Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Zancaslargas

5.543páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Fecha de Fundación Desconocida
Zancaslargas.jpg
Detalles
Patrono Taal y Rhya
Fundador Desconocido
Gran Maestre Ulrika Grunfrau
Sede Principal Desconocida
Área de Operaciones Desconocida
Especialidad Montaraces
Lema Desconocido
Colores Verde y marrón

De todas las órdenes famosas de los nueve cultos imperiales, la de los Zancaslargas es la más característica. Renuncian al uso de las pesadas armaduras de metal, escudos decorados y armas descomunales que suelen utilizar los demás templarios, y prefieren confiar en el sigilo y la destreza para vencer a sus enemigos. En vez de protegerse con pesadas placas y mallas que los ralenticen, visten armaduras de cuero. No empuñan mandobles, sino arcos largos y puñales afilados. Protegen los terrenos y arboledas sagradas de sus dioses, y todo el que los profane se enfrenta a los más implacables enemigos.

La OrdenEditar

Taal y Rhya sólo tienen una orden formal de guerreros, de modo que los Zancaslargas deben cumplir todas las tareas y obligaciones que desempeñan los templarios de los demás cultos. Como sus actividades giran en torno a la naturaleza, el rastreo y la colocación de trampas, muchos desacreditan a los Zancaslargas tachándolos de simples montaraces en lugar de miembros de una prestigiosa orden templaria. Sin embargo, los Zancaslargas se toman sus responsabilidades muy en serio y defienden con uñas y dientes los lugares sagrados que están bajo su cargo.

Todos los Zancaslargas recién admitidos deben prestar el voto de viaje, lo que les impide permanecer en un mismo sitio durante más de una semana. Vagan de una arboleda sagrada o santuario a otro, protegiéndolos y ayudando en las tareas de mantenimiento. Dado que muchas de sus rutas se solapas, los Zancaslargas se organizan en pequeños grupos llamados manadas. La jerarquía y organización de estas manadas son fluidas y cambian constantemente a lo largo de sus recorridos. El liderazgo de la orden es igualmente flexible, y cambia de forma regular según la necesidad. Las manadas combinan sus talentos para servir a sus dioses de la mejor forma posible. Por lo general son pacíficos, pero renuncian a su serenidad si descubren que un lugar sagrado ha sido profanado. A partir de ese momento consagran sus vidas y todos sus esfuerzos a perseguir a las alimañas responsables de semejante crimen.

CaballerosEditar

Los Zancaslargas son más parecidos a batidores que a caballeros. Son los amos de la Naturalezas acechan en bosques y tierras salvajes como espectros vengativos, persiguiendo a enemigos e intrusos sin ninguna piedad. Visten cómodas ropas de montaraz, normalmente con tonos verdosos y pardos para poder confundirse con el entorno. Los Zancaslargas prefieren el uso del arco y son célebres por su puntería, que sólo se ve superada por la de los elfos silvanos. Una de las primeras cosas que hace un templario de los Zancaslargas es personalizar su propio arco; a veces pasan semanas buscando los materiales apropiados y untándolos con hierbas y aceites sagrados. En combate, los Zancaslargas sólo se protegen con las armaduras más livianas, pues confían en el sigilo y la agilidad para evitar los golpes. Las ocasiones en las que se ven obligados a ponerse armaduras, optan por piezas de cuero oscurecidas con aceites y tintas para pasar desapercibidos entre el follaje. Muchos también se cubren el rostro y las zonas de piel que lleven al descubierto con tinturas verdes, marrones y rojas extraídas de plantas.

PersonalidadesEditar

  • Ulrika Grunfrau: La actual líder de los Zancaslargas asumió el mando de la orden cuando el anterior dirigente murió mientras cazaba a un caudillo hombre bestia en los bosques del norte del Imperio. Ulrika está decidida a seguir los pasos de su predecesor, y ha lanzado numerosas ofensivas en el Drakwald y el Bosque de las Sombras contra tribus de mutantes y hombres bestia, librando de su presencia innumerables santuarios y demás lugares sagrados de sus dioses. Algunos miembros del culto creen que Grunfrau está demasiado dispuesta a llevar la lucha a territorio enemigo, y que ello arriesga innecesariamente las vidas de los Zancaslargas cuando los suelos sagrados de Taal y Rhya ni siquiera corren peligro; pero muchos de sus compañeros coinciden en que nadie está completamente a salvo mientras haya hombres bestia y criaturas aún peores acechando en los bosques.

FuentesEditar

  • Warhammer Fantasy JdR: Tomo de Salvación (2ª Ed. Rol).

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar