Fandom

La Biblioteca del Viejo Mundo

Zandri

5.488páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Share

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Ciudad Reyes Funerarios Puerto por Chris Dien.jpg
El largo brazo de los Reyes Funerarios no se ve limitado a las interminables arenas del desierto, sino que también ha llevado la guerra hasta el mar no pocas veces. Al norte de la Tierra de los Muertos, donde se besan el Desierto y el Gran Océano, se encuentra la ciudad de Zandri, la más grande de las ciudades del norte de Nehekhara, cuyo puerto se alza en a la desembocadura del río Mortis.

Zandri fue la mayor potencia portuaria de todo el reino, famosa por su flota de galeras que le permitieron gobernar los mares. Actualmente, al igual que gran parte de Nehekhara, no es mas que un conjunto de vastas y extensas ruinas, Tanto la ciudad como la necrópolis han sufrido mucho con el paso de los siglos, en cambio, los mares de Zandri continúan teniendo su antiguo esplendor y por todo ello se la conoce como el Puerto del Terror.

DescripciónEditar

En otro tiempo, el Rey Amenemhetum, el Señor de los Buitres, gobernó esta ciudad y a sus gentes. Durante su reinado, fletó una gran flota y surcó los mares y los ríos para conquistar la tierra en nombre de Ualatp, el dios buitre. Su reino se extendía al Norte y, bajo su gobierno, Zandri se convirtió en un lugar próspero y fabuloso. Ahora la ciudad yace destruida y sus calles permanecen en silencio.

Aunque gran parte de los vestigios de Zandri se han perdido en el tiempo o se encuentran enterrados bajo las dunas, todavía hay una serie de puntos de referencia. La más conocida es la Biblioteca del Zandri, en la cual Amenemhetum llenó de conocimientos escritos de todos los rincones de su otrora extenso imperio. Otro lugar importante es el Salón de los Cielos, donde se consultaban a los sacerdotes del culto Mortuorio del Señor de los Buitres, para obtener conocimientos y profecías a través de las estrellas.

Pasillo templo Reyes Funerarios por Sven Bybee.jpg
Estos lugares de poder, entre otros, están protegidos por los generales de confianza de Amenemhetum: Príncipes y sacerdotes funerarios que se enfrentarían a muerte por segunda vez en lugar de fallar su imperdonable amo. La tumba del Señor de los Buitres, dentro la gran pirámide de Zandri desde donde gobierna Amenemhetum, es una necrópolis por derecho propio. La tumba es la sede indiscutible de su poder, y ninguno puede aspirar a profanarla. Tal es su orgullo que preferiría ver los monumentos de su ciudad reducidos a polvo y cenizas antes de que fuesen profanados por sus enemigos.

La costa que rodea el delta del río Mortis está plagada con los restos naufragados de numerosos barcos pirata, insensatos que han tratado de atacar Zandri convencidos de poder apoderarse de sus tesoros. En los puertos de la ciudad, situados en la boca del Gran Río Mortis, aún flotan antiguas barcazas que destellan con oscura energía mágica, tripuladas por Esqueletos que bogan en silenciosas hileras, al ritmo marcado por el retumbar de los tambores y el chasquear de, los látigos de sus capataces. A lo largo y ancho del cauce del Río Mortis, y del Gran Océano al norte, las Flotas Funerarias llevan el terror de Nehekhara hasta los más lejanos reinos.

Se dice que, al no necesitar comida ni agua, son capaces de atacar en cualquier rincón del mundo que deseen. Estas espeluznantes armadas viajan atestadas de legiones de Esqueletos y vengativos Reyes Funerarios, ansiosos por lograr nuevas conquistas y volver a casa bañados en sangre y cargados con los tesoros que, muchos siglos atrás, le fueron arrebatados a la propia Nehekhara.

HistoriaEditar

Situada al noroeste de Khemri, Zandri fue la primera ciudad construida en toda Nehekhara. Fundada por el rey Zakash, siglos antes del nacimiento de Settra, se dice que las letras y la escritura se inventaron aquí. La ciudad de Zandri veneraba especialmente a Ualatp, el dios buitre.

Zandri fue conquistada por primera vez por Settra, como el resto de Nehekhara. Aunque intento rebelarse en varias ocasiones, no fue hasta después de su muerte cuando la ciudad se libró del control de Khemri y siguió al príncipe Ahtaf I, que más tarde se convirtiría en rey. Años más tarde, rey Khetep conquistaría Zandri, al igual que toda Nehekhara, y su pueblo prosperó como nunca antes bajo su gobierno.

Cuando Nagash llegó al poder, Zandri, y las ciudades de Numas, Mahrak, Lybaras, Lahmia y Rasetra se aliaron en un intento por acabar con su tiranía (aunque Zandri y Numas eran inicialmente sus aliados). Zandri proporcionó mortales arqueros a la alianza, que jugaron un papel decisivo en muchas batallas. Tras la caída de Nagash, la alianza se fue fragmentando las ciudades volvieron a luchar entre sí.

Zandri sería conquistada tres veces más, primero por el rey Alkhazzar II y luego por Alcadizaar el Conquistador. Durante su reinado, Nagash acabaría con todo rastro de vida y despertara a los antiguos reyes y a sus ejércitos, pero sería asesinado por Alcadizzar. Libres del control del Gran Nigromante los reyes funerarios guerrearon entre sí, hasta que Settra despertó y volvió a conquistar Zandri.

Gobernantes de ZandriEditar

  • Rey Amenemhetum: Actual gobernante de la ciudad, en vida fletó una gran flota con la que conquistar y saquear tierras lejanas y la ciudad de Zandri prosperó. Cuando despertó, al contrario que otros reyes que peleaban entre sí por los restos de un Imperio en ruinas; él se contentó con detentar el título de Rey de los Océanos. Sus barcazas, aunque viejas, aún retienen la gloria de antaño. Aun muerto, el rey navega por las aguas acompañado de ejércitos de remeros esqueléticos que bogarán por toda la eternidad. Ninguna costa estela salvo y hasta el más avezado capitán de navío virará en redondo cuando divise a lo lejos esta fantasmagórica flora.
  • Rey Behedesh: Se consideraba el inventor de las catapulta Lanzacráneos que empleó en numerosa batallas tanto navales como en tierra firme. Ordenó a los sacerdotes que inscribieran jeroglíficos y que conjuraran un hechizo sobre los cráneos decapitados que empleaban como proyectiles para que estos infundieran el más puro terror en sus enemigos. Antes de morir ordenó que varias de estas catapultas fueran enterradas en su tumba, para que le proporcionase tantas victorias en la muerte como las había obtenido en vida.

FuenteEditar

  • Libro de Ejército Reyes Funerarios 6ª Edición
  • Libro de Ejército Reyes Funerarios 8ª Edición

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar