FANDOM


Throgg 8Edicion

El Rey Troll, Dienteinvernal, Bestia Amargada, Señor de la Horda Monstruosa.

Hasta el niño más ingenuo sabe que los trolls son bestias extraordinariamente estúpidas. Sin embargo, alrededor de las fogatas de los campamentos del norte circulan rumores de que en lo más profundo del Territorio Troll hay una bestia ancestral cuyas mutaciones no se basaron solo en el cuerpo y la mente sino también en el alma; un rey troll con una astucia sombría y malvada cuyo objetivo es destrozar los reinos del Hombre bajo su gobierno monstruoso.

En el centro de un laberinto helado, lleno de cadáveres de los que una vez fueron héroes poderosos, Throgg, el Rey Troll, se sienta a meditar en su trono rocoso. Ninguna fanfarria anuncia su llegada, ningún vasallo le paga diezmos y ningún cortesano compite por su favor. Todos sus súbditos son apestosos y babosos monstruos, y su dominio es un desierto desolado y azotado por el viento. Una mugrienta corona está incrustada en uno de los colmillos del Rey Troll, una reliquia muy apreciada antaño robada a un gran guerrero que terminó sus días en la garganta de Throgg.

Hubo un tiempo en el que Throgg estaba contento con la vida que llevaba, dedicada a la caza, las incursiones y el asesinato. Lideraba a su pueblo monstruoso en emboscadas y ataques nocturnos a medianoche, cada uno más mortífero y mejor perpetrado que el anterior. Throgg solía aprovechar las duras condiciones climáticas como aliado, ya que el frío es la temperatura ideal para los trolls; sintiéndose como en casa cuanto más frío hace. Para ellos una ventisca no es más peligrosa que una lluvia de verano. Pero no transcurrió mucho tiempo hasta que el Rey Troll se convirtió en un ser infame, llegando a ser conocido por los guerreros del Viejo Mundo como Dienteinvernal. Cada estación, los héroes más poderosos y alabados se dirigían al norte en busca de la guarida de Throgg para aniquilarlo, y en cada estación, Throgg tenía carne noble para cenar.

Throgg

Antigua imagen de Throgg

Una noche sin luna, mientras Throgg se limpiaba sus colmillos amarillentos con una espada que tenía gemas incrustadas, pudo contemplar los destrozados cadáveres de sus presas y empezó a pensar. Throgg murmuró para sí mientras sus ojos empezaron a irradiar fuego helado durante varios días. Si los hombres estaban tan ansiosos de luchar contra él y sus bestiales súbditos, así sería, lucharían contra él y todos los monstruos del Territorio Troll bajo su mando.

Esa noche, Throgg juró que vería las tierras de los hombres destrozadas en nombre de los Dioses Oscuros. Reuniría a cada monstruo, mutante y demente bajo su gobierno y marcharía a la cabeza de una horda de pesadilla para adentrarse en las tierras del sur. Tras sus pasos vendría un amargo y crudo invierno, ya que por allí por donde pasan las criaturas del Caos, la tierra se resquebraja y se transforma. Throgg traería consigo una edad de hielo y oscuridad, y haría que todas las razas del Viejo Mundo fueran sus esclavos.

Los Dioses Oscuros estaban encantados con el juramento de Throgg, y cuando el Rey Troll marchó hacia el Sur, su séquito monstruoso crecería cada día que pasara. Bajo el dominio de Throgg, las criaturas del interior se han unido en un gran ejército y pronto la raza humana sentirá la ira del Rey Troll. Por alguna propiedad desgastada de la Corona o por la gracia de los mismos Dioses, todos los seres bestiales y salvajes obedecen las órdenes de mando de Throgg sin vacilar.

MiniaturaEditar

ImágenesEditar

  • Throgg Warhammer Total War

FuentesEditar

  • Libro de Ejército: Guerreros del Caos (8ª Edición).
  • Libro de Ejército: Guerreros del Caos (7ª Edición).

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar