Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Sigmar Heldenhammer

5.487páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

La Leyenda de Sigmar.jpg

Sigmar Heldenhammer

Sigmar Heldenhammer (que significa Martillo de los Héroes) es el fundador del Imperio y el dios protector del hombre. Alrededor de 2500 años antes de la era presente, Sigmar era un mortal humano que unió a las doce tribus de humanos que vivían entre las Montañas Grises y el borde de las Montañas del Fin del Mundo en el Viejo Mundo. Los territorios tribales se convirtieron en los doce estados provinciales que originan el Imperio humano actual.

Historia TempranaEditar

El Calendario Imperial toma como su fecha de inicio el día de la coronación de Sigmar como emperador, el lugar de su nacimiento fue en Reikland en el área suroeste del Imperio en el año -30. Hijo del líder tribal de los Unberogen, se consideraba que era una de las tribus más poderosas del pre-imperio. La noche de su nacimiento, fue especial por la aparición en el cielo de un cometa de doble cola, que las tribus humanas tomaron como un signo y señal de los dioses. Antes de la aparición de Sigmar como líder, las tribus estaban divididas en pequeños clanes que luchaban constantemente entre sí y contra los pieles verdes.

El joven Sigmar lidero su tribu en una expedición de castigo contra los Pieles Verdes, rescatando al cautivo Gran Rey Enano de Karaz-a-Karak, Kurgan Barbahierro, que era prisionero de los orcos y goblins. Como muestra de su gratitud le dio el martillo de guerra Ghal Maraz, también conocido como el Revientacraneos. Desde este momento, Sigmar pasó a ser considerado un gran amigo de los enanos y conocido por todos como Sigmar Heldenhammer.

Portando el arma de increíble poder, Sigmar inicio una campaña de unificación de las dispersas tribus humanas, ya fuera por la fuerza de las armas para ganarse su respeto o con la diplomacia, ya que lucharían contra enemigos comunes, los que no quisieron unirse a esta gran alianza y los adoradores del caos fueron expulsados hacia el norte. El incidente más famoso fue el sometimiento de los beligerantes Teutogens, la mayor y más poderosa de todas las tribus. Vivían cerca de las Montañas Centrales en el centro del imperio en el norte, cerca de la ubicación de la actual ciudad-estado Middenheim. Su jefe, Arturo, fue derrotado en combate singular por Sigmar ganándose su respeto. Este fue el punto que Sigmar obtuvo el control de todas las tribus.

La Guerra Contra los Orcos y la CoronaciónEditar

Provincias, tribus y lideres.jpg

Provincias, Tribus y Lideres antes de la Unificación

Después de unir a las tribus que más tarde se convertiría en el Imperio, Sigmar se embarcó en una campaña de purificación y liberación a través las tierras tribales, principalmente contra los Pieles Verdes y Hombres Bestia. La campaña culminó cuando fue enviado por los enanos el herrero rúnico Alaric, tras la petición de ayuda en el Paso del Fuego Negro, ya que estaban siendo sitiados por los Orcos y Goblins. En la Primera Batalla del Paso del Fuego Negro, año -1, los enanos y los humanos lucharon codo con codo y lograron derrotar al gran Waaagh, uno de los más grandes jamás vistos.

Tras esta gran victoria, Sigmar regresó triunfante a su reino natal de Reikland y fue coronado Emperador, por el Sumo Sacerdote de Ulric, con una corona hecha por el herrero rúnico Alaric, en Reikdorf, la actual Altdorf. Esta fecha sigue siendo para el Imperio muy importante y es considerada el día santo, ya que marca la coronación de Sigmar y sus cincuenta años de reinado hasta su abdicación en el año 50. Trascurre durante el verano del Calendario Imperial, el día 18 del mes de Sigmarzeit.

Sigmar nombro a los líderes de las doce tribus que lo siguieron como los Condes del Imperio, que más tarde serian conocidos como los Condes electores, una posición que se mantiene hasta nuestros días. Les entregó los Colmillos Rúnicos, unas espadas encargadas por Sigmar al legendario herrero Enano Alaric el Loco, que no fueron terminados antes de la abdicación de Sigmar. Sin embargo, siguen siendo de entre los símbolos más importantes del mandato imperial.

Años más tarde a su coronación, Sigmar fundó ciudades, mejoró las infraestructuras del reino y preparó las bases para la creación de su Imperio. A pesar de haber expulsado casi completamente a los pielesverdes, estos seguían cruzando las montañas y moraban en los bosques junto a los Hombres Bestias y más viles criaturas, por lo que el imperio seguía resistiendo los constantes ataques. Fue Sigmar quien le daría al ejército imperial la estructura y forma que tiene en la actualidad, capaz de resistir estas amenazas y muchas otras.

La Desaparición de SigmarEditar

En su quincuagésimo año de reinado, Sigmar dejó su corona y salió para ver qué había más allá, de las montañas al este, de manera similar al antepasado y deidad guerrera de los Enanos, Grimnir el Temerario, que partió legendariamente al Reino del Caos para luchar contra los poderes caóticos. Tras su desaparición, Sigmar paso sobre la cordillera de las Montañas del fin del Mundo y ningún ser humano ni nadie jamás lo volvió a ver, a excepción según se dice del Enano Blanco.

Los historiadores discuten sobre los motivos de su partida. Algunos dicen que fue con la intención de devolver su martillo rúnico a los enanos, siendo el que portan los Emperadores una réplica. Otros afirman que partió hacia Karaz-a-Karak con la intención de reunirse con su viejo amigo Kurgan Barbahierro. No obstante, los enanos no tienen registros que mencionen la llegada de Sigmar a la capital Enana ni a sus tierras, por lo que es de suponer que jamás llegó a su destino y la verdad sobre el tema puede que nunca se sepa.

El Imperio Después de SigmarEditar

Lo cierto es que después de su desaparición, muchos temieron que el Imperio con el que había soñado Sigmar no sobreviviese a su fundador. No obstante, los condes se reunieron en Reikdorf en lugar de luchar entre sí, juraron seguir el sueño de su Emperador y seguir unidos, eligiendo un nuevo monarca de entre los presentes. De esta forma, el sistema imperial no se colapsó, y la forma de elegir un nuevo Emperador se ha mantenido hasta la actualidad.

Batallas DestacadasEditar

El Culto a SigmarEditar

Sigmar statue.jpg
En los años siguientes de su abdicación y la desaparición, apareció el culto en el nombre de Sigmar dentro del Imperio, que rápidamente se convirtió en una religión completamente hecha y derecha. El Culto de Sigmar, también llamada la Iglesia Sigmarita, fue fundada por Johann Helsturm en el año Imperial 73, años después de su desaparición. Helsturm afirmó haber recibido una visión que le ordenó hacerlo, y fueron muchos los que dejaron a un lado a sus antiguos dioses para adorar a Sigmar, mientras que otros lo adoraban junto a sus anteriores dioses. Una minoría decidió recelar de la adoración directa a Sigmar, pero todos los habitantes del Imperio le veían como a su patrón.

Actualmente es la religión más importante dentro del Imperio y se ha entrelazado con la cultura y la identidad nacional del Imperio y de su gente. Como un dios, Sigmar es adorado por muchos como un unificador de la humanidad, y un protector de los débiles e inocentes contra la insidiosa amenaza del Caos y la Magia Negra.

Relatos relacionados Editar

ImágenesEditar

  • Sigmar luchando contra los Orcos
  • Sigmar contra Morkar, El Primer Elegido
  • Sigmar contra Nagash
  • Sigmar en la Batalla del Rio Reik

FuentesEditar

  • Ejércitos Warhammer: El Imperio (6ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: El Imperio (7ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: El Imperio (8ª Edición).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar