperados viven en estos lugares, pues muchos de ellos tienen tendencia a quedar devastados por las inundaciones y las tormentas, y otros han sufrido el saqueo constante de despiadados corsarios. Sin embargo, lo más preocupante de todo son los informes de pueblos enteros que han resultado totalmente destruidos durante la noche, arrastrados hasta el fondo del río por los tentáculos de algún ser acuático de dimensiones colosales.

Mapa fluvialEditar

ComercioEditar

Barcazas puerto por Tony Parker.jpg

Con la mayor parte del comercio Imperial, de las Tierras Desoladas y Kislevita fluyendo a través de sus gruesas arterias, no es de extrañar que el Reik lleve más tráfico que cualquier otro sistema fluvial combinado en el Viejo Mundo. Tampoco es sorprendente que la mayoría de asentamientos Imperiales están situados cerca de este tráfico, pues muchos están impacientes por sacar tajada de la generosidad del río.

El Reik es con diferencia la vía fluvial más importante de todos los ríos del Imperio, ya que permite al reino acceso al mundo exterior a través del gran puerto de Marienburgo, y haciendo de Reikland, la provincia que baña, la más próspera del reino. Se trata de un río muy transitado, siempre lleno de veleros mercantes que lo recorren desde Marienburgo hasta Nuln. Por su enorme caudal hay un mayor tránsito de embarcaciones que la de todos demás ríos del Imperio juntos. Corriente abajo viajan mercancías imperiales con destino a Bretonia y más allá, mientras que las importaciones de lujo exigidas por las clases adineradas (brandy bretoniano, sedas catayanas y perfumes de Arabia, entre otras) se abren paso río arriba.

Dado que se trata de la principal ruta mercantil del Imperio, con un gran volumen de tráfico comercial, no es de extrañar que el Reik tenga también un problema con los piratas, sobre todo entre Altdorf y las Tierras Desoladas. En los tramos más largos, las riberas están densamente cubiertas de vegetación, proporcionando posibles puntos de emboscada para piratas fluviales. Hay numerosas patrullas fluviales y guarniciones de soldados que tratan de proteger el tráfico mercante por el Reik, pero, a pesar de su famosa inclemencia, el gran volumen de piratas hace imposible acabar con dicha actividad criminal; a menudo les es imposible estar en todas partes al mismo tiempo, en otras ocasiones las patrullas fluviales se encuentran superadas en número o incluso corruptas, por lo cual muchos contratan su propia guardia.

La vida en el ReikEditar

Schneider-Koller, el gran poeta Reiklandés, escribió una vez “los nacidos en el Reik tienen el destino de los nacidos de los dioses” No debió equivocarse, pues la gente del Reik y sus numerosos afluentes son algunos de los más exitosos del Viejo Mundo.

PortuariosEditar

Estibador por Pat Loboyko.jpg

Desde el más pequeño embarcadero de Stirland al bullicioso Suiddock de Marienburgo, los muelles tienen gente preparada para recibir a los buques del concurrido río. En los muelles más grandes, los Capataces organizan grupos de portuarios no cualificados para la mayor parte del trabajo físico cargando y descargando barcazas. En los muelles más pequeños, los desempleados miran desde sucias tabernas a los embarcaderos, listos para trabajar a la vista de una vela. Como los estibadores solo trabajan cuando los buques llegan y se van, sus salarios son muy irregulares. Por ello, la mayoría de las familias de los portuarios viven en un estado de extrema pobreza, lo que lleva a algunos a recurrir al alcohol o la delincuencia.

Los muelles más grandes también tienen portuarios cualificados, llamados Estibadores, que forman generalmente cuadrillas fijas, a menudo incluyendo sus familias. La seguridad de un Estibador depende de su cuadrilla, especialmente cuando manejan carga en espacios reducidos o condiciones difíciles, por lo que la confianza es esencial. Las cuadrillas varían en tamaño según el puerto al que llaman hogar, pero normalmente son de seis a doce las mayores. Los Estibadores Capataces hacen de enlace entre las empresas portuarias y los armadores para organizar la carga y descarga de los buques a los muelles. Desde aquí, la carga es transportada por los portuarios no cualificados, peor pagados.

Muelles de Altdorf por Mc Hugh.jpg

En los pueblos grandes, las cuadrillas de Estibadores se agrupan en gremios para proteger su negocio y aumentar su poder de negociación. Estos gremios son famosos por sus formas violentas, y a menudo comparten más cosas en común con Extorsionadores que con trabajadores cualificados. Los gremios de grandes ciudades, por otro lado, están generalmente mejor organizados que sus versiones provinciales. No se puede demostrar mejor que con el bien considerado y poderoso Gremio de Estibadores y Carreteros de Marienburgo, que disfruta de un monopolio total de los portuarios de la ciudad y podría, algunos creen, terminar con el comercio de la ciudad con una palabra de su Maestre de Gremio.

Aunque la mayoría de las operaciones portuarias son realizadas por cuadrillas, las empresas portuarias emplean algunos hombres individuales. Estos incluyen pero no se limitan a toneleros que reparan y renuevan los barriles y toneles, revisores que abren y cierran casos para los funcionarios de aduanas y rotulistas que pintan los destinos de las exportaciones en sus cajas.

Barqueros y gabarrerosEditar

Hay todo tipo de embarcaciones dispuestas a llevar pasajeros de un puerto a otro. Como se trata de un negocio lucrativo muchas barcazas están remodeladas de forma permanente para acomodar pasajeros. Para los buques nocturnos, esto implica convertir bodegas en camarotes para los ricos y levantar tiendas de lona en las cubiertas para los pobres. Los buques que hacen trayectos más cortos requieren menos reforma.

Asociación de Barqueros Fluviales.jpg

Como los transbordadores son demostrablemente más rápidos y seguros que la mayoría de opciones por tierra, son populares entre los que viajan por las rutas del río. Los buques de pasajeros suelen estar llenos a rebosar de campesinos con los ojos como platos buscando una vida mejor en las podridas ciudades. Por supuesto, con todo el dinero que se puede hacer, en el negocio intenta meter baza todo tipo de gente, con propietarios de botes privados compitiendo abiertamente con los transbordadores establecidos. En este mercado literalmente despiadado, muchos buques distan de ser seguros, con sus tripulaciones robando alegremente a los pasajeros entre asentamientos o incluso a veces lanzándoles por la borda.

Los asesinatos en los ríos se han convenido en un problema tal que algunos gobernantes provinciales estatuyen gremios locales de "Gabarreros" para regular y controlar los buques de pasajeros. Se les ha dado estrictas reglas de conductas y, suponiendo que se defiendan, también el derecho a cazar y capturar cualquier transgresor. Los cuatro gremios de Gabarreros que operan actualmente en el Reik tienen reputaciones ejemplares, pero no es barato navegar con ellos. Los viajeros más pobres a menudo prefieren pagar menos uniéndose a comerciantes o buques privados a pesar de los riesgos que esto pueda acarrear.

PiratasEditar

Piratas de río por Tony Parker.jpg

A pesar de los mejores esfuerzos de las Patrullas de Río, los piratas plagan las vías fluviales del Reik. Algunos usan botes desmantelados por velocidad, otros atraen a los buques hacia trampas, pero todos buscan el mismo objetivo: la lucrativa carga.

La mayoría de los que practican la piratería lo hacen por desesperación. Suelen ser entre cinco y diez tripulantes y trabajan en una única barcaza. Es poco probable que sean asesinos, prefiriendo amenazar y engañar a sus víctimas, y rara vez atacan los buques con defensas evidentes.

Afortunadamente, un porcentaje bajo de los criminales del Reik son verdaderos asesinos despiadados que han hecho de la piratería su vida. Estas sanguinarias bandas de granujas juntos en pandas de 20 o más se extienden por un variopinto puñado de botes. Parte de su "flota" podría incluso lucir un cañón o dos. Usan cualquier truco que les ocurra para abordar un buque y una vez allí matan sin piedad a cualquiera que le corte el acceso a las bodegas. Algunas bandas de piratas son incluso temidas lo suficiente por los extorsionadores, aceptando sobornos de las empresas comerciales para ignorar los buques señalados o incluso rastrear a sus rivales. La mayoría de estas tripulaciones son finalmente rastreadas por las Patrullas de Río y Ejércitos Estatales, pues les cuestan muchas pérdidas en impuestos e ingresos para ignorarlos.

Hundenaves.jpg
Sin embargo, algunas tripulaciones piratas prosperan. Las aguas de Averland, a menudo olvidadas por las autoridades más preocupadas protegiendo el lucrativo ganado y caballos para carne, son el hogar de diversidad de tripulaciones piratas rivales. La principal de ellas son los despiadados Toros Negros, que rara vez tienen que apearse de sus barcazas con cuernos; su temida reputación asegura que la mayoría de los comerciantes de paso pagan cualquier diezmo requerido para mantenerles en sus barcos. Con mucho, la más preocupante y destructiva, al menos en términos de cantidad de barcos hundidos y material robado, es "el Don".

Se dice que es un pirata Estaliano de sangre noble, su tripulación según se dice, merodea la ruta más activa de todas: de Altdorf a Marienburgo. Dejan garabateado el lema del Don "Riquezas o Muerte" en los restos llenos de cadáveres que dejan a su paso. Las Patrullas de Río Reiklandeses están bajo una creciente presión de los desesperados mercaderes de las Tierras Desoladas para que capturen al enigmático pirata, pero tras dos años de caza, no están cerca de su objetivo. Esto ha dado lugar a rumores de que el Don no es un noble Estaliano después de todo, sino un aristócrata de Altdorf en declive. Otros sugieren que la razón por la que no puede ser encontrado es que no existe; quizás no es solo sino un eslogan y una excusa para la barbarie, y diversos grupos no afiliados son los responsables de las matanzas.

Patrullas fluvialesEditar

Guardia fluvial .jpg

La mayoría de aldeas y posadas ribereñas colocan amarraderos al lado para la Patrulla Imperial de Río, ya que sin su presencia los delincuentes gobernarían las aguas.

Las Patrullas de Río son empleados por diferentes grupos, incluyendo nobles, casas comerciales y particulares, para mantener el Reik libre de crimen. Por desgracia, los guardias a veces son tan deshonestos como los que persiguen, y no es raro encontrarles aceptando sobornos, requisando mercancía legal de las operaciones más débiles, o imponiendo multas infundadas. Peor aún, como la mayoría de los botes patrulla tienen armas de fuego y un poder legalmente consagrado a detener otros buques, convenirse ala piratería puede ser muy tentador.

Aunque los sobornos son siempre bienvenidos, las demás actividades corruptas son raras. La mayoría de las Patrullas de Río trabajan duro para mantener los ríos libres de criminales. Si hay un problema importante que no pueden manejar solos, como una flota pirata bien organizada, una comunidad de Hundenaves, o Pieles verdes rastreando a Trolls de Río, las patrullas llaman a los Milicianos locales. Si las cosas se vuelven feas, la patrulla también puede pedir ayuda a las Patrullas de Caminos. Sin embargo, esta es siempre la última opción, ya que los Patrullas de Caminos y las Patrullas de Río a menudo tienen conflictos jurisdiccionales. Esto ocurre comúnmente cuando los delincuentes abandonan los ríos y huyen hacia los bosques.

ComerciantesEditar

Weissbruck barco rio por Martin McKenna.png

Las barcazas cargadas de mercancía obstruyen los ríos del Viejo Mundo, superados solo por el vasto enjambre de buques para subsistir y pesqueros.

En el Reik se usan muchas clases de barcazas para comerciar. La más vieja y frecuente es la Gabarra, y se puede encontrar por todo el Viejo Mundo. La innovación más reciente, el Reikaak, viene de Marienburgo. No importa lo que un comerciante tripule, sea Gabarra, 'Wherry, Reikaak, Kliper o cualquier otro buque, los ignorantes simplemente las llaman a todas barcazas.

La mayoría de las tripulaciones (conocidos popularmente como gabarreros) desconfían de los otros ribereños como de piratas y Hundenaves. Supuestamente mantienen perros en barcazas para protegerse contra ladrones y bandoleros, aunque el consenso común es que también son buenos distrayendo a las Patrullas de Río y desanimándoles a hurgar demasiado a fondo en busca de contrabando. Los gabarreros, por supuesto, rechazan enérgicamente estas afirmaciones.

Las barcazas mercantiles a menudo están tripuladas por miembros de la misma familia, y a veces tienen Guardias Marinas para protección. Algunos hacen un poco de dinero extra transportando a Mercaderes o también unos pocos pasajeros.

StriganosEditar

Los Striganos son un pueblo rechazado debido a su relación histórica con los vampiros, viéndose obligados a llevar una vida nómada y a deambular deambular por el mundo, ya que son objeto de persecución y chivo expiatorio adecuados por la justicia local. Reflejando las desarraigadas caravanas terrestres de su gente, los striganos deambulan arriba y abajo de los ríos del Viejo Mundo en pequeñas embarcaciones, moviéndose de una persecución a la siguiente. Sus deprimentes y penosamente mantenidos buques están a menudo amarrados lejos de la civilización, donde se aprovechan de las supersticiones de los ribereños de paso vendiendo amuletos y protecciones por cualquier cantidad que puedan.

FuentesEditar

  • Ejércitos Warhammer: El Imperio (7ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: El Imperio (8ª Edición).
  • Warhammer Fantasy JdR: Herederos de Sigmar (2ª Ed. Rol)
  • Warhammer Fantasy JdR: The WFRP Companion (2ª Ed. Rol)

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar