Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Un Gesto de Buena Fe

5.491páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios5 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Nagash Gran Nigromante retornado Fin de los Tiempos.jpg

El Fin de los Tiempos

El trasfondo que puedes leer en esta sección o artículo se basa en la serie de libros de campaña y novelas de El Fin de los Tiempos, que recientemente ha sustituido la línea argumental de La Tormenta del Caos

Archaon Señor del Fin de los Tiempos.jpg

Balthasar con orbe.jpg

Balthasar Gelt

Gelt comenzó a abrir sus ojos. Incluso en la oscuridad, podía distinguir las maderas inclinadas en lo alto, y los barriles apilados contra el lejano muro. Lo último que Gelt recordaba, era él volando sobre el pueblo de Harkar. Ahora estaba en algún tipo de sótano, pensando como había podido llegar o cuánto tiempo había sido mantenido allí – no tenía idea alguna.

Sus armas no estaban, y sus manos estaban atadas. La situación era un problema, pero no era un obstáculo para él. Gelt cerró sus ojos, y murmulló el hechizo de transmutación apropiado que volvería la cuerda en polvo.

"Buenos días, su eminencia". Era una voz culta, y cada sílaba pronunciada tenía una lánguida precisión.

Abandonando su tentativa de libertad, Gelt giró su atención hacia la depredadora figura que había surgido de repente en la oscuridad.

"Debo disculparme por incomodarte de esta forma", dijo el vampiro burlándose. "Esto es un lugar sórdido para una reunión entre hombres como Vlad von Carstein y el gran Balthasar Gelt, Encarcelador de Sylvania".

El corazón de Gelt se agarró por el repentino miedo, tanto que hasta se le olvido la molestia que sentía para luego más tarde causarle pena. Con un esfuerzo, suprimió su horror y miró fijamente a su captor con más desafío del que él sentía. "Si vas a matarme, te agradecería que lo hicieras. Ya que tengo muchas demandas ahora mismo".

Vlad rió, con sonidos de manera extraña. Gelt pensó, que debería tener el corazón helado de un demonio. "No seas tan precipitado, mi buen hombre. Tu trabajo es un malentendido; nosotros no necesitamos ser enemigos. De hecho, espero mucho que podamos ser aliados".

Con tranquilidad, el vampiro se sentó en un barril frente a Gelt, se adelantó hacia él y rajó las sujeciones del mago con una garra. Gelt no se movió, no le quería conceder nada.

"Aliados", dijo Gelt rotundamente, apenas de contener su incredulidad. "¿Vlad von Carstein desea una alianza con el Imperio?".

"¿Es algo muy difícil de creer?", preguntó Vlad, describiendo una onda con la mano. El vampiro estaba sonriendo, Gelt lo notó, gozaba de su actuación para la audiencia de un único público. "¿Seguramente, debes saber que el Fin de los Tiempos está sobre nosotros?. En una hora tan triste, las viejas enemistades deben ser dejadas de lado. En cualquier caso, no propongo aliarme totalmente con el Imperio – no todavía. No creo que tu gente esté lista para aceptar mi ayuda. Aunque con el tiempo, puede que lo deseen o no".

Gelt resopló. "¿Y tú me estimas para que así sea más fácil de manipular?"

Vlad movió un dedo molesto. "Oh, se que lo eres".

"Explícate", dijo Gelt erizado.

"¿Un muro alrededor de Sylvania? No esperaras seriamente que yo me crea que fue realmente tu idea, ¿verdad?. Como parte de este gran trabajo en el norte, conozco todo sobre tu reunión con la pequeña ingenua de Neferata, y el pergamino que ella te dio".

Gelt comenzó con esas revelaciones. “¿La cortesana era un vampiro?”. Vlad continuaba como si el hechicero no hubiera hablado. “Allí había estado en la guerra, entre las fuerzas del caos y los no muertos durante muchos años, y tu, mi amigo, sin ser consciente has servido a ambos lados. Yo te ofrezco la oportunidad de elegir un lado, y tomar el control de tu destino”.

¿Y si yo elijo no aceptar tu generosidad?” pregunto Gelt. A pesar de todo, el hechicero encontró las palabras del vampiro forzadas, y tenía que recordarse a sí mismo que la criatura que él había sido antes, ya no era la verdadera.

Vlad se levantó bruscamente y, con un barrido en arco de su espada, señaló hacia la puerta del sótano. “Entonces déjalo, encontrarás tu corcel y tus pertenencias esperándote en el establo. Nadie te parará, en cualquier caso, no necesitas tomar una decisión ahora. La oferta permanecerá abierta indefinidamente

Gelt se puso de pie, ignorando las dolorosas protestas de sus articulaciones que no utilizaba desde hacia tiempo, y caminó para salir tan imperiosamente como pudo. Todavía sentía como el vampiro jugaba con él pero, allí estaba, no había nada que hacer, salvo caminar hacia los dientes de la trampa. Estaba caminando en paz hacia la puerta, cuando Vlad habló de nuevo.

"Antes de que te marches, permíteme presentarte un regalo. Un gesto de buena fé".

A pesar de todo, Gelt volvió a mirar la cara del vampiro una vez más, y cogió torpemente el tomo que le tendía hacia el.

El Revelations Necris”, dijo Vlad mientras Gelt cogía el libro entre sus manos. "Una copia, naturalmente. Un estúpido de mente cerrada lo consideraría… una obra herética, pero yo pienso que encontrarás en el, contenidos interesantes".

"¿De verdad?" preguntó Gelt. El tomo estaba caliente al tacto, notó Gelt. La sensación lo llenó de repulsión, pero también le provocó un tipo de sentimiento que no podía identificar. "¿Cómo sabes que yo no voy simplemente a quemarlo?"

Vlad dio un paso hacia delante, sus ojos eran intensos. "Porque ya has dado tu primer paso".

La Batalla de Alderfen
Contendientes | Batalla | El Nombre Secreto | Tras la Batalla de Alderfen | Un Gesto de Buena Fe

Fuentes Editar

  • The End Times I - Nagash.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar