FANDOM


Mapa Tlaxtlan.jpg

Tlaxtlan es otra de las Ciudades-Templo actualmente intactas y se la conoce como la Ciudad de la Luna. Es significativo que su nombre solo haga referencia a una sola luna, y no a las dos, pues la ciudad fue construida cuando solo una luna resplandecía en el cielo nocturno.

Según la leyenda, los antiguos ocupantes de Tlaxtlan eran famosos en el reino de los Hombres Lagarto por sus conocimientos como astromantes y augures. Sus observaciones de la luna y las estrellas les servían para hacer predicciones asombrosamente precisas sobre eventos futuros.

Sin embargo, tras la Gran Catástrofe apareció la segunda luna compuesta exclusivamente de materia pura del Caos, Morrslieb, y entonces perdieron toda su maestría en estas ciencias. La Luna del Caos no está sujeta a las leyes universales que gobiernan los movimientos de la luna original del mundo, sino que orbita de acuerdo a un patrón insondable.

Desde la Gran Catástrofe y la Caída de los Ancestrales, los Slann de Tlaxtlan han reflexionado sobre el significado de la Luna del Caos. Han centrado todas sus energías prodigiosas para tratar de expulsarla de la órbita del mundo, dirigiendo meteoritos contra ella y probando centenares de métodos para recuperar sus poderes de antaño. Pero con el paso del tiempo, los Magos Sacerdote se han visto obligados a desviar su atención hacia peligros más inmediatos. Aún guardan la esperanza que con la derrota definitiva del Caos, puedan completar su misión y dispersar la Luna del Caos.

Riquezas Atesoradas Editar

Cuando el templo zigurat de Chapotek estaba en la cúspide de su poder era el más importante de los centros de conocimiento establecidos por los Magos Sacerdote de Tlaxtlan, en los albores de la Gran Catástrofe. Aunque ya no es más que la carcasa vacía de su antigua gloria cubierta de flora enmarañada, sus catacumbas guardan tesoros del conocimiento astrológico y profético inscrito en tabilas de bronce que datan de la época de los todopoderosos Ancestrales.

Antaño, la ciudad de Tlaxtlan era el hogar de adivinos y oráculos de insuperable talento, mas el advenimiento de Morrslieb supuso una disrupción en los poderes de estos videntes. Para los Slann de Tlaxtlan fue como si el espacio y el tiempo, siempre abiertos a su escrutinio y manipulación, hubieran quedado velados tras ondulantes volutas de bruma. Los Señores de Tlaxtlan aún percibían atisbos de su precognición perdida como un amputado doliéndose de la pérdida de su miembro. Se vieron forzados a confiar, más que nunca, en los segmentos de sabiduría que las placas de los Ancestrales contenían para afianzar sus predicciones. Lo que empezó una medida temporal acabó siendo, con alarmante rapidez, un arreglo permanente. Las astromantes de Tlaxtlan no concebía mayor horror que el de la atrofia definitiva de su don, cosa que solo podía evitarse mediante la vigilancia celosa de las tablas de Tlaxtlan. Fue este ansia la que llevó a los Slann a establecer asentamientos a los largo de la red geomántica, como Chapotek, Huancha y Xutaph. Cada uno de estos lugares, protegido de la entropía y las interferencias mágicas por complejos círculos de hechizos, fue fortificado y provisto de criptas para almacenar las tablillas proféticas de Tlaxtlan. Con estas medidas los Slann esperaban evitar el desastre si las hordas del Caos volvían a amenazar sus tierras. Todo el poder de los astromantes se invirtió en la protección de estos bastiones y, a pesar de verse enturbiadas por imperfecciones, sus visiones aseguraban la respuesta violenta a cualquier invasión.

FuentesEditar

  • Ejércitos Warhammer: Hombres Lagarto (7ª Edición).

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar