Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Sigvald el Magnífico

5.902páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir
Sigvald 8ª.png

Vástago de Slaanesh, el Príncipe Despojado, Señor de la Hueste Decadente.

Si la arrogancia y el engrandecimiento propio pueden considerarse virtudes entre los paladines del Caos, entonces Sigvald el Magnífico ha elevado semejantes características hasta la categoría de obras de arte. Guerrero poderoso y cruel, Sigvald va a la guerra encabezando un ejército poderoso, una verdadera horda de seguidores que le adoran y gritan alabanzas a cada paso, adulándole y admirándole como sólo pueden hacerlo las almas sumisas, y que darían su vida por él sin pensarlo un segundo.

Aunque aparenta poco más de dieciséis años de edad, el Príncipe Sigvald lleva recorriendo el mundo durante más de trescientos años. La personificación de la belleza exterior y la putrefacción interior. Su escolta de élite lleva escudos reflectantes, por lo que Sigvald se regodea de su propia gloria divina y decenas de mujeres exóticas cuidan de satisfacer hasta el último de sus caprichos o deseos. Tal es la obsesión de Sigvald por su aspecto que incluso es capaz de llamar a su escolta con sus espejos en medio de la batalla, atusándose y piropeándose él mismo mientras los hombres luchan y mueren a su alrededor.

La armadura barroca de Sigvald se mantiene impecable al paso de los años y la suciedad, y su cálido perfume lo rodea incluso en la ventisca más violenta. Incluso el suelo que pisa Sigvald se moldea para adaptarse a sus pisadas, los árboles y las rocas se apartan para dejarle pasar y sus pies flotan unos centímetros por encima de la superficie del mundo, de manera que sus botas nunca tocan el barro o la sangre del campo de batalla. Sigvald ha derrotado a guerreros que le doblaban el tamaño con una estocada rápida de su espada, y es que Sigvald el Magnífico es el vástago predilecto de Slaanesh, y se le conceden todos sus deseos a cambio de la depravación eterna. Damas y guerreros por igual corren a obedecer cualquiera de sus peticiones, y va acumulando gloria tras gloria con cada enemigo al que aplasta.

Sigvald fue antaño el hijo de un poderoso caudillo cuyos deseos oscuros le llevaron a perpetrar actos carnales y antinaturales. Sigvald nació como hijo bastardo fruto de la unión incestuosa del caudillo y su hermana, pero a pesar de ello fue bendecido con una belleza incomparable. El niño tenía el pelo dorado y la piel lisa salvo por una pequeña marca de nacimiento en forma de cuerno en la nuca. Sus aptitudes para la guerra fueron afiladas por los mejores guerreros de su padre, y cuando alcanzó la mayoría de edad ya había superado la habilidad de combate de cualquiera de los súbditos de su padre.

Adorado por su progenitor, fue mimado abiertamente, cada deseo de Sigvald se hacía realidad y no se le negó ningún capricho. Sin embargo, los excesos del Príncipe acabaron siendo demasiado obscenos incluso para su padre y, cuando se descubrió en Sigvald un apetito antinatural por la carne humana, su paciencia y afecto se agotaron y exilió a su vastago de la tribu. El pequeño príncipe simuló desmayarse, pero cuando su padre se retiró a dormir, Sigvald lo mató con su propia espada. El pequeño príncipe abandonó la tribu, razonando que un hombre de su calibre prosperaría en los Desiertos del Caos. Y sí que prosperó, aunque no de una forma honesta. Antes del amanecer del día siguiente, el joven guerrero ya gozaba de un nuevo patrón en la forma de Slaanesh.

Recorriendo los Desiertos del Caos, Sigvald pronto descubrió que sus habilidades florecían cada vez más rápido, y que la decisión de asesinar a su padre y abandonar a su tribu estaba justificada. No pasaría mucho tiempo hasta que el apetito insaciable y la crueldad displicente de Sigvald atrajeran la atención de un superior mucho más poderoso. Sigvald empezó a ser conocido como el Vástago de Slaanesh, el Príncipe Despojado y, su nombre más agradable (al menos a sus propios oídos), el Magnífico. Las bendiciones que el Príncipe Oscuro ha lanzado sobre su hijo adoptivo son muchas y grandes, y nadie que esté delante de Sigvald el Magnífico puede dudar su favor. El semblante de Sigvald es glorioso, sus habilidades de combate son impecables y su posición es muy respetable.

Portada novela Sigvald por Cheol Joo Lee.jpg
Centenares de años después, Sigvald el Magnífico marcha a la guerra a la cabeza de un ejército de seguidores que lo admiran. A todo aquel que el Príncipe considera demasiado feo, ordinario u irritante lo mata con su espada, erradicando a veces ciudades enteras a su antojo. Slaanesh malcrió a su hijo adoptivo siendo un padre indulgente y los excesos salvajes de Sigvald solo sirvieron para elevarlo más aún en el agrado del Príncipe Oscuro. Hastiado y caprichoso en extremo, Sigvald el Magnífico sigue explorando nuevos niveles de crueldad en sus conquistas. Inspira una devoción fanática entre sus seguidores, ya que estos saben que, tras la batalla, darán rienda suelta a sus instintos más lujuriosos sin ningún tipo de restricción.

Nadie puede estar seguro de qué destino le espera a Sigvald, pero mientras sus conquistas degeneradas sigan sondeando en las profundidades de la depravación, seguirá contando con los auspicios del Príncipe Oscuro, y su camino hacia la gloria será cada vez más claro.

MiniaturaEditar

ImágenesEditar

FuentesEditar

  • Ejércitos Warhammer: Guerreros del Caos (7ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Guerreros del Caos (8ª Edición).

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar