Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Rahmohtep, el Rey Escarabajo

5.543páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Rey escarabajo.jpg

Uno de los miembros de la Legión Escarabajo, la guardia de élite de Rahmohtep

El Rey Rahmohtep fue antaño el orgulloso y belicoso Rey de la ciudad de Numas. Al parecer, Numas fue una ciudad floreciente bajo su reinado. Las tierras alrededor de la ciudad fueron muy fértiles y estaban bañadas por el río Vitae (actualmente Río Mortis). El rey Rahmohtep firmó un pacto con un dios con cabeza de escarabajo (nombre desconocido) y este dios le proporciono una gran fuerza y destreza en el combate.

Rahmohtep fue un rey brutal y despiadado, respetado y temido tanto por sus enemigos como amigos, características que coinciden con el dios escarabajo. Cuando acudía a la batalla, Rahmohtep tenía un aspecto impresionante. Ancho de espalda y de piel morena, su rostro solía estar oculto bajo una máscara de escarabajo y prefería blandir una espada curva, con la que cercenaba las cabezas de sus enemigos montado en su carro de oro y ébano. Gracias a esta política expansionista, la influencia de Numas aumentó y le arrebató las tierras a multitud de reyes. Bajo su mandato, las fronteras de Numas se extendieron muchos kilómetros hacia el norte pasando por las Llanuras Exuberantes hasta llegar a las orillas del Río de Plata y a las montañas del Este. Para apropiarse de estas tierras Rahmohtep combatió contra muchos reyes rivales, asi como contra bárbaros y pieles verdes. El Rey Escarabajo luchaba siempre al frente de su ejército y siempre salió victorioso.

Así fue como Rahmohtep transformó Numas en un punto de poder en Nehekhara, solo por detrás de Khemri. La némesis de Rahmohtep era el rey khemriano Rakaph III, enfrentándose en el campo de batalla en más de una ocasión. Pero mientras que Rakaph se iba haciendo viejo e incluso sus hijos morían antes que él, Rahmohtep seguía disfrutando de una salud inmejorable. La gente de Numas consideraba aquel hecho como una señal indiscutible de que gozaba del favor de los dioses del cielo. Se cuenta que Rahmohtep ansiaba el trono de Khemri por encima de todo, y que haría cualquier cosa por hacerse con él. Cuando finalmente Rakaph falleció, vencido en batalla, el Rey Escarabajo trató hacerse con el trono, pues Rakaph no había dejado ningún heredero.

No obstante, en un acto sin precedentes, la reina Rasut ocupo el trono. En realidad, mucha gente decía que ella era el verdadero poder tras el trono durante años. Nadie se atrevió a oponérsele, pues su influencia alcanzaba muy lejos (y se rumoreaba que entre sus amantes estaba el más famoso asesino de Khemri). La propia reina Rasut acudió en persona a la batalla contra Rahmohtep sobre su dorado carro real, y a pesar de que el Rey Escarabajo nunca fue derrotado en combate, nunca pudo conquistar Khemri.

Cuando Rahmohtep finalmente falleció (según algunos documentos, envenenado por uno de sus familiares), se construyó una gran pirámide funeraria de la talla adecuada a uno de los más grandes reyes de Numas. El templo altar y el terreno circundante, fueron lo bastante grandes para albergar al ejército que le acompañaría en su viaje al mundo de los muertos.

Colores del EjércitoEditar

FuenteEditar

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar