FANDOM


¡Bienvenidos todos, y en especial los recién llegados! ¿Alguna vez habéis sentido interés por el oscuro trasfondo del mundo de Warhammer, pero os ha parecido que no sabíais por dónde empezar a enteraros de la película? No os preocupéis, hemos resumido la historia de cada una de sus razas, y las hemos expuesto aquí para vuestro disfrute. Si tenéis dudas, preguntad en los comentarios directamente sin miedo =)

Encabezado2015.png

Esta es una época oscura, una época de demonios y de brujería. Es una época de batallas y muerte, y del fin del mundo. En medio de todo el fuego, las llamas y la furia, también es una época de poderosos héroes, de osadas hazañas y de grandiosa valentía.

En el corazón del Viejo Mundo se extiende el Imperio, el más grande y poderoso de todos los reinos humanos. Conocido por sus ingenieros, hechiceros, comerciantes y soldados, es un territorio de grandes montañas, caudalosos ríos, oscuros bosques y enormes ciudades. Y desde su trono de Altdorf reina el emperador Karl Franz, sagrado descendiente del fundador de estos territorios, Sigmar, portador del martillo de guerra mágico Ghal Maraz.

Pero estos tiempos están lejos de ser civilizados. Por todo lo largo y ancho del Viejo Mundo, desde los caballerescos palacios de Bretonia hasta Kislev, rodeada de hielo y situada en el extremo septentrional, resuena el estruendo de la guerra. En las gigantescas Montañas del Fin del Mundo, las tribus de Orcos se reúnen para llevar a cabo un nuevo ataque. Bandidos y renegados asolan las salvajes tierras meridionales de los Reinos Fronterizos. Corren rumores de que los hombres rata, los Skavens, emergen de cloacas y pantanos por todo el territorio. Y, procedente de los salvajes territorios del norte, persiste la siempre presente amenaza del Caos, de Demonios y Hombres Bestia corrompidos por los inmundos poderes de los Dioses Oscuros. A medida que el momento de la batalla se aproxima, el Imperio necesita héroes como nunca antes.

Si quieres saber más acerca de las razas que luchan en estas guerras, continúa leyendo...

Humanos

El Imperio

Portada Imperio 7ª Edición por David Gallagher.PNG

Las Tropas Estatales del Imperio se enfrentan a los Hombres Bestia.

"¡Hombres de Sigmar! Puedo ver en vuestros ojos que tenéis miedo al enemigo. Puedo ver en vuestros ojos que os preguntáis cómo podemos combatir a monstruos tan terribles. ¡Hombres del Imperio, yo tengo la respuesta! Los combatiremos con nuestro acero, los combatiremos con nuestro valor; pero, por encima de todo, ¡los combatiremos con nuestra Fe en Sigmar!"
Magnus el Piadoso en la Batalla de las Puertas de Kislev

El Imperio es la nación humana más grande del Viejo Mundo. Los poderosos ejércitos del Emperador forman el bastión que contiene a las hordas Orcas y a las del Caos, evitando la invasión del resto del continente.

Desde su fundación por parte del dios guerrero Sigmar, el Imperio ha resistido invasiones terribles, plagas devastadoras y guerras civiles. Durante 2.500 años ha sobrevivido al derramamiento de sangre y a la barbarie gracias al valor y la disciplina de sus ejércitos.

Los ejércitos del Imperio son profesionales, disciplinados y están dirigidos por algunos de los mejores generales de la historia. Los soldados del Imperio, enfrentados a ataques desde todas las fronteras, defienden a la humanidad contra incontables invasores. El típico ejército imperial se organiza alrededor de unidades de caballería pesada, como los legendarios Caballeros del Lobo Blanco o los nobles Caballeros de la Reiksguard. Estos guerreros de élite son apoyados por regimientos de infantería bien entrenada: los Espaderos, los Alabarderos y los Lanceros forman filas ordenadas para defender su tierra natal; y los Arcabuceros y los Arqueros proporcionan fuego de apoyo para reducir el número de enemigos que avanzan. La pesada artillería, en la retaguardia del ejército, abre enormes agujeros en las formaciones enemigas antes incluso de que se acerquen a las tropas imperiales.

Bretonia

Caballeros del Reino Bretonia cargando contra Skavens por Adrian Smith.jpg

Los Caballeros del Reino de Bretonia cargan contra los Skavens.

Los caballeros bretonianos son temidos y respetados en todo el mundo. Son hombres valerosos y de honor además de guerreros excepcionales y guardianes de su tierra, una nación que antaño fundaron sobre los ideales más heroicos. En el nombre de la Dama del Lago y por la gloria del duque y el rey abaten a todos los enemigos en el campo de batalla, pues nadie puede detener su gloriosa carga.

Son un pueblo belicoso y valiente, siempre dispuesto a presentar batalla como medio de salvaguardar su honor y su orgullo. Cualquiera que ose invadir su territorio sentirá la furia de sus poderosos caballeros y pocos enemigos son capaces de igualar su destreza en terreno abierto. Los caballeros pasan por diferentes etapas que los distinguen en rango: los más jóvenes se denominan Caballeros Noveles (dispuestos a probar su valía); los Caballeros del Reino son los defensores de la tierra; los Caballeros Andantes son guerreros errantes con una misión sagrada, encontrar el Grial; y los Caballeros del Grial son aquellos que han tenido éxito en su búsqueda y de algún modo se han imbuido de su poder místico y han conseguido una gran longevidad. Algunos caballeros acuden a la batalla a lomos de nobles pegasos y sobrevuelan el campo de batalla para lanzarse sobre sus enemigos. Cuando los caballeros de Bretonia marchan a la guerra, les acompañan los Hombres de Armas, así como una leva de Arqueros Campesinos que están bajo su servicio. El ejército bretoniano, con sus bardadas monturas y sus coloridos escudos de armas, es una visión imponente en un campo de batalla.

Otras naciones

Murallas combatiendo mercenarios y skavens.jpg
  • Tilea - Al sur del Imperio y de Bretonia se encuentran las tierras de Tilea. Los tileanos son bellacos y rufianes que ofrecen sus servicios como mercenarios cuando no hay guerras en su propio país; ya que, en esta tierra, cada ciudad es un principado independiente que mantiene una feroz rivalidad con sus vecinos. Cada uno de los Príncipes Mercaderes solo mira por sí mismo y por incrementar sus riquezas; y solo desea desea apuñalar por la espalda o envenenar a sus vecinos, todo ello mientras extiende la mano en señal de amistad. A pesar de todo, los tileanos son gente culta, expertos artistas y excelentes marineros.
  • Kislev - La tierra de Kislev se encuentra al norte y al este del Imperio. Si viajas al este de los densos bosques, estos dan paso a las amplias estepas que se extienden hasta las estribaciones de las Montañas del Fin del Mundo. Al Norte se encuentra el desolado Territorio Troll y, más allá, las regiones próximas al Caos. Se dice que los inviernos kislevitas son largos y duros, ya que una capa de nieve cubre la tierra y los enemigos nunca están demasiado lejos. Kislev suele ser considerado un lugar atrasado y bárbaro comparado con el Imperio y las tierras del Sur. La mayoría de los súbditos del zar son fieros jinetes nómadas y cazadores en vez de granjeros o comerciantes. A lo largo de su historia, Kislev se ha visto asediado por terribles enemigos: el Caos por el Norte, los Hobgoblins por el Este y los Orcos y Goblins de las Montañas del Fin del Mundo. Y, cuando estos enemigos no dan problemas, los boyardos de Kislev suelen luchar entre ellos. Durante muchos años los zares de Kislev han gozado de la amistad del Emperador y también han mantenido una buena relación con los Enanos. La actual gobernante es la zarina Katarin, una poderosa hechicera a la que se conoce como la Reina de Hielo de Kislev. Entre los kislevitas existe la tradición de que todas sus reinas son poderosas hechiceras y se dice que la zarina Katarin es la más poderosa de su linaje. En la antigüedad, los ejércitos de las reinas Khan anteriores a los zares estaban compuestos por guerreros a caballo procedentes de tribus nómadas. En la actualidad la caballería sigue componiendo el grueso de los ejércitos kislevitas. Los caballeros llevan unos adornos en sus sillas de montar con plumas enormes y una indumentaria que a los habitantes de las tierras del Oeste les resulta de bárbaros. Las tropas de infantería del ejército suelen cumplir las funciones de guardias, aunque son luchadores decididos y utilizan largas hachas y arcos en combate. El ejército kislevita incluye algunas tropas desconocidas para los habitantes del Imperio o Bretonia. Se trata de unos carros de guerra con laterales de madera, verdaderas fortalezas móviles que transportan a los guerreros. En las amplias estepas, estos carros sirven de puntos de defensa y protegen a los ejércitos en sus campamentos. Una de las unidades menos habituales que componen los ejércitos kislevitas son las tropas formadas por los señores de las bestias y sus osos domesticados. Estos señores de las bestias son individuos notables que tienen el poder de conducir y controlar a estas feroces criaturas.
  • Estalia - Esta pequeña nación, situada al oeste de Tilea y al suroeste de Bretonia, está dividida en varios reinos pequeños desde hace siglos. Al norte están los reinos de las Montañas Irrana, habitados por feroces montañeses cuyas sólidas fortalezas vigilan los pasos, mientras que los reinos a lo largo de la costa son estados comerciales prósperos. Las ciudades estalianas son de construcción sólida y bien fortificadas, y en general son de fundación más reciente que las del norte. Estalia está dominada principalmente por dos ciudades portuarias: Bilbali al norte y Magritta al sur. La rivalidad entre las dos, y con sus vecinos tileanos, ha perdurado durante siglos.
  • Arabia - Este es un gran territorio principalmente desértico, situado al oeste de Nehekhara y al norte de las selvas de las Tierras del Sur. Sus habitantes están divididos entre diversos califas, jeques, emires y tribus nómadas, que se enfrentan constantemente entre sí a pesar de deber una lealtad teórica al Sultán de Arabia. El ejército árabe se basa en grandes unidades de lanceros y arqueros a pie reforzados por Guardias de Arabia armados con cimitarras. Los caballos son muy apreciados por el pueblo de Arabia, por lo que cuentan con una amplia variedad de unidades montadas: ligeros Jinetes del Desierto y pesados "Caballeros Árabes", así como Jinetes de Camellos adaptados a los desplazamientos por el seco Gran Desierto de Arabia. De las tierras de sotobosque al sur de este desierto proceden los elefantes, que también son usados por los guerreros árabes como montura. Los hechiceros de Arabia se especializan en el arte de encadenar espíritus de viento a alfombras para hacerlas volar, por lo que es muy común ver unidades de soldados montadas en estas Alfombras Mágicas. Sus generales pueden montar en elefantes o en camellos, y se sabe que algunos tienen acceso a mosquetes de pólvora muy parecidos a los Mosquetes Jezzail de los Skavens. Los magos árabes son también una pieza clave de sus campañas, ya que intentan conjurar Djinns para que obedezcan su voluntad y manipulen los elementos y el desierto para hacer daño al enemigo.
  • Catai - Catai (en ocasiones escrito Catay o Cathay) es un gran imperio humano situado en las lejanas tierras del Este del mundo conocido. Catai está constantemente en guerra con el Khanato Hobgoblin al Este de las Montañas de los Lamentos y con los Bárbaros del Caos del Norte. Al norte de Catai existe un gigantesco muro de varios miles de kilómetros de longitud, conocido como "El Gran Bastión", para mantener alejadas a las incursiones de los bárbaros de los Desiertos del Caos del Norte.
  • Nippón - El inescrutable imperio oriental conocido como Nippón está gobernado por un solitario y semidivino emperador, pero el poder real está en manos de los muchos señores de la guerra feudales o "samurais". Estos nobles guerreros gobiernan los grandes dominios y dirigen ejércitos en las frecuentes batallas que tienen entre ellos. Nippón es un reino situado en una isla al este de Catai, y dispone de un poder marítimo notable.
  • Reinos de Ind - Ind es una gran península situada al sur de las Montañas de los Lamentos y al suroeste de Catai. Los gobernantes de Ind viven en lujosos palacios mientras que la gente normal es pobre y muy supersticiosa. Los habitantes de Ind veneran a más de mil dioses, entre los que se conoce a la Diosa de los Cien Ojos, a Gilgadresh y a Brahmir, una deidad de cuatro brazos que infunde un terror ancestral a los servidores de los Dioses Oscuros. En esta tierra viven multitud de criaturas humanoides, siendo la más conocida una raza de hombres tigre que habitan en lo profundo de sus junglas, descritos como nobles pero veleidosos, ya que tan pronto protegerán un poblado del enemigo como lo arrasarán por completo sin razón aparente, con lo que se les suele venerar y dejar ofrendas para aplacar su furia.

Elfos

Altos Elfos

Ejército Altos Elfos 8º Edición.jpg

Los Altos Elfos se despliegan para rechazar una incursión del Caos en Ulthuan.

"Aunque nuestra tierra natal se ve asediada por todos sus frentes, resistiremos como nuestros antecesores lo hicieran antes que nosotros. En estos tiempos oscuros, mientras nuestros corruptos hermanos asaltan nuestras costas, resistimos desafiantes y saldremos victoriosos. Pues somos los Asur, la verdadera estirpe de Aenarion; y Ulthuan nunca caerá."
Príncipe Tyrion, Defensor de Ulthuan

Los Elfos son una raza ancestral y orgullosa que ha perfeccionado sus conocimientos bélicos y mágicos con el paso de los siglos. Mientras las primitivas tribus humanas se dedicaban a luchar entre ellas, los Altos Elfos ya navegaban por los océanos y trazaban cartas estelares. Han contemplado el surgimiento y la caída de imperios y, con denodada ferocidad, expulsan a todo aquel que intenta conquistar su tierra natal, la isla de Ulthuan.

Un ejército Alto Elfo desplegado para el combate es una visión impresionante. Los regimientos de Lanceros y Arqueros, formados por ciudadanos-soldado, se organizan en profundas formaciones y en disciplinadas filas; y sus armaduras de ithilmar brillan en los ojos de sus enemigos. La magnífica caballería de los Altos Elfos, como los Yelmos Plateados o los Príncipes Dragón, alzan sus lanzas preparándose para cargar. Esto, combinado con la potencia de disparo de una máquina de guerra tan letal como el Lanzavirotes de Repetición, hace que muchos ejércitos sean aniquilados incluso antes de llegar a la vanguardia de los Altos Elfos.

Elfos Oscuros

Guerreros Elfos Oscuros contra Bárbaros del Caos.jpg

Los Elfos Oscuros marchan contra los brutales Bárbaros del Caos.

"Daremos buena cuenta de nuestros enemigos con el afilado acero de nuestras armas y la frialdad de nuestros corazones. Los débiles mueren, solo los fuertes prevalecen y ninguno será perdonado. Entonces, y solo entonces, nuestros enemigos conocerán el verdadero significado del miedo."
Malekith, Rey Brujo de Naggaroth

Desde su oscura torre en la lejana tierra de Naggaroth, el Rey Brujo siembra el terror en el corazón de todas las razas del mundo. Fríos y despiadados, sus ejércitos de Elfos Oscuros efectúan multitud de incursiones para capturar miles de esclavos. Cada día, cientos de esos esclavos acaban siendo sacrificados en los altares del oscuro dios Khaine, el Señor de la Muerte.

Los Elfos Oscuros marchan al combate desde sus seis amenazadoras y fortificadas ciudades para esclavizar a las gentes libres. El grueso de un ejército Elfo Oscuro está compuesto por guerreros reclutados de entre los habitantes de las ciudades de los Elfos Oscuros. Efectúan sacrificios de sangre en nombre del Rey Brujo, y los cuerpos de sus víctimas siembran los campos de batalla. Nadie se salva de la ira de un ejército Druchii, ya que la piedad es un ideal más allá de su comprensión.

Elfos Silvanos

Ejército Elfos Silvanos 8ª edición.jpg

Los Elfos Silvanos, liderados por el semidiós Orión, emboscan a un ejército imperial que se ha atrevido a entrar en sus dominios.

"Athel Loren no sufrirá la presencia de los hombres, los Orcos, los Enanos o los Hombres Bestia. Si un enemigo osa poner uno solo de sus pies en suelo sagrado, será lo último que haga."
Scarloc, uno de los que camina entre la niebla

En las profundidades del espeso y mágico Bosque de Loren se encuentran los místicos claros de los Elfos Silvanos. Aunque los ejércitos de Elfos Silvanos incluyen formidables lanceros y veloz caballería, es la habilidad de los arqueros lo que constituye su auténtica fuerza. Son famosos por su habilidad para eliminar al enemigo con sus disparos. Para proteger el bosque de cualquier invasión, los Elfos Silvanos tienen la ayuda en combate de los mágicos seres del bosque: las Dríades y los poderosos Hombres Árbol emergen de su profundo sueño para vengar cualquier intrusión en su reino.

Enanos

Diskwars twin cover by diegogisbertllorens-d7921i9 Enanos Condes Vampiro.jpg

Los clanes Enanos, liderados por el Gran Rey Thorgrim Custodio de Agravios, se enfrentan a los Condes Vampiro.

"Luchamos para defender nuestro reino. Luchamos para defender nuestros clanes; pero, lo que es aún más importante, luchamos para defender nuestro honor. Nunca olvidaremos los tormentos que hemos sufrido y, por ello, cada uno de nuestros enemigos pagará con su sangre la que derramaran nuestros ancestros. Porque somos los Hijos de Grungni: solos somos como rocas, pero unidos poseemos la fuerza de una montaña."
El Rey Enano Alriken en la defensa de Karak-Hirn

En el corazón de las montañas, los Enanos han establecido su ancestral imperio. Rodeados por todo tipo de viles enemigos, están en un constante estado de guerra desde hace siglos.

Los Enanos son una raza antigua, orgullosa y ceñuda. Su infantería de pesadas armaduras se ha ganado el merecido respeto de cualquier enemigo que se haya enfrentado a ella. Los guerreros Enanos son legendarios por su testadurez a la hora de defender sus montañosas tierras natales, pero también lo son por sus feroces ataques. La artillería de los Enanos se considera una de las más poderosas y destructivas del mundo conocido. Los legendarios Ingenieros Enanos han desarrollado muchas máquinas de guerra únicas e ingeniosas, como los Girocópteros y los Cañones Lanzallamas. El ejército Enano no dispone de hechiceros, ya que los Enanos no tienen aptitud alguna para la magia. En vez de ello, graban runas mágicas en sus armas, confiando en que el poder de estos símbolos les ayude en combate.

Hombres Lagarto

Imagen 8ª Hombres Lagarto vs Guerreros del Caos.jpg

Los Hombres Lagarto purgan con fría furia a los adoradores del Caos de sus Ciudades-Templo.

"En la era del tricentésimo ciclo de este mundo, las dos lunas se unirán e invocarán al dios roedor y a sus malignas criaturas para propagar la plaga y la pestilencia por la tierra llamada Lustria."
Extracto de la Profecía de Sotek

Desde las profundidades de las vaporosas junglas de Lustria se aproxima un ejército terriblemente fiero. Comandado por los más poderosos hechiceros del mundo, los Magos Sacerdote Slann, los ejércitos de Hombres Lagarto son una fuerza temible a tener en cuenta. Estos ejércitos están basados en los lentos pero brutales Saurios, los rápidos y ágiles Eslizones, en los también lentos pero muy poderosos Kroxigores y demás bestias de guerra de sangre fría.

Las jabalinas y flechas envenenadas de los Hombres Lagarto expulsan a aquellos que pretenden robar los tesoros de su olvidada civilización. A menudo, viajan a otros continentes para recuperar tesoros que, en justicia, pertenecen a sus ancestros; y castigarán ferozmente a cualquiera que se atreva a interferir en sus asuntos.

Fuerzas del Caos

Desiertos del caos.jpg

En el lejano norte de las tierras del Viejo Mundo, Naggaroth y Catai se extiende la región conocida como el Reino del Caos. Este es el hogar legendario de los dioses inmortales y, según se dice, de cosas infinitamente peores que los dioses: las innumerables e innombrables monstruosidades que habitan las llanuras eternas. En realidad, resulta mucho más incomprensible de lo que se puede llegar a expresar con palabras. En términos de mero entendimiento humano, con la leyenda basta.

Si un cartógrafo describiera un círculo con un compás alrededor del polo norte del globo cuya circunferencia pasara por la orilla norte del Mar de las Garras, dicho círculo serviría para demarcar los límites de los Desiertos del Caos o Tierras del Norte. Los humanos de las Tierras del Norte rinden culto a un sinfín de dioses distintos y cada tribu posee sus propias deidades y espíritus, pero todas ellas adoran a los cuatro grandes Dioses del Caos y los consideran los maestros de los dioses menores. Estos cuatro Poderes Ruinosos son: Khorne, el Dios de la Sangre, Nurgle, Señor de la Descomposición, Tzeentch, El Que Cambia las Cosas, y Slaanesh, el Príncipe Negro.

Demonios

Demonios principal.jpg

Demonios de Khorne, Nurgle y Tzeentch acorralan a los Altos Elfos.

Los Demonios son engendrados mediante la siniestra magia allá en los Desiertos del Caos, y causan terror en los corazones de los mortales. Dirigidos por siniestros Señores y malignos Príncipes, pretenden corromper a la humanidad y controlar el Viejo Mundo. Los Desangradores de Khorne matan por su señor; mientras que las Diablillas de Slaanesh conducen a los mortales hasta su muerte, un sacrificio a su cruel amo. Los poderes de Tzeentch retuercen y deforman la magia para utilizarla contra sus víctimas; mientras que los seguidores de Nurgle extienden las enfermedades por donde quiera que pasan. Desde luego, hace falta un general muy valiente para dirigir a las tropas contra una horda de Demonios, ya que son completamente diferentes a cualquier ejército mortal, pues poseen poderes mágicos y una fuerza inhumana.

Guerreros del Caos

Adrian Smith Imagen Portada Guerreros del Caos 8ª Edición.jpg

Un Señor del Caos de Khorne se alza triunfante.

"Temedme mortales, ya que soy el Ungido, el Hijo Favorito del Caos, el Azote del Mundo. Los ejércitos de los Dioses van tras de mí, y por mi voluntad y mi espada, vuestras débiles naciones caerán."
Archaón el Elegido, Señor del Fin de los Tiempos

Los siniestros Guerreros del Caos descienden de los Desiertos del Norte, y a su paso no queda más que destrucción y cadáveres. Estos guerreros de pesada armadura blanden crueles armas; y muy pocos se atreven a interponerse en el camino de estos sanguinarios seres. Al frente del avance de un ejército de Guerreros del Caos se hallan los poderosos Caballeros del Caos, capaces de arrasar a cualquier unidad que se ponga al alcance de su carga. Las hordas de Bárbaros del Caos, salvajes del norte, se unen a estos invasores; al igual que los monstruosos Ogros Dragón y toda clase de viles criaturas creadas por los mutantes poderes de los Dioses del Caos.


Hombres Bestia

Clint Langley hombres bestia.jpg

Los rebaños de los Hombres Bestia cargan contra las endebles filas imperiales.

"Cuernos y pezuñas: el poder está ahí. No en los debiluchos de piel suave, ni en los torpes pieles verdes, ni en los retorcidos Elfos. Gor es fuerte. Gor dice la verdad. ¡Gor los matará a todos, los sacrificará a los dioses!"
Gorthor el Cruel, Caudillo de los Hombres Bestia

Innumerables hordas de Hombres Bestia, verdaderos hijos del Caos, habitan en lo más profundo de los bosques del Viejo Mundo. Emboscan a los más débiles y atacan sin previo aviso; los Hombres Bestia son una plaga para el mundo civilizado, unos asesinos que se ensañan con sus víctimas antes de desaparecer de nuevo en la espesura de los bosques.

Los Hombres Bestia ansían la matanza. Los cornudos Gors salen de los oscuros bosques para matar y destruir en el nombre de sus malignos dioses, y disfrutan con el derramamiento de sangre. Los poderosos Señores Minotauros blanden gigantescas hachas mientras se unen a la carnicería. Los carros con cuchillas, tirados por poderosos Tuskgors, se abren paso entre las filas enemigas dejando un rastro de cuerpos.

Skavens

Horda piojosa por Daarken Skavens.jpg

Animados por el lúgubre tañido de la Campana Gritona, los Skavens marchan a la guerra contra los habitantes de la superficie.

"¡Mata-mata!"
Queek, Señor de la Guerra Skaven

Los Skavens son una raza de malignos hombres rata que habita en el subsuelo del Viejo Mundo. Roen las raíces de la civilización mientras urden sus planes y se preparan para el día en que sus incontables hordas se lanzarán sobre la superficie de la Tierra. Lo único que los mantiene alerta son las constantes luchas internas entre los clanes que componen su sociedad, pero llegará el día en el que los Videntes Grises, que hablan en nombre de la Gran Rata Cornuda, lograrán unir todos los clanes y conducirlos a la inevitable victoria.

Cuando deciden que ha llegado el momento de acabar con sus enemigos, los Skavens salen al ataque formando hordas enormes desde su laberinto de túneles subterráneos, aplastando cualquier oposición mediante la pura superioridad numérica. En la batalla, sus enormes regimientos están rodeados de extrañas máquinas de guerra; como, por ejemplo, los letales lanzallamas de disformidad o la Rueda de la Muerte. Los Asesinos Skavens son maestros de la traición, y atacan al corazón del ejército enemigo.

Enanos del Caos

Irondemon.png

Demonio de Hierro de los Enanos del Caos, una terrible máquina capaz de arrastrar piezas de artillería sin descanso hasta el siguiente objetivo de la ira de Hashut.

Hace muchos miles de años, cientos de colonos Enanos emigraron hacia el Norte y el Este. Recorrieron las altas cimas de las montañas, siguiendo el rastro de los yacimientos de minerales y gemas preciosas. Estos Enanos llegaron a las mesetas del lejano Norte más allá de las Montañas del Fin del Mundo, a las que denominaron Zorn Uzkul, la Tierra del Gran Cráneo.

Los Enanos del Oeste creyeron que sus hermanos del Este habían desaparecido, destruidos por la Gran Catástrofe, la primera incursión del Caos. Pero estaban equivocados. El Caos no aniquiló a los robustos colonos Enanos, sino que provocó un terrible cambio en ellos, transformándolos en Enanos del Caos.

Pieles Verdes

Orcos batalla subterranea Enanos.jpg

Los Orcos expulsan a los Enanos de sus ancestrales fortalezas.

"Voy a hazeros fozfatina. Voy a machakaroz todoz los huezoz. Voy a kemar todoz vueztros puebloz y ziudadez. Voy a hazer un gran fuego en el que oz toztaré. Voy a golpear vueztraz kabezaz, voy a romper vueztras karaz y zaltaré y zaltaré zobre lo ke kede de vozotroz. Y zerá entonzez kuando entendáiz lo ke kiero dezir."
Grimgor Piel'ierro, Kaudillo Orco Negro

Los Orcos y Goblins son el azote del mundo y forman un alud interminable de feroces incursores. Por cada ¡Waaagh! que es derrotado en el campo de batalla, otro aparece para labrar un sendero de muerte y destrucción. ¡Los Orcos y Goblins viven para combatir!

Los Orcos y los Goblins disponen de una enorme diversidad de tropas, quizás más que ningún otro ejército. Los Orcos destacan en el combate cuerpo a cuerpo, y se vanaglorian de tener algunos de los guerreros más feroces del mundo. Los Jinetez de Jabalí Orcos y Orcos Zalvajes son temidos por la rapidez y el poder destructivo de sus cargas. Los poderosos Orcos Negros marchan al frente de cualquier ataque, utilizando su gran tamaño y fuerza para lograr un efecto brutal contra cualquier enemigo al que se enfrenten. Los Goblins, de menor tamaño que sus parientes los Orcos, utilizan la superioridad numérica, junto a la astucia, para derrotar a sus enemigos. Con el apoyo de muchas extrañas criaturas (como, por ejemplo, los repugnantes Trolls o los enormes Gigantes) y con una insaciable sed de combate, una horda de Orcos y Goblins es una fuerza muy poderosa.

Reinos Ogros

Reinos Ogros emboscada Caravana Karl Kopinski.jpg

Una banda de Ogros asalta una caravana de Kislev.

"¡APLASTA! ¡PISA! ¡MATA! ¡MASTICA! ¡DESTROZA!"
Olag Cascacráneos, Déspota

En el lejano Este del Viejo Mundo se encuentran los salvajes Reinos Ogros. Entre las heladas y desoladas Montañas de los Lamentos viven los Ogros, monstruos feos y violentos que matan y devoran todo aquello que se pone a su alcance. Un solo Ogro tiene la fuerza bruta suficiente como para destruir una granja o un pueblo, mientras que sus destartalados ejércitos que abandonan sus hogares para encaminarse hacia el Oeste son lo bastante poderosos como para destruir imperios enteros.

No Muertos

Reyes Funerarios

Ejército Reyes Funerarios.jpg

Las esqueléticas legiones de Nehekhara se alzan para destruir a los ladrones de tumbas.

"Los relámpagos hendirán el cielo, los ríos bajarán convertidos en sangre y la guerra sacudirá la tierra. Las legiones de los reyes de antaño se alzarán de sus tumbas, la muerte guiará sus pasos y su único propósito será conquistaros."
Settra el Imperecedero, Rey Eterno de Nehekhara

Durante miles de años han descansado en sus mausoleos. Pero ahora han despertado del Sueño de los Muertos. Los antiguos reyes de Nehekhara se levantan de sus tumbas para vengarse de todos aquellos que han interrumpido su letargo. Los ejércitos de los Reyes Funerarios, leales incluso después de muertos, marchan junto a sus señores para reclamar los reinos que les han usurpado.

Condes Vampiro

Guerra Condes Vampiro Imperio.jpg

Un señor Vampiro pone en jaque la supervivencia del Imperio.

"Y se levantarán de sus tumbas para marchar contra el mundo de los vivos. Todos y cada uno de los mortales que caigan servirán para aumentar aún más su número hasta que sólo reine el mundo de la oscuridad. Solamente entonces los humanos se darán cuenta del orden eterno que yace con la paz de la no muerte."
Extraído del Grimorium Necronium, capítulo XII, El Libro de W'soran

En la oscuridad de sus torres y castillos, los Vampiros, gobernantes inmortales de los diabólicos No Muertos, despiertan de su sueño vastas legiones de Zombis y Esqueletos y conjuran criaturas siniestras y seres etéreos del más allá para marchar a la guerra con la intención de acabar con todas y cada una de las razas del Viejo Mundo.

Cuando las fuerzas de los Señores de los Vampiros marchan a la guerra, el mundo se echa a temblar. Los No Muertos se cuentan entre las criaturas más peligrosas del mundo conocido. Ligados a la fuerza de voluntad de uno de los Señores de los No Muertos, se consideran un enemigo feroz y poderoso. No puede razonarse con ellos ni se les puede sobornar o coaccionar. No conocen el miedo ni la piedad. No necesitan descansar, ni el calor de un buen fuego, ni saciar su sed ni ingerir una buena comida y, mientras siguen avanzando, sus filas se refuerzan con los cuerpos y las almas atrapadas en este mundo de los que antes fueran sus adversarios. Lo único que temen son los rayos del sol, pues son una maldición para los de su especie que les quema sus impías carnes y, con el tiempo, acaba destruyendo a estas abominaciones antinaturales. Pero eso no sirve de ayuda cuando los Señores de los Vampiros se preparan para la batalla, ya que todos ellos pueden utilizar sus poderes nigrománticos para conjurar nubes de tormenta, con las que se protegen a sí mismos y a sus servidores del aborrecido sol. Allí donde la muerte camina, va de la mano de la noche.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar