Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Solkan

6.035páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios0 Compartir
Thadeus Cazador brujas solkan.jpg

Servidor de Solkan

"Líbrame de los deseos de mi cuerpo, guíame por el sendero de la Ley, instrúyeme en los caminos del decoro, ayúdame a aniquilar a los enemigos del orden."
Bernabé Scheydt, sacerdote solkanita

Dios de la Venganza y el Justo Castigo

Solkan es el maestro de la venganza, un dios enfurecido que descarga el castigo de los Dioses de la Ley sobre quienes les ofenden. Es el más popular de los Dioses de la Ley, adorado por muchos Cazadores de Brujas, pues Solkan busca la destrucción de los Dioses del Caos y sus servidores.

Quienes provocan la cólera de Solkan se encontrarán con su justicia al debido tiempo, pues la venganza del Primero del Justo Castigo es tan inevitable como la salida del sol y el flujo de las mareas.

SolkanEditar

Solkan es uno de los inflexibles Señores de la Ley cuyo objetivo es la erradicación completa de las fuerzas del Caos. Al igual que sus hermanos, surgió en el mismo momento que los Dioses del Caos, y desde entonces a centrado todos sus esfuerzos en destruirlos. La misión autoproclamada de los Solkan y sus servidores es la erradicación de hasta la más mínima mácula del Caos en la Humanidad.

Los seguidores de Solkan son contemplados con miedo y desconfianza por los Viejos Mundanos en general, que encuentran incómodo el absolutismo y los prejuicios asociados con este culto, consideándolo un refugio para reaccionarios en el mejor de los casos, y de fanáticos peligrosos en el peor. Como reflejo de su dios, los solkanitas están tratan de buscar y destruir al Caos en cualquiera de sus formas: Mutantes, Hombres bestia, bárbaros norteños, demonios, sectarios del caos, hechiceros oscuros, etc... Sus víctimas no tienen por qué tener mutaciones evidentes, sino que cualquier estigma del Caos, según su opinión, es bastante para garantizar una justa paliza e incluso la muerte en las llamas purificadoras.

El problema está en que creen que están rodeados de enemigos, y todo menos el orden estricto invita a caer en la tentación de los dioses oscuros. Les enerva que los profanos no entiendan la ley ni comprendían lo importantes que son el orden y el decoro para el mundo.

Propugnan la aplicación de la ley al pie de la letra contra los delincuentes... es decir, contra todos los que no se dedican a defender la Ley de Solkan como ellos. Hasta la más mínima desviación de lo que ellos consideran como correcto e impoluto puede ocasionar que un grupo de Solkanitas decidan aplicarle un violento correctivo al infractor (cuando no en una ejecución pública) por desviarse del orden y caer en la tentación de los Poderes Malignos. Quienes se quejan ante sus violentos excesos de fe corren el riesgo de ser denunciados como herejes y adoradores de demonios por lo solkanitas, y por lo tanto terminar sus días en una hoguera.

De esto no se libra ni siquiera los más devotos de los demás dioses, aunque estos también sean deidades enemigas del Caos y sus servidores. Se han dado caso de devotos especialmente fanáticos que han atacado templos y asesinado sacerdotes de otros dioses. Aunque las autoridades de Solkan suelen condenar públicamente estas actos, se sabe que tratan de reemplazar y sustituir a los otros cultos establecidos. Por ejemplo en Remas, tras un incendio provocado que destruyó el templo de Morr, los ritos funerarios de la ciudad fueron asumidos por un tiempo por los solkanitas, que los cambiaron para incluir la cremación antes de echar las cenizas al mar, a fin de impedir que cualquier impureza de la carne contaminara las aguas que constituían el sustento de la ciudad.

SímboloEditar

El símbolo con el que se suele identificar a Solkan es un puño dorado. Sus seguidores llevan este símbolo en amuletos o representados en sus ropajes, y las agujas de sus templos suelen estar rematado en gigantescos puños dorados.

Los relojes de sol también suelen ser un embleba empleado. Punto fijo en el mundo cuya sombra giraba de manera precisa con el inexorable movimiento del sol y las lunas, los relojes de son son considerados altares perfectos para la veneración del orden.

Área de CultoEditar

El culto a Solkan es legal en todos los reinos del Viejo Mundo, sin embargo no suele ser una deidad muy popular en la mayoría de ellos. De todos los lugares del continente, es en la ciudad tileana de Remas donde el culto a Solkan ha ganado mayor poder e influencia.

CultoEditar

Temidos y respetados a partes iguales, los seguidores de Solkan son hombres y mujeres fanáticos que consagran su vida a la destrucción de los Poderes Malignos. Como enemigo declarados del mismo, el culto a Solkan siempre están preparados para hacerles frente allí donde vean un cualquier indicio de su nefasta influencia, aunque su exceso de celo también puede resultar un serio problema para las personas inocentes. Puede ver sectarios donde no hay ninguno, pero también los encuentra donde otros ya han mirado antes. Para ellos es importante entablar batalla con el enemigo, enfrentarse a la brujería con el fuego purificador, descubrir y destruir a los devotos de los dioses impuros.

Los seguidores de menor rango suelen vestir con con justillos y calzones de cuero, portando capas blancas donde puede verse el símbolo de Solkan. Uno de los elementos más característico de su indumentaria es que muchos llevan el rostro cubierto por lisas máscaras sin rasgos, hechas de pulida madera blanca. Aunque sin rasgos, las caras de las máscaras no carecen de expresión; firmemente fijadas en una sola emoción, como las máscaras de la tragedia y la comedia clásicas que se usan en los teatros, aunque en las máscaras de los Solkanitas la expresión que aparece representada en la madera es enojado, justiciero desdén.

Los inquisidores Solkanitas, por su parte, van completamente embozados con armaduras ennegrecidas, portando capas negras y con la cara oculta tras una máscara similar a la que llevan los fanáticos de menor rango, aunque hecha de oro en lugar de madera. Los inquisidores casi nunca se despojan de la armadura ni de sus armas, salvo quizá dentro de los templos de Solkan. Esto es un constante recordatorio para el resto de personas de que los inquisidores sospechan de la presencia de corrupción en todas parte, y que están preparado para combatirla. Los severos inquisidores son famosos por carecer de alegría y ser de una naturaleza severa e implacable, suspicaces ante cualquiera que no fuese devoto del templo, y en todas las caras ven herejes y seguidores de los Poderes Malignos.

Por supuesto, para hacer frente a sus enemigos, primero tienen que conocerlo, por lo que la adquisición de conocimiento, incluso de conocimiento de lo maligno e impío, era una de las formas mediante las cuales el culto de Solkan hacía frente a esta amenaza. Sólo mediante la comprensión del Caos, puede el culto de Solkan imponer la primacía del orden sobre el caos. Todo el conocimiento de los Poderes Malignos que un hombre puede tener sin correr peligro, e incluso siendo tan poco, debe ser entregado a quienes son lo bastante fuertes de mente y espíritu como para mantenerse firmes ante semejantes fuerzas inmundas y su nefasta influencia.

Para evitar cualquier tentación y desviación, los servidores de Solkan se caracterizan por intentar llevar vidas lo mas austeras austeras y espartanas posibles. Desde que abrazan el culto, son muy rigurosos con sus propios hábitos. Comen comidas plebeyas, apenas prueban el alcohol, practican el celibato y lleva vidas lo más ordenas posibles, rezando a intervalos perfectamente definidos. Incluso algunos son tan rigurosos que los movimientos de sus intestino están regidos por relojes de sol. Como reflejo de este estilo de vida, sus habitaciones y celdas solo tienen los muebles necesarios careciendo de cualquier adorno y decoración, con las paredes carente de alegría estaban desnudas, sin tapices ni cuadros. En definitiva, son salas diseñadas para matar la calidez interior de un hombre, para recordarle que la vida era una prueba, y que sería juzgada al final, o tal vez, justo antes del final.

Cada vez que se vean obligados a dormir en otro lugar que no sean sus templos o lugar de residencia, lo primero que suelen hacer es levantar un altar en un rincón del dormitorio en el que hospedan, con todo perfectamente dispuesto, equilibrado y simétrico, símbolo del poder del orden sobre el Caos. Una construcción de barras de metal y paneles de madera en torno a un reloj de sol central, donde están grabadas las frases de la Ley.

Amigos y enemigosEditar

Exceptuando su relación con los otros dos dioses de la Ley, Alluminas y Arianka, ninguno de los otros cultos del Viejo Mundo tiene un trato cordial hacia sus devotos. Solkan es un enemigo inmisericorde hacia los cuatro Dioses del Caos y su mácula blasfema.

FuentesEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar