Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Taurox

5.534páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Taurox por John Blanche.jpg

El Toro de Bronce, Matacuernos, Bestia Sanguinaria, el Desvergonzado.

Taurox, el Toro de Bronce, es una fuerza imparable de la naturaleza; esta criatura es una máquina destructora que ruge y resopla, siendo virtualmente insensible al daño físico. Taurox es un toro con una musculatura muy desarrollada y que se erige por encima de sus seguidores como una montaña de bronce viviente, con cuernos retorcidos y afilados y una mandíbula metálica que gotea sangre continuamente.

El Toro de Bronce no fue siempre una monstruosidad metálica. En el pasado, Taurox era un Caudillo temible de las tribus de Minotauros que imponía su voluntad brutal sobre las bestias inferiores del bosque matando a todas las criaturas que se atrevían a mirarlo, devorándolas vivas. El Toro de Bronce era una criatura despiadada a más no poder, y la tierra que pisaba siempre acababa cubierta de la sangre de amigos y enemigos por igual.

Tanto es así que una noche un emisario de los poderes oscuros se arrastró hasta el reino mortal, tomando la apariencia de uno de los rivales destruidos por Taurox. La criatura de pesadilla nacida en el infierno era musculosa, tenía la piel color carmesí y le rodeaba un halo de energía impía; su mirada se cruzó con los ojos negros y profundos de Taurox, un error que le costó caro. Antes de que pudiera pronunciar una sola sílaba, Taurox lo agarró por el barbudo cuello y le arrancó la cabeza.

Hubo un momento de silencio, seguido de un violento espasmo mientras Taurox se retorcía y tambaleaba, atrapado por una visión de un mundo lleno de sangre y cadáveres flotantes. Taurox rugió y gritó, mordiendo y clavándose sus propias garras en medio de convulsiones; seguidamente, empuñó sus hachas y mató uno a uno a todos los miembros de su tribu.

Pero no se detuvo allí. Durante un año y un día, Taurox descargó toda su ira a través de las tierras en un ataque desbocado y ciego que le llevó a matar a todos los seres vivos que encontraba a su paso. Tribus de Hombres Bestia, aquelarres de brujas, caravanas nómadas Strigany, Ogros mercenarios, patrullas imperiales, nobles caballeros, gigantes de dos cabezas, todos cayeron ante la ira sin límites de Taurox. Cuando llego al valle de Lietberg mató a tantos ciudadanos que un río de sangre nació bajo sus pezuñas. Exhausto, Taurox cayó derrumbado sobre la corriente carmesí y allí podía haber muerto, porque había consumido sus energías hasta la extenuación. Pero los dioses oscuros tenían otros planes para él.

Taurox renació bajo una luna escarlata. Se levantó y bramó desafiante, mientras la sangre le resbalaba por su cuerpo de bronce, porque los dioses habían recompensado sus horribles actos con un cuerpo de metal reluciente. Ya no volvería a cansarse, ni tampoco daría tregua a la rabia que lo consumía. Taurox bebió del río de sangre que había provocado y la sangre le chorreó y le hirvió en el interior de su cuerpo de bronce, proporcionándole una vitalidad maldita. Entrechocó sus hachas grabadas con runas con un orgullo salvaje y partió una vez más dispuesto a iniciar la matanza de nuevo. Pero, esta vez no se detuvo, de hecho, el Toro de Bronce no se detendrá hasta que alguien lo lleve a la tumba de una vez por todas.

FuenteEditar

  • Libro de Ejército: Hombres Bestia (7ª Edición).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar